Publicidad

Google ha creado un software que crea algoritmos de inteligencia artificial y los hace evolucionar siguiendo el modelo de Darwin

Google ha creado un software que crea algoritmos de inteligencia artificial y los hace evolucionar siguiendo el modelo de Darwin
1 comentario

La inteligencia artificial está evolucionando, pero de forma literal, con 'supervivencia del más apto' incluida. Y es que investigadores de Google han estado tomando prestados conceptos de la teoría darwiniana para crear software de IA capaz de crear nuevas generaciones de inteligencia artificiales sucesivamente más perfeccionadas que sus predecesoras.

Hacer avanzar la IA requiere de tiempo: primero hay que crear redes neuronales, libremente basadas en la estructura de nuestro cerebro, y sus creadores deben dedicar meses trabajando en el modo en interconectar las 'neuronas' que las forman.

Aunque en los últimos años se ha conseguido automatizar algunas partes de esta tarea, su generación sigue limitada por el hecho de basarse en diseños realizados por humanos; y que, por lo tanto, reproducen los sesgos y prejuicios de éstos. Esto conlleva que "posiblemente [se esté] reduciendo el potencial de innovación" de la IA, según un paper publicado por Google Brain, la división de IA de la compañía del buscador.

Tranquilos, no es Skynet

Ahí es donde entra AutoML-Zero, un programa open source (tienes su código fuente en Github) creado por Quoc Le, científico de computación de Google, que es capaz de crear aleatoriamente y desde cero miles de nuevos algoritmos.

"Nuestro objetivo final es desarrollar conceptos novedosos de aprendizaje automático que incluso los investigadores no pudieron encontrar". Y es que los pasos en los que los humanos nos estancamos no tienen por qué afectar igual a un algoritmo al que no le hemos dado forma nosotros, sino el azar y la selección.

Una vez creados, los pone a prueba entrenándolos para realizar tareas sencillas (por ejemplo, de reconocimiento de imágenes) y evalúa su rendimiento, haciendo que los mejores pasen a una nueva fase del experimento. Tras eso, el código de los algoritmos se modifica ligeramente y de forma, de nuevo, aleatoria, para volver a someterlos a prueba.

Las variantes exitosas se incorporan al resto de algoritmos para que, al llegar a la tercera fase, el programa pueda ofrecer a sus creadores un 'catálogo' variado de algoritmos mejorados. (Aunque, bien pensado, esto, además del proceso de mutación inherentemente unido al de selección natural de Darwin, también tiene algo de la simbiogénesis de Margulis).

Estos procesos (creación, selección, 'simbiogénesis') se llevan a cabo en cuestión de segundos, lo que ha permitido a AutoML-Zero reproducir décadas de investigación en IA en cuestión de días a fuerza de 'hacer evolucionar' millones de algoritmos.

Ha llegado, incluso a "redescubrir" por su cuenta técnicas tradicionales de IA. Pero ahora quieren ir un paso más allá. "Este es un enfoque que nos emociona de verdad", explica Quoc Le: "descubrir algo realmente fundamental que llevaría mucho tiempo hasta que los humanos lo descubrieran".

Vía | ScienceMag

Imagen | Wikipedia

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios