Compartir
Publicidad

Silverlight y Flash, del estrellato a caer en el olvido

Silverlight y Flash, del estrellato a caer en el olvido
42 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En un mundo tan inquieto y cambiante como el de la informática, nada dura demasiado. En este artículo vamos a repasar la historia de dos tecnologías: Flash y Silverlight. Ambas y durante un tiempo, sobre todo en el primer caso, han sido imprescindibles, para pasar a un segundo plano con celeridad, estando condenadas a la extinción y su paso a la eternidad en el sentido que la define Arturo Uslar Pietri: La eternidad es esta permanencia de ayeres sin mañana en la memoria.

Dos tecnologías que han visto cercenada su historia de éxito por el empuje de los estándares abiertos, los problemas de seguridad, y la oposición de algunos grandes de Internet, que no han querido tener tanto gallo en el mismo gallinero.

Flash, de la animación al reino del vídeo

A finales de los 80 la incipiente industria del software vio una gran oportunidad en el mundo de la animación. Así aparecieron programas como Animator, de Autodesk, que funcionaba de forma tan decente como laboriosa sobre MS-DOS.

Vídeo | YouTube

Flash nació de la mano de Jonathan Gay, un programador al que de niño le apasionaban los LEGO, y cuando dejó de ser niño la creación de gráficos y el Pen computing. Gay comenzó desarrollando juegos, y pronto orientó sus esfuerzos a la creación de un editor gráfico.

Con esta idea fundó, junto a Charly Jackson, la compañía FutureWave Software a principios de 1993. El primer producto de la compañía, SmartSketch, tuvo una vida efímera porque el sistema operativo donde funcionaba, PenPoint OS dejó de existir.

Esto no desanimó a Gay, dando un giro a su idea para que funcionara sobre Macintosh y Windows, sistemas donde el software de creación de gráficos vectoriales ya se había establecido con programas de la talla de Illustrator, Freehand y CorelDraw.

La competencia era muy fuerte, pero no contemplaba la animación. Con este propósito en el horizonte, en 1995 Gay comenzó a trabajar en SmartSketch con la vista puesta en la animación y en la web. Así nació FutureSplash Animator en 1996.

Vídeo | YouTube

FutureSplash Animator tuvo buena aceptación y el espaldarazo de Disney Online y MSN. El otrora rey de los dibujos animados trabajaba entonces con un framework denominado Shockwave de la empresa Macromedia.

Pronto los dos proyectos se entendieron bien para trabajar juntos, hasta que finalmente Macromedia compró FutureWave Software a finales de 1996. FutureSplash Animator cambió su denominación comercial por Macromedia Flash.

En los años siguientes y hasta la finalización de la década, Flash se empleaó en la web para mostrar animaciones, con un éxito creciente. Macromedia Flash 5 debutó en el año 2000 con la incorporación del lenguaje Action Script, que aumentó las posibilidades de la plataforma Flash para crear interfaces y animaciones.

La capacidad de Flash para reproducir audio y vídeo potenciaron aún más su uso. En 2005 Adobe Systems Incorporated compró Macromedia e incluyó la plataforma Flash en su producto Adobe Creative Suite.

Vídeo | YouTube

Flash se había convertido en una potente herramienta para crear aplicaciones interactivas con un fuerte componente gráfico, así como en un estándar de facto en la creación de contenidos para la web.

El mismo año en que Adobe compró Macromedia, nació otro proyecto denominado YouTube, y con él se fraguó la explosión del vídeo en Internet, que utilizaba Flash como contenedor universal. La vieja herramienta de animación tomó otro camino y obtuvo aún más éxito.

La era móvil y el principio del fin

Flash was created during the PC era – for PCs and mice. Flash is a successful business for Adobe, and we can understand why they want to push it beyond PCs. But the mobile era is about low power devices, touch interfaces and open web standards – all areas where Flash falls short.

Steve Jobs - 2010

En 2007 se estrenó la película protagonizada por Javier Bardem, No Country for Old Men, que a nuestros efectos fue premonitoria de lo que sería el futuro de Flash. Ese mismo año Apple lanzó el iPhone y con ello quedó patente que el mundo de la movilidad no era país para el viejo Flash.

Flash tuvo la oportunidad de estar presente en el lanzamiento del mítico smartphone de Apple, pero su bajo rendimiento le apeó de un tren al que ya no se pudo subir. El rechazo de Apple, explicado en un documento firmado por Steve Jobs que pasará a la historia, Thoughts on Flash, sintetiza la verdad de una situación que era insostenible:

  • Adobe tenía una llave que otros actores de la web, como la propia Apple, Google, Microsoft, Mozilla, etc., no querían que tuviera.
  • Tecnologías de vídeo más modernas se estaban abriendo paso, como H.264.
  • Los constantes problemas de seguridad habían cuestionado el producto de Adobe.
  • La necesidad de descodificar por hardware los vídeos Flash consumía mucha batería.
  • Los estándares abiertos, como HTML5, pujaban fuerte por conquistar la web.
iPhone original + 3G + 4 + 5

Imagen | Yukata Tsutano

La decisión de YouTube de prescindir de Flash en su formato optimizado para móviles hizo el resto, dejando de ser imprescindible. En el tag "Flash" de Genbeta tenéis una crónica de cómo la plataforma de Adobe ha ido perdiendo gas en juegos, Soundcloud, rendimiento frente HTML5, los últimos apoyos como el de RIM, etc., hasta que la misma Adobe ha tirado la toalla en el desarrollo de Flash para móviles.

Aunque Flash aún conserva una buena presencia en la web, su ocaso como contenedor de vídeo parece imparable, y en el terreno de la animación web ha de enfrentarse a estándares abiertos como HTML5 y SVG; ahora ya es cuestión de tiempo.

Microsoft SilverLight

SilverLight ha sido el intento de Microsoft para tener su propio Flash. SilverLight nació en 2007 como un plugin para su navegador, capaz de gestionar contenido multimedia en la web. Habiendo debutado en el mismo año en el que el software al que pretendía emular iniciaba su ocaso, su vida no podía ser muy larga.

Vídeo | YouTube

Así ha sido, aunque entonces no se sabía y hubo quien se convenció de su potencial para llevarlo a otras plataformas. Es el caso de Miguel de Icaza y el proyecto de código abierto Moonlight para sistemas tipo *NIX, que no ha tenido continuidad.

Como en muchos aspectos de la web y el mundo móvil, Microsoft llegó tarde a la fiesta con el peligro latente de marcar territorio e imponer sus propias reglas, alejándose de los estándares. En un intento de penetrar en el mercado y no parecer el chico malo de la película, el Dynamic Language Runtime incluido en SilverLight está disponible en el sitio web CodePlex bajo la licencia denominada Microsoft Permissive License.

De poco le ha servido a la compañía de Redmond, que ha ido comprobando la escasa popularidad de su plataforma, a pesar de su posición dominante en el mercado de sistemas operativos para PC.

Mientras, algunos de sus bastiones, como Netflix, se han pasado a HTML5. Al igual que en el caso de Flash, y al margen de las virtudes y defectos del software, lo que se ha impuesto es la huida de las tecnologías propietarias en favor de los estándares abiertos. Microsoft ya le ha puesto fecha al cierre: mayo de 2021.

Vídeo | YouTube

Más información | The History of Flash (Jonathan Gay)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio