Un streamer quería retar a YouTube consiguiendo ser baneado en tiempo récord y finalmente lo logró: así lo hizo

Un streamer quería retar a YouTube consiguiendo ser baneado en tiempo récord y finalmente lo logró: así lo hizo
7 Comentarios

No es la primera vez que los focos van dirigidos a este creador de contenido. 'Ludwig' alcanzó un impresionante récord el año pasado en Twitch, consiguiendo más de 280.000 suscriptores a través de su 'subathon', donde el streamer realizaba retransmisiones en directo sin parar hasta alcanzar dicha meta. Poco tiempo después se cambió a YouTube Gaming, plataforma en la que actualmente hace sus directos.

Ahora el youtuber ha alcanzado otra meta, aunque en una dirección totalmente opuesta a la mencionada. Y es que durante el directo del pasado 12 de septiembre, Ludwig consiguió ser baneado de la plataforma en un tiempo récord: unos 90 segundos.

Un ban en tiempo récord

Este creador de contenido está bastante familiarizado con el ban. De hecho, tan solo tres días después de cambiar de plataforma, YouTube suspendió su retransmisión. Sin embargo, en este caso, Ludwig se lo quiso tomar como un reto para sus más de tres millones y medio de suscriptores en YouTube.

¿Y cómo lo consiguió? Bueno, en el directo lo intentó de varias formas. Para ello, puso un cronómetro, y comenzó a reproducir contenido multimedia restringido por derechos de autor. Lo intentó con Taylor Swift, con K-Pop, e incluso con el conocido "Babyshark". Sin embargo, nada fue tan eficaz como la combinación que podemos ver en el tweet.

El creador de contenido utilizó el opening "Fighting Dreamers" de Naruto y un resumen del partido de la Juventus de Turín contra el US Salernitana. En tan solo 91.61 su retransmisión se cortó con un mensaje de advertencia de YouTube referido a una "violación de políticas".

Aunque en el directo aparece únicamente la advertencia de YouTube, cuando los usuarios intentaban reproducir el vídeo generado del directo, quedaba claro de que la causa del ban era por una reclamación de derechos. Al parecer, en Norteamérica, cualquier redistribución del contenido de Paramount+ es motivo de ban. En este caso, el resumen del partido que puso en el directo era propiedad de dicha compañía.

Tras la finalización del directo, Ludwig sacó pecho de su logro en Twitter afirmando lo siguiente: había conseguido "el récord mundial del ban más rápido en YouTube" en tan solo 91 segundos. Esto también alertó a algunos escépticos en la plataforma. Y es que técnicamente es posible conseguir un ban más rápido a través de una foto de perfil o nombre ofensivo del canal, o incluso mostrar desnudez. Otros también reclamaban que se podía ver el recuadro de su cámara bajo la advertencia de YouTube, indicando que en ese momento aún no había sido baneado.

Tras el suceso, algunos fans bromeaban con que no podían esperar a que Ludwig volviera a Twitch. El creador de contenido cambió de plataforma con un contrato exclusivo de YouTube, un hecho bastante común últimamente.

Temas
Inicio
Inicio