El creador de Wordle rompe su promesa de no venderlo: el New York Times es su nuevo propietario

El creador de Wordle rompe su promesa de no venderlo: el New York Times es su nuevo propietario
1 Comentario

Lo que comenzó como una historia de amor, se transformó finalmente en un producto de más de siete cifras. Wordle ha calado en la gente, y cada día entran millones de personas para averiguar esa escurridiza palabra de cinco letras. No aprovechar la popularidad que el juego ha generado sería de insensatos, y así mismo, Wordle pasa ahora a las manos del New York Times por un precio que 'supera ligeramente las siete cifras'.

Josh Wardle, su creador, comentaba la jugada a través de una carta pública en Twitter, además del correspondiente artículo de su adquisición en el New York Times. Si bien ha sido un acuerdo que ha beneficiado a ambas partes, la historia sería distinta si hace unas semanas su creador no asegurara que 'nunca vendería Wordle'.

Un juego al que acceden millones de usuarios al día

Wordle pasa a formar parte del catálogo de juegos que ofrece el New York Times, acompañando a 'The Crossword', 'Spelling Bee', 'Sudoku', o 'The Mini', entre otros. Si bien desde el medio han asegurado que el juego seguirá siendo gratuito para nuevos y existentes jugadores, sí que han señalado la importancia de los juegos dentro de su estrategia de seguir amasando suscriptores. Y es que el New York Times tiene como objetivo alcanzar los 10 millones para 2025.

El juego que comenzaba con 90 usuarios el 1 de noviembre, se ha transformado en todo un hito internacional, haciendo que millones de usuarios dediquen unos minutos al día en resolver la palabra. Además, no han tardado en aparecer las copias no oficiales, así como variantes realmente divertidas.

En la carta escrita por Josh Wardle, recuerda que el New York Times jugó 'un gran papel' en la creación de su pasatiempos, ya que reconoció que su juego está inspirado en 'Spelling Bee', uno de los juegos que oferta el Times a sus suscriptores. Wardle 'admira' la propuesta del periódico en cuanto a sus juegos y el trato hacia los jugadores, asegurando que 'sus valores están alineados con los suyos'.

El Wordle español también da un giro inesperado

Daniel Rodríguez, el desarrollador que adaptó Wordle al español, aseguraba hace tan solo unos días que mantener Wordle 'no le costaba mucho', y que simplemente lo había hecho 'para que la gente se divirtiera un rato'. Entre sus planes no se encontraba ganar dinero con Wordle, y así ha sido hasta que la web ha comenzado a mostrar publicidad a sus jugadores. Sin embargo, la publicidad es opcional, por lo que podemos desactivarla a través de un interruptor que se localiza en los propios ajustes del juego.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio
Inicio