La presión es real: hay gente durmiendo en las oficinas de Twitter para cumplir con Elon Musk. Y lo justifican

La presión es real: hay gente durmiendo en las oficinas de Twitter para cumplir con Elon Musk. Y lo justifican
16 comentarios

Pocas empresas tecnológicas están viviendo cambios tan repentinos y convulsos como los que está sufriendo Twitter tras confirmarse la adquisición de Elon Musk. El nuevo autonombrado CEO ha llegado con 44.000 millones de dólares del brazo para acabar con todo lo que cree que estaba mal. Y según hemos ido conociendo por buenas fuentes de Silicon Valley, quiero cambiarlo casi todo desde ya.

Periodistas como Casey Newton han contado que Musk pidió al equipo tener listo para hoy miércoles cambios en el sistema de verificación, por el que quería que a partir de ahora se cobrase 20 dólares mensuales como parte de la suscripción Twitter Blue. Más tarde, Musk confirmó que sí, Blue servirá para verificar cuentas, pero que también incluirá nuevas funciones y que finalmente partirá de 8 dólares. A esa nueva cifra llegó, por cierto, tras un regateo con Stephen King. Hasta ahora, el precio de Blue era de 4,99 dólares al mes.

Cambiará el número de cosas que podemos hacer si pagamos, pero lo que no ha cambiado desde la información de Newton es la previsible presión sobre el equipo de producto de Twitter, como muestra el hilo de Esther Crawford, directora de Product Management de Twitter, que justifica dormir en la oficina de la compañía.

Un vistazo a…
CÓMO DESCARGAR VÍDEOS de Instagram, Facebook, Twitter o TikTok en tu MÓVIL

Durmiendo en las oficinas de Twitter porque "hacer cosas difíciles requiere sacrificio"

El hilo de Esther Crawford confirma la foto que ella cita: que ha llegado a dormir en las oficinas de Twitter estos días, con un saco de dormir y antifaz. Crawford explica que "hacer cosas difíciles requiere sacrificio (tiempo, energía, etc.)", y dado que está en un puesto de responsabilidad, habla de dar ejemplo ante ellos estando ahí y de mantener al equipo desbloqueado.

La justificación para llegar a hacer algo como dormir en la oficina la hace partiendo de que "este no es un momento normal en el tiempo". "Estamos a menos de 1 semana de una transición comercial y cultural masiva. Las personas lo están dando todo en todas las funciones: producto, diseño, ingeniería, legal, finanzas, marketing, etc", afirma.

Estamos ante un caso de crunch, o como queramos llamarlo

Crawford dice que está "orgullosa de la fuerza y la resiliencia" del equipo tras esta "loca adquisición". Además, se muestra agradecida con que su familia entienda una situación así: "Hay momentos en los que necesito ir a toda marcha para esforzarme y esforzarme para cumplir".

Si no lo es, esta práctica laboral y su la defensa que una empleada hace de ella recuerda al crunch del que tanto se ha hablado en la producción de juegos como 'Cyberpunk 2077' o 'Red Dead Redemption 2'. Una práctica así nunca está justificada, y Musk se ha tomado su llegada a Twitter como si del lanzamiento de un nuevo producto revolucionario y esperado se tratara.

Temas
Inicio