Publicidad

EE.UU amenaza con represalias a España y otros países si no retiran la 'tasa Google': las negociaciones están rotas

EE.UU amenaza con represalias a España y otros países si no retiran la 'tasa Google': las negociaciones están rotas
27 comentarios

Semanas después de que el Congreso respaldara la creación de la 'tasa Google' en España, lo que daba vía libre a su tramitación parlamentaria, Estados Unidos ha suspendido las negociaciones con España y otros países de la Unión Europea como Francia, Italia, a los que se había sumado el Reino Unido. Según el Financial Times, el país norteamericano ha informado a los países mediante una carta remitida por Steven Mnuchin, secretario del Tesoro.

El impuesto, llamado oficialmente "Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales", no iba a entrar en vigor oficialmente hasta el 20 de diciembre, e iba a tener carácter carácter transitorio, "hasta que se apruebe una normativa a nivel mundial o al menos europeo", pues la OCDE/G20 están también trabajando en ello.

Pero Estados Unidos abrió la investigación a España y a otros países, lo que amenazaba las posibilidades del impuesto, como ocurrió en Francia, que paralizó su aplicación, estando ya aprobado. Ahora, Estados Unidos amenaza a los países presentes en la negociación con establecer aranceles.

Estados Unidos sigue sin dar el brazo a torcer

Grandes tecnológicas

La idea de los países que han ido aprobando el impuesto era que se aprobara a nivel global o al menos en la Unión Europea. Lo primero se fijó un plazo más largo, y lo segundo no llegó a buen puerto. Ahora, en la carta de Mnuchin se apela a que hay otros asuntos prioritarios frente al impuesto, advirtiendo a los Gobiernos de que "deben concentrar su atención en manejar los asuntos económicos resultantes de la covid-19".

De la carta también se puede concluir que no es que Estados Unidos quiera un impuesto que grave menos a sus grandes tecnológicos, sino que no quiere ninguno, o al menos, que no lo quiere sin una negociación previa en la que poder marcar condiciones. "Estados Unidos sigue oponiéndose a impuestos de servicios digitales y medidas similares unilaterales" y "si los países eligen recaudar o adoptar dichos impuestos, Estados Unidos responderá con las adecuadas medidas proporcionadas".

Por el momento, en España no ha habido reacciones oficiales, pero desde Francia, Bruno Le Maire, ministro de Finanzas, ha confirmado que los países implicados en la negociación han respondido a la carta de Mnuchin, en la que mantienen que quieren establecer "un impuesto digital justo a nivel de la OCDE tan pronto como sea posible las conversaciones sobre el impuesto digital".

Otra reacción ha llegado de parte de Paolo Gentiloni, Comisario de Economía de la Unión Europea, que ha manifestado que "hay necesidad de un impuesto digital adaptado a la nueva realidad del siglo". Además, en respuesta a Estados Unidos, ha manifestado que "si la parada americana lo hizo imposible, la Comisión Europea pondrá una nueva nueva propuesta sobre la mesa".

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios