Publicidad

Tras casi seis meses, la actualización de octubre de Windows 10 solo ha sido instalada por una cuarta parte de los usuarios

Tras casi seis meses, la actualización de octubre de Windows 10 solo ha sido instalada por una cuarta parte de los usuarios
16 comentarios

Publicidad

Publicidad

Tras su accidentado lanzamiento, y múltiples relanzamientos, la Windows 10 October 2018 Update, terminará en el olvido para la mayoría de los usuarios del sistema, puesto que a casi seis meses desde su llegada, apenas ha logrado captar 26.4% de la cuota de mercado de Windows 10.

Al menos según el último reporte de AdDuplex, la firma de anuncios que recoge las estadísticas mensuales de Windows 10 basándose en miles de instalaciones de apps que ejecutan su SDK. Como apuntan ellos, la actualización de octubre solo aumentó aproximadamente un 5% su cuota de mercado durante marzo, quedando muy, pero muy lejos de la actualización de abril de 2018 que mantiene más de 66% de las instalaciones.

La actualización de octubre sigue estando bloqueada en muchos equipos debido a sus múltiples bugs

Captura De Pantalla 2019 03 27 A Las 17 31 18 A18U: April 2018 Update - O18U: October 2018 Update - FCU: Fall Creators Update - CU: Creators Update y anteriores - 19H1: última versión para Insiders | Gráfico de AdDuplex

Esto no debería sorprendernos, si tomamos en cuenta que a mediados de este mismo mes, nos enteramos que la actualización seguía estando bloqueada en muchos equipos debido a problemas conocidos con controladores gráficos Intel.

Para prevenir mayores problemas, cuando el sistema sabe que hay elementos no compatibles con la actualización, simplemente bloquea su llegada y el usuario no la puede instalar a través de Windows Update. Esto se convirtió en un problema tan grande con la 1809, que para no repetir esa actuación, Microsoft dió un importante paso y Windows 10 incluso desinstalará de forma automática las actualizaciones que presenten fallos.

La larga lista de problemas de la versión 1809 de Windows 10, hizo no solo que Microsoft retrasará su lanzamiento, sino que retirara la primera versión que liberó que llegó a borrar archivos de los usuarios, y aunque muchas cosas se han solucionado, se continúa bloqueando la actualización en muchos equipos en los que aún puede haber problemas.

Muchos usuarios probablemente pasen directamente de la versión de abril 2018 a la de abril 2019

Estamos cerca de finalizar el ciclo de seis meses que usualmente pasa para que recibamos una nueva actualización mayor de Windows 10, en primavera esperamos la llegada de la Windows 10 April 2019 Update, que como su nombre lo indica, debería llegar en... abril.

Con una nueva versión tan cerca, lo más seguro es que muchos usuarios simplemente se van a saltar la actualización de octubre y van a pasar directamente a la de abril 2019, que de verdad esperamos resulte mucho más estable y que pinta bastante bien al menos en novedades.

Esto también nos hace cuestionarnos nuevamente si no sería quizás mejor que pasaramos a un modelo de actualización anual, al menos para las actualizaciones mayores del sistema y en pro de la estabilidad.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir