Compartir
Publicidad
Pixar in a box o cómo enseñar animación a los más jóvenes
A fondo

Pixar in a box o cómo enseñar animación a los más jóvenes

Publicidad
Publicidad

Sí, has leído bien, existe una manera de enseñar animación a los más jóvenes a través de sus películas favoritas de Pixar, precisamente el objetivo que persigue el curso Pixar in a box, una iniciativa desarrollada de la mano de Pixar Animation Studios y Khan Academy, una organización sin ánimo de lucro que ya hemos mencionado en algunos posts y una plataforma educativa tremendamente popular en ciertos países.

En concreto se trata de un programa gratuito que fue fundado en agosto de 2015 y que explora los conceptos académicos que se encuentran detrás del proceso creativo de Pixar, algo que permite a los estudiantes encontrar una aplicación tremendamente atractiva a lo que han ido aprendiendo en las aulas. Pero, ¿en qué consiste exactamente?

Qué ofrece Pixar in a box

De esta manera, el curso incluye lecciones en vídeo, ejercicios interactivos y actividades prácticas mediante los que los alumnos tendrán la posibilidad de experimentar de primera mano cómo los desarrolladores de esta compañía son capaces de alumbrar nuevos mundos, animar personajes y contar historias de la mano de algunas claves que ellos mismos ya conocen.

“Nuestra misión en Khan Academy es proporcionar una educación gratuita y de calidad para todos y en todas partes […] Despertar el interés por las matemáticas y otras áreas académicas es una parte esencial de la misma, y estamos muy contentos de nuestra asociación con Pixar para lograr nuestro objetivo”, comentaba Sal Khan, fundador de la organización, en su día.

"Escuchamos constantemente cómo los maestros manifiestan su interés por la creación de planes de estudios basados en la animación", añadía Elyse Klaidman, director de la Pixar University and Archives. "Queríamos ofrecerles recursos en online gratis, y Pixar in a box convierte este sueño en una realidad. Esperamos que el proyecto no sólo de a los estudiantes información de cómo se hacen las películas, sino también cómo están relacionados los conceptos de Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Artes y Matemáticas ".

Un fin compartido por Ed Catmull, presidente de Pixar y Walt Disney Animation Studios, que opina que “el aprendizaje nos convierte de nuevo en principiantes […] según mi experiencia, la creatividad implica defectos e imperfecciones que solo refuerzan la importancia de mantenernos en constante aprendizaje para mantener nuestro cerebro ágil. Al trabajar con Khan Academy en Pixar in a box esperamos alentar este entusiasmo y el pensamiento creativo entre los estudiantes”.

De manera más concreta ya, el programa se organiza en 10 unidades distintas: Empieza aquí –una introducción resumida-, Animación, Modelado de personajes, Patrones, Articular, Modelado del ambiente, Multitudes, Escenarios y representaciones, Renderizado y Qué sigue –próximas actualizaciones-.

Unas unidades en las que los estudiantes tendrán la oportunidad de conocer la manera en que los creadores de Pixar le dan vida a los diferentes personajes de la mano de diferentes tipos de curvas de animación, la fórmula para transformar los modelos de arcilla en personajes digitales, etcétera.

Por ejemplo y para que te hagas una idea y respecto al apartado de Animación, la primera lección incluye el aprendizaje de determinadas herramientas de animación para darle vida a una pelota, mientras que la segunda comienza con la interpolación lineal y llega hasta las curvas de Bézier mediante el uso del algoritmo de De Casteljau.

Respecto al Modelado de personajes, se centra en la subdivisión de superficies y explica aquellas operaciones básicas usadas para dar lugar a superficies suaves. También cuenta con un segundo apartado en el que explica cómo calcular el promedio ponderado de tres puntos. En el Renderizado, por otra parte, explora cómo se pintan digitalmente los píxeles mediante el uso del álgebra.

En cuanto a los Patrones, se centra en el aprendizaje acerca de la geometría de la piel de los dinosaurios. Unas clases en las que podrás llevar a cabo tu propio modelo de piel usando el diagrama de Voronoi y en las que aprenderás a emplear la función Ruido Perlin para generar patrones orgánicos.

En el apartado de Multitudes, además, podremos aprender cómo se diseñaron las multitudes de robots en WALL-E; mientras que en Escenarios y representaciones nuestro deber será construir una escena mediante traslaciones, rotaciones y escalamientos para posicionar objetos. El Modelado del Ambiente, por otra parte explora cómo se crearon las hojas de los pastos de Brave mediante el uso de arcos parabólicos.

Al margen de lo comentado, no podemos dejar de añadir que, si bien se trata de un curso que ha sido diseñado para estudiantes de secundaria y preuniversitarios, puede emplearlo cualquier persona independientemente de su edad.

Otras iniciativas de Khan Academy

Por otra parte, no se trata de la primera vez que te hablamos de alguna iniciativa de Khan Academy. De hecho, la entidad se ha convertido en una de las plataformas de aprendizaje online más populares del momento, especialmente en los Estados Unidos, donde constituye una forma excelente de introducirse en diferentes disciplinas (aunque no sirve para convertirse en un experto).

Así, hace poco destinamos un artículo a su modelo de Flipped Classroom, una estrategia metodológica cada vez más extendida que se basa en un concepto clave: la clase invertida. Nos estamos refiriendo al cambio de roles entre alumnos y profesor, de pasar de clases magistrales a vídeos y de buscar formas de aprendizaje en las que la motivación sea el eje central.

1366 2000

Su propuesta consiste en que el alumno aprenda la lección a través de vídeos en casa y que vaya asimilando, a su ritmo, los diferentes contenidos. La clase se emplea como un lugar donde llevar a cabo los deberes y ejercicios, resolver las dudas al respecto, etcétera. El maestro para a erigirse como un guía, un ayudante encargado de comprobar que la materia se ha asimilado. En todo caso, el escolar siempre puede recurrir a la reproducción para repasar, en función del ritmo que lleve.

App Khan

Algo que, al mismo tiempo, creará varios itinerarios en una misma clase, que contará con alumnos que van más avanzados que otros (y a la inversa), una situación que evitará problemas de frustración a ambos grupos y agilizará la enseñanza. En definitiva un modelo de autoaprendizaje que sirve para toda clase de colectivos, independiente de su edad.

La compañía, por otra parte y a finales de septiembre del año pasado, lanzó una aplicación específica que brinda a sus usuarios la posibilidad de aprender desde el móvil distintas materias. Una herramienta que hasta entonces se encontraba en fase beta y que recopila y organiza en lecciones y temas los mejores vídeos de YouTube. Evidentemente, su trabajo no queda en la simple selección, sino que añade subtítulos, remarca lo importante, etcétera.

Kudoso

También cuenta con contenido en texto y una excelente documentación; es fácil de utilizar y excluye cualquier elemento de pago (siguiendo la filosofía de la entidad). Además, podrás seguir tus progresos gracias a la interfaz en la que se emplean diferentes colores para mostrar lo que hemos ido viendo.

Khan Academy, asimismo, se integró en julio de 2014 con Kudoso, un router que premia a los niños cuando consiguen cumplir con sus tareas y responsabilidades. Unas puntuaciones que, gracias a la citada compañía, también pueden subir cuando el niño acaba sus deberes académicos.

En Genbeta | Los usuarios de Khan Academy llegan a los dos mil millones de problemas resueltos

En Applesfera | Khan Academy, todo para aprender mediante vídeos en tu iPad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio