Compartir
Publicidad

Otra víctima de las actualizaciones forzadas a Windows 10 logra que Microsoft le pague por daños

Otra víctima de las actualizaciones forzadas a Windows 10 logra que Microsoft le pague por daños
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un hombre finlandés ha logrado que Microsoft le pague 1.100 euros en daños tras alegar que una actualización forzada a Windows 10 le dañó el ordenador. Aunque en su reclamo exigía 3.000 euros, el Consejo de disputas del consumidor de Finlandia decidió la cifra luego de revisar la queja.

El usuario, que habría contactado al soporte de Microsoft hasta 15 veces sin que le resolvieran los problemas, explicó que tuvo que gastar bastante dinero para recuperar sus archivos y comprar repuestos luego de que su ordenador con Windows 8 fuese actualizado a Windows 10 sin su permiso y su red CCTV se dañara.

Windows 10 siempre ha sido bastante agresivo con sus actualizaciones

Windows 10 no tiene precisamente el mejor récord ni reputación cuando se trata de sus actualizaciones, pero durante sus primeros meses de vida, la estrategia de Microsoft para intentar mudar a cuanto usuario fuese posible a la nueva versión del sistema operativo, fue un tanto violenta.

Windows 10

Las quejas de los usuarios no se hicieron esperar, gente que vio como Windows 10 reemplazaba a Windows 7 u 8 en sus ordenadores sin que nadie les pidiera permiso. De hecho, fue a mediados de 2016 cuando uno de tantos usuarios molestos decidió demandar a la empresa y terminó ganando.

Aquella usuaria, Teri Goldstein, del estado de California en Estados Unidos logró que Microsoft le pagara 10.000 dólares por forzar la instalación de Windows 10 en los ordenadores de su agencia de viajes haciéndole la vida más difícil.

Microsoft ya había tenido que pagar 10.000 dólares a una usuaria en California también por actualizar sin permiso a Windows 10

La ley de protección de los derechos de los consumidores en California le dio la razón, de la misma manera que las autoridades finlandesas le dieron la razón a este hombre especificando que Microsoft no tenía ningún derecho contractual para realizar una actualización automática a Windows 10.

Estos no son los únicos casos similares, aunque son de los únicos que han logrado recibir pagos por daños hasta ahora. En 2017 varios usuarios demandaron a Microsoft por hacerles perder datos al actualizar a Windows 10, y a principios de 2018 un hombre interpuso quizás la demanda más llamativa de todas: exigía una copia de Windows 7 o 600 millones de dólares por hacerle actualizar forzosamente a Windows 10.

El lastre que lleva arrastrando Microsoft con los problemas causados por Windows 10 es uno que se niega a desaparecer, la última versión del sistema es una que ha sido especialmente problemática, incluso borrando archivos de algunos usuarios tras actualizar. Es muy probable que demandas como estas no sean las últimas, y aunque las cantidades de dinero son totalmente inocuas para una empresa como Microsoft, los precedentes que sientan, no lo son.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio