Compartir
Publicidad

Compró una Commodore Amiga cuando tenía 50 años y aprendió BASIC para crear estas obras de arte

Compró una Commodore Amiga cuando tenía 50 años y aprendió BASIC para crear estas obras de arte
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Samia Halaby es una pintora de 81 años famosa a nivel mundial. En 1985, cuando tenía 50 años, decidió comprar una Commodore Amiga 1000 para dar rienda suelta a su creatividad. Samia ha exhibido en museos tan prestigiosos como el Guggenheim y el Lincoln Center de Nueva York o el British Museum de Londres.

El canal de YouTube The Guru Meditation ha publicado un corto documental en el que se repasa la obra de esta artista y su relación con la Amiga 1000, un equipo que sigue utilizando a día de hoy:

Obras de arte que deben ser vistas en la Amiga 1000

Sorprende ya la primera declaración que hace Halaby al comienzo del vídeo, afirmando que ella vió a la Commodore Amiga como una "tecnología de nuestro tiempo" y (como tal) debe aprovecharse de ella para poder crear sus obras:

"Me influenció mucho la Bauhaus y la idea de utilizar un material para lo que es capaz de hacer. No utilizas un trozo de madera para hacer algo que debería haber sido creado con hierro, ese un principio a la hora de hacer arte. Me acerqué a la computadora por la naturaleza de lo que es capaz de hacer, la naturaleza de la programación […] Para mi fue una tecnología de nuestro tiempo. Si yo soy una pintora de nuestro tiempo, tengo que utilizar la tecnología de nuestro tiempo.

'Bird Dog' - Samia Halaby

En poco menos de 10 minutos asistimos a un viaje que nos lleva desde su nacimiento en 1936 en Jerusalén hasta la actualidad, visitando su estudio en Nueva York. Como vemos, su Commodore Amiga 1000 sigue funcionando y ocupa una parte importante en este espacio creativo.

"Aquí tenéis la Amiga 1000, que tiene 30 años. Comparada conmigo, es sólo una niña".

Vemos a Halaby manoseando sus antiguos disquetes y alabando el tipo de obras que podías crear con este equipo al aprender BASIC y C. Podemos ver algunas de sus obras, repletas de píxeles, colores y movimiento.

Es genial poder asistir al proceso creativo de una artista reconocida y que nos recuerden que lo importante no son las herramientas, sino lo que podemos hacer con ellas. El documental termina con una declaración también brillante:

"El hardware, la máquina en frente de mí es la obra de arte. Cuando quiero enseñar mi trabajo tengo que mostrarlo a través de este equipo, no puede ser visto en otra parte. La computadora en sí misma es el medio".

En Genbeta | ¿Nostalgia de los 80? Prueba este emulador de Amiga 500 en Chrome

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio