Publicidad

Por qué Amazon Prime Video es mejor que Netflix para ver series y películas (que estén en ambas plataformas)
Multimedia

Por qué Amazon Prime Video es mejor que Netflix para ver series y películas (que estén en ambas plataformas)

Durante el confinamiento, en Genbeta y en Xataka estuvimos prestando atención a la reducción de calidad de imagen que los principales servicios de streaming estaban aplicando para que el tráfico de Internet no se congestionara, pues desde la Unión Europea transmitieron que había riesgo de alcanzar mucha presión en la red. Finalmente no hubo problemas de ningún tipo, pero la reducción de calidad duró más tiempo del esperado.

Eso me dio la idea de comparar los principales servicios disponibles en España, para ver cuáles ofrecían mejor bitrate y con qué códec (H.265/HEVC, H.264/AVC, etc). El ganador fue claro: Apple TV+, seguido un tanto de lejos por Disney+, Netflix y Prime Video, en ese orden. Sin embargo, como ya comentamos, lo importante no solamente era el número, también el códec.

Prime Video y Netflix coinciden en algunos contenidos en Full HD: según nuestras pruebas, la calidad que brinda Amazon en ellos es mayor

En este sentido, he estado haciendo pruebas comparando contenidos disponibles en Netflix y en Amazon Prime Video, que son las plataformas que ofrecen mayor calidad de las que tienen muchos contenidos de distintas productoras (HBO, por desgracia, no puede ser tenida en cuenta para esto), y he observado que Prime Video es mejor en Full HD frente a lo que decían los números, gracias a que emite todos sus contenidos en HEVC/H.265, frente a Netflix, que por debajo de 4K emite en el viejo H.264, un formato menos eficiente y que a igualdad de bitrate, ofrece menos calidad.

H.264 vs H.265: qué dice la teoría

film

H.264 es un códec de alta compresión que comenzó a desarrollarse en 2003 y cuya última versión data de junio de 2004. Ha sido clave en el éxito de la alta definición, pues gracias a su compresión y calidad sobre MPEG-2, el códec usado en los DVD, ha permitido que existiera el Blu-Ray y el vídeo en streaming masivo de calidad.

Pero como todo, se acaba volviendo relativamente obsoleto, y para el vídeo 4K hacía falta un nuevo códec, el H.265 o HEVC (High Efficiency Video Coding). El H.265 va a asociado a esa resolución desde la llegada de las primeras TV 4K (realmente desde la primera generación de verdad preparada, porque antes no hubo contenido), y es el formato utilizado en el Blu-Ray 4K.

¿Por qué? La primera razón es simple: permite reducir hasta la mitad el espacio ocupado por archivos con calidad similar gracias a mejores algoritmos de compresión. A igualdad de tasa de bits o bitrate, la calidad del vídeo en H.265 es mucho mejor que en el viejo H.264, y los artefactos son mucho menos evidentes.

Con menor bitrate, como decíamos, ocupando menos, H.265 también es mejor hasta cierta ratio. Resulta ideal para 4K porque, pese a llevar fotogramas cuatros veces más grandes que los del Full HD, con bitrates como 15-25 Mbps se obtiene una calidad de imagen que sin ser la de un disco físico, es absolutamente disfrutable en Netflix, y sobre todo en Disney+ y Apple TV+. Aunque de cara al futuro ya hay una nueva guerra de códecs, es importante mencionar que H.265 está de sobra preparado para el 8K y las altas tasas de fotogramas.

Amazon Prime Video versus Netflix: qué ocurre en la práctica

Como decía al comienzo, he podido realizar pruebas con un Amazon Fire TV Stick 4K y con una TV LG OLED C9, tanto en las aplicaciones del Fire como en las nativas de la tele. Gracias a una herramienta para desarrolladores de Amazon, al ver el vídeo b (y el tipo de HDR, etc).

Con dicha herramienta he podido comprobar que incluso series antiguas como 'Stargate SG-1', presentes en Amazon sin resolución 720p siquiera (640 x 360), están codificadas en HEVC/H.265, tal y como se ve en el apartado códec de la información que da el Fire Stick 4K. En Netflix, por contra, todo lo que he podido probar por debajo de vídeo 4K es codificado en H.264/AVC.

Por encima, al usar H.265 se ven espléndidamente y en 4K ganan a Amazon gracias a su Dolby Vision. Quizá con otros dispositivos haya mejor soporte, pero en los muchos en los que he probado (también con portátiles PC y Mac, y en verano con el Apple TV 4K) me dicen que la realidad es como la describo.

Avc Netflix Todos los contenidos Full HD que hemos visto en Netflix están en AVC/H.264.
Hevc Amazon Todos los contenidos Full HD que hemos visto en Amazon Prime Video están en HEVC/H.265.

Para ver qué diferencias hay en la práctica, he comparado contenidos 1080p que se encuentren en ambas plataformas, como la serie de películas 'Oceans', 'Aquaman', 'Harry Potter' y 'V de Vendetta', entre otras como 'Friends', y en mi opinión, las diferencias son muy palpables, sobre todo al ser visionadas en televisores 4K de gran tamaño.

Las aplicaciones de Prime Video son peores, pero la calidad de imagen puede compensar. La saga de Harry Potter, por ejemplo, en Amazon está en 4K HDR, mientras que en Netflix solamente en Full HD.

Netflix presume de su compresión y logra maravillas, pero lo cierto es que con H.264 no logra acercarse a lo que Amazon logra con H.265 en vídeo FullHD. Es algo muy evidente en escenas oscuras, o en luminosas donde hay zonas en penumbra. Ahí, la naturalidad y la textura de las pieles en bitrates bajos como los que hablamos en Prime y en Netflix (4-6 mbps) brilla por su ausencia en escenas complicadas en Netflix, y se mantiene sorprendentemente bien en Prime.

Se nota en nitidez, pero también en artefactos. Con este bitrate nunca se pueden esperar maravillas, pero donde Prime Video a te da a veces una imagen homogénea y fija en cuanto a la continuidad del color y de la textura, Netflix te da un vídeo lleno de artefactos en movimiento. La diferencia llega a resultar dramática en detalle fino. Cuando hay un color sólido muy intenso reflejando en una cara de la piel, por ejemplo, a Prime le cuesta mostrar detalle, por ejemplo, pero en Netflix llega a lavarse por completo. Veamos ejemplos concretos. Es una pena que por cuestiones de DRM no podamos hacer capturas de pantalla, así que he optado por hacer fotos a la pantalla tratando de mostrar las diferencias que yo veía.

La compresión de Netflix en el contenido Full HD que hemos analizado destruye detalle como el grano de película e introduce artefactos que Prime Video solventa mucho mejor

El primer ejemplo es de 'Aquaman'. Primero veremos la foto que hice a la tele reproduciendo la versión de Amazon Prime Video y luego la de Netflix. Más allá de las variables que introduce que ambas fotos no salen igual, en el caso de Amazon veo que las arrugas de la piel están más perfiladas, y la piel en general tiene más textura. Además, en la barba se nota que Amazon retiene mucho mejor el detalle al comprimir. En movimiento, las diferencias se notan más. Para quien quiera hacer la prueba, se trata de la escena donde Aquaman está con su padre en el bar.

Aquaman 'Aquaman' en Amazon Prime Video.
Aquaman Netflix 'Aquaman' en Netflix

En la siguiente escena, he capturado la cara de George Clooney al comienzo de 'Oceans 11'. Sin quizá ser tan dramática la diferencia, pues para mí en el primer ejemplo lo es, en el pómulo que está a la izquierda de la nariz, en Amazon Prime Video observo que los poros de la piel se muestran con claridad, mientras que en Netflix, si bien el detalle no está mal, la imagen llega de cargada de una amalgama de artefactos que repito, en persona y en movimiento se aprecian mejor.

Oceans 11 Amazon 'Oceans 11' en Amazon Prime Video.
Oceans 11 Netflix 'Oceans 11' en Netflix. Artefactos en el pómulo

En otros ejemplos de la película se sigue apreciando. En esta pared que se encuentra en sombra, en el caso de Amazon Prime Video, el grano clásico de película se ve junto a las líneas de la pared, mientras que en Netflix, además de no apreciarse bien el detalle ni la separación entre los distintos azulejos, el grano queda destruido por los artefactos.

Pared Amazon 'Oceans 11' en Amazon Prime Video
Pared Netflix 'Oceans 11' en Netflix.

Otro ejemplo más donde se aprecia claramente en las letras de la parte inferior del cartel y en el detalle en sombra que está detrás de las columnas.

Amazon 1 'Oceans 11' en Amazon Prime Video
Netflix 1 'Oceans 11' en Netflix.

En escenas donde la cámara pone el énfasis en letras sobre un fondo liso, como la que veamos a continuación, se observa también perfectamente que el texto en Amazon está más limpio y detallado (pese a que la foto no es buena), mientras que en Netflix el detalle es más suave y el texto está rodeado de artefactos de compresión. Quizá no se aprecie demasiado bien la toma de Amazon, por los efectos de la pantalla que capta la cámara, pero el problema de Netflix se observa perfectamente.

Letras Amazon 'Oceans 11' en Amazon Prime Video.
Letras Netflix 'Oceans 11' en Netflix.

En la última comparativa que hemos hecho, en el primer capítulo de 'Friends', también se aprecia mucho más grano en la imagen de Amazon Prime Video que en la de Netflix. El grano de película puede no gustarnos, pero la realidad es que el Blu-Ray del que están extraídos los vídeos de ambas plataformas contiene ese grano y es como la serie se grabó, así que refleja mucho mejor la realidad. Podemos verlo tanto en la cara como en la chaqueta amarilla y en la prenda azul.

Desde que vi por primera vez Friends en alta definición, que fue en Netflix, he pensado que la imagen contenía muchos artefactos en las caras y estaban muy lavadas, a la vez. La cara de Phoebe es el ejemplo perfecto para darnos cuenta de ello.

Prime Netflix 'Friends 1x01'. Prime Video a la izquierda, Netflix a la derecha

En resumen, se agradecería que Netflix codificara todos sus contenidos de nuevo para ofrecerlos en H.265 o en códecs más modernos como AV1 o H.266, porque en películas y series de hace unos años y actuales ofrece una calidad de imagen inferior. Y no es un tema banal. Durante la cuarentena, mucha gente se quejó de la calidad de imagen de Netflix fuera del 4K, y ya sabemos que no era por no ser 4K, sino porque a una calidad ya de por si limitada, aplicaron grandes reducciones de bitrate, lo que lastró enormemente la experiencia.

Si el contenido es 4K, no hay problema, ahí los de Reed Hastings lo hacen muy bien y ofrecen Dolby Vision donde Amazon solamente ofrece, por lo general, HDR10.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio