Compartir
Publicidad
Publicidad

Qué es el RSS y cómo sacarle partido

Qué es el RSS y cómo sacarle partido
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con el cierrre de Google Reader, el término RSS ha vuelto a sonar tanto en las publicaciones especializadas como en las que no, y vuelve a saltar a la palestra cada vez que aparece un nuevo servicio, algo que sucede afortunadamente con más frecuencia. Sin embargo, es posible que para mucha gente esa haya sido la primera vez que han oído hablar de él.

Por ello, hemos creído que sería bueno explicar qué es exactamente el RSS, como funciona, como funcionan los lectores de feeds y que ventajas tiene su uso sin entrar en tecnicismos, de manera que cualquiera pueda entenderlo, además de reseñar algunas herramientas para sacarle un mayor partido.

h2. Qué es el RSS y cómo funciona

Qué es el RSS y cómo funciona

Vayamos por partes. Comencemos por decir que el término RSS se ha terminado usando para reflejar unas tecnologías que comparten un propósito común: proveer fácilmente de información actualizada. Se suelen conocer como feeds. El RSS tan sólo es un tipo de feed, como lo es Atom, otro bastante conocido.

Dado que el RSS terminó haciéndose más popular, el término se utiliza como sinónimo de feed, incluso cuando estamos hablando del formato Atom. En la práctica, como usuarios no notaremos apenas diferencias entre un formato y otro. Ambos vienen a cumplir la misma función, que es la de proveernos de contenido actualizado.

El RSS en sí mismo no es más que un formato de archivo en lenguaje XML. En él, se codifica la información de una forma que hace posible que cualquier programa, aplicación o servicio web la pueda mostrar de la manera que le parezca más conveniente. Prácticamente, todos los gestores de contenido actuales generan los archivos RSS automáticamente, de manera que los actualizan cuando nosotros publicamos algo nuevo.

Aunque dependiendo del gestor de contenido y de la configuración que tenga, el archivo RSS contendrá los últimos contenidos publicados. Por ejemplo, en WordPress por defecto el RSS contiene los diez últimos posts. Cuando publiquemos uno nuevo, este se añadirá al principio y se eliminará el más antiguo, de manera que sigan quedando diez.

El ecosistema del RSS no está completo sin la otra parte, el programa o servicio que hace uso de él. El RSS en sí mismo, aunque puede ser visualizado por cualquiera desde un navegador, no tiene mucha utilidad de esa forma: sólo veremos el contenido salpicado de código. Ahí es donde entran los agregadores o lectores de feeds, que nos muestran el contenido de manera que podamos leerlo con comodidad.

Aunque es la forma más popular en la que se usa el RSS, su utilización en la web va más allá de la lectura de noticias. Este formato se suele usar de manera interna en muchos sitios para muchas cosas, aunque principalmente vendría a servir para enviar información actualizada de un sitio a otro. Por ejemplo, para mostrar titulares de un sitio web o actualizaciones de estado. Sin embargo, nosotros en este artículo nos vamos a quedar con el uso más popular.

h2. El uso del RSS: más allá de la lectura de noticias

Tenemos que pensar que el RSS sirve básicamente para distribuir información. Dependiendo de los datos que contenga el archivo y de qué aplicación o servicio los lea, servirán para una cosa u otra. Pero lo que hay que tener en cuenta es que un feed, sea RSS o Atom, sirve básicamente para que la información publicada en un sitio aparezca, completa o parcial, en otro.

El RSS se hizo conocido gracias a que, combinado con un lector de feeds, se convirtió en el mejor método de acceder a noticias y artículos de una amplia variedad de sitios desde un mismo lugar. El auge y popularización de los blogs hizo que su nombre y su característico icono naranja se hiciese conocido. Sin embargo, como al fin y al cabo, el RSS lo que hace es transmitir información, este sistema sirve para mucho más que leer blogs o publicaciones online.

Por ejemplo, Quora ofrece un feed para sus temas. Muchos periódicos tienen disponible feeds de sus secciones, aunque sólo se ofrezca por este medio los titulares de los artículos. También sitios de venta online suelen tener feeds para indicarnos cuando están disponibles nuevos artículos o incluso cuando cambian de precio. También hacen uso de ellos muchos sistemas de foros, realizando el envío de los titulares de los nuevos temas o notificando de nuevas respuestas. Y volviendo a los blogs, dejando aparte el contenido principal, en ocasiones es posible utilizar un feed para suscribirnos a los comentarios de un artículo concreto y estar al tanto de lo que se dice en ellos.

Otro ejemplo de uso es la redifusión en redes sociales. Muchos servicios o plugins para gestores de contenido (como WordPress) hacen uso de los feeds para que, cuando se actualizan, se publique una actualización de estado en Facebook o en Twitter. De esta manera, nosotros no necesitamos publicar nada de manera manual. De igual forma, algunos de los servicios que reflejan nuestra actividad y la publican en las redes sociales hacen uso interno de feeds con el mismo objetivo.

También hay programas de Torrent que permiten el uso de feeds para realizar descargas automáticas en el momento en que están disponibles. Otro uso que se le suele dar es la publicación automática del contenido de un sitio web en otro sitio diferente. En este caso, hay veces que hay gente sin escrúpulos que usa este método para, directamente, robar contenido y publicarlo como si fuese propio. Pero eso es un tema aparte.

h2. Así funcionan los lectores de feeds

Así funcionan los lectores de feeds

Prácticamente, todos los agregadores o lectores de feeds funcionan de la misma manera básica. Algunos cuentan con más características, otros con menos. Precisamente son estas las que nos llevan a seleccionar uno u otro y esto suele ir en cuestión de gustos y necesidades. Los lectores de feeds pueden ser online o locales. Normalmente, se prefiere el uso de lectores online pues así podemos acceder a nuestras fuentes desde cualquier parte.

Para añadir un feed a un lector, generalmente tenemos que poner en la casilla habilitada para ello la dirección del feed de la publicación. Dependiendo del lector, tendrá que ser exactamente la URL del feed o podrá ser tan sólo la URL de la publicación, detectando el lector automáticamente donde se encuentra la del feed y añadiéndola sin necesidad de que hagamos nada más.

En general, no hay límite en el número de feeds que ponemos añadir en un lector, aunque hay algunos de pago que ofrecen versiones gratuitas limitadas en el que sólo podemos poner una cierta cantidad, pero creo que no hay muchos de este tipo.

Cada vez que una publicación incluya nuevo contenido, el archivo RSS se actualizara. El lector de feeds revisa periódicamente las fuentes que hemos añadido y si encuentra que alguna de ellas ha actualizado su archivo RSS, nos mostrará el contenido. El lector lleva la cuenta de cuantos artículos se han publicado desde que añadimos el feed y va descontando aquellos que abrimos, de manera que podemos saber cuales (y cuantos) hemos leído y cuales no.

Como decía, cada lector suele contar con unas características u otras. Sin embargo, las más comunes son la posibilidad de organizar nuestros feeds en carpetas y el marcado de publicaciones, de manera que podamos volver a revisarlas más tarde. Lo normal es que como mínimo podamos marcarlas como favoritas, accediendo a todas desde una sola sección. Otros, permiten la utilización de etiquetas, de manera que podamos ponerle a las publicaciones palabras clave para una mejor clasificación y organización.

h2. Ventajas de usar RSS para acceder a contenidos

Hace ya un tiempo que publicamos por aquí un "extenso artículo":https://www.genbeta.com/web-20/por-que-el-rss-es-y-seguira-siendo-la-mejor-opcion-para-leer-noticias acerca de las ventajas de usar un lector de feeds frente a otros métodos de obtención de información. El texto aún está vigente y os recomiendo que lo leáis. Sin embargo, quisiera resaltar tres puntos concretos por los que resulta tan ventajoso usar un lector de feeds para acceder a contenidos de todo tipo.

  • Seleccionamos nuestras propias fuentes de contenidos. No hay selección previa hecha por terceros: nosotros elegimos, sin importar que tan minoritaria o popular sea la fuente.
  • Ahorramos tiempo al poder visualizar el contenido publicado por todas esas fuentes desde un solo lugar.
  • Visualizamos los contenidos de una manera uniforme, y aunque esto significa no poder disfrutar del diseño de algunos sitios, en ocasiones también significa no tener que sufrirlo.

La curva de aprendizaje de un lector de RSS no es muy elevada. Apenas localizamos las opciones que son comunes a todos (como agregar un feed y ver su contenido, por ejemplo), la cosa se hace sencilla. ¿Que no es tan dácil como esas aplicaciones que nos muestran una selección de las publicaciones más populares? Pues no, no lo es. Pero los beneficios que obtenemos a cambio de dedicar un poco de tiempo a aprender a usar un lector me parece que hacen que valga la pena esforzarnos lo poco que hay que esforzarse.

h2. Herramientas para sacarle partido a los RSS

Herramientas para sacarle partido a los RSS

Debido a la relativamente escasa popularidad del RSS, las herramientas que podemos encontrar para sacarles más partido tampoco son muchas, al menos fuera del ámbito estrictamente técnico. Sin embargo, sí que hay unas cuantas que son muy sencillas de manejar y que ponen al alcance de cualquiera hacer muchas más cosas partiendo de un feed.

  • Lectores de feeds: obviamente, las primeras herramientas de las que debemos hablar son los lectores de feeds, pues son las más extendidas. Con la desaparición de Google Reader, han florecido varias alternativas de las que ya hemos ido hablando en Genbeta. Algunas están un tanto verdes mientras que otras ofrecen una experiencia bastante completa. Todo depende de lo que necesitemos. Por regla general, se suelen preferir los lectores a los que se puede acceder desde cualquier dispositivo, no solamente desde el escritorio, ya sea porque disponen de una buena versión web para móvil o porque ofrecen clientes para diferentes plataformas. Si estáis buscando uno, os recomiendo que reviséis las alternativas que ofrecimos en su momento. Personalmente, también recomiendo probar Digg Reader, que aunque todavía necesita mejorar, hoy por hoy es un lector bastante competente.
  • Encuentra feeds de temáticas que te interesan: lo normal es que primero busquemos sitios que ofrezcan determinados contenidos y que luego averigüemos si cuentan o no con un feed, ¿verdad? Sin embargo, con "Instant RSS Search":http://ctrlq.org/rss/ lo hacemos al revés: la búsqueda se realiza en feeds en los que se publique el contenido que nos interesa. Una herramienta muy interesante para poblar nuestro lector de todo tipo de recursos.
  • Crea un RSS de cualquier sitio que no lo tenga: no todos los sitios generan sus RSS. Para esos, existen varios servicios que nos permiten generarlo y así poder incorporarlo a nuestro lector de feeds. De entre ellos, me ha parecido que uno de los más interesantes es "Page2RSS":http://page2rss.com/, ya que cuenta con un bookmarklet para crear los RSS y también con una extensión de Chrome que nos avisa cuando un sitio no tiene RSS para crearlo en el caso de que lo necesitemos. Otras opciones son "FeedYes":http://www.feedyes.com/ y Feed43. Por cierto, estas herramientas no son infalibles y no funcionan con todos los sitios. Todo es cuestión de probar.
  • Recibe un RSS en tu correo: hay muchos sitios que ofrecen la posibilidad de recibir sus contenidos por medio del correo electrónico. Sin embargo, no son todos. Dado que la mayoría de los gestores de contenidos generan automáticamente el RSS del sitio, podemos usarlos para que, en lugar de emplear un lector, se nos envíen los nuevos contenidos al correo. Para ello, podemos usar servicios como "Blogtrottr":http://blogtrottr.com/, "FeedMyInbox":https://www.feedmyinbox.com/ o IFTTT, como veremos a continuación.
  • De todo un poco con IFTTT: ya sabéis que por aquí nos gusta bastante este servicio, y no podía faltar a la hora de mencionar herramientas para los RSS. En él tenemos una amplia variedad de recetas que hacer todo tipo de cosas con feeds, principalmente para que se envíe su contenido a otro servicio. Por ejemplo, podemos usar recetas para recibir los RSS que queramos por correo (en lugar de los servicios que he dicho antes), para enviar contenidos al Kindle, etc. IFTTT "nos ofrece muchas alternativas":https://ifttt.com/recipes?sort=popular&channel=feed&t=any&type=triggers entre las que elegir.

h2. RSS y redes sociales

A pesar de que muchos de los servicios que hoy en día se meten dentro del saco de redes sociales empezaron en un principio ofreciendo RSS de cara a los usuarios, algunos lo han ido retirando con el tiempo y otros, aunque lo han mantenido, lo han ocultado un tanto. Vamos a ver algunos casos con sus respectivos procedimientos o herramientas complementarias.

  • Crea un RSS de una cuenta de Twitter: aunque el popular servicio de microblogging prescindió del soporte de RSS, podemos recurrir a "RSS 4 Twitter":http://www.rssitfor.me/, que nos genera un feed de cualquier cuenta (siempre que sea pública) y también genera feeds de hashtags. Aunque a veces tiene problemas de sobrecarga, el servicio funciona.
  • Pinterest: podemos agregar a nuestro lector cualquier usuario y tablero para ver lo que se publique en él sin necesidad de entrar al servicio. Pinterest ofrece RSS de todos sus usuarios y tableros, pero no lo hace abiertamente. La URL del RSS de un usuario es http://pinterest.com/usuario/feed.rss y la de un tablero http://pinterest.com/usuario/tablero.rss; como es lógico, debemos sustituir en esas direcciones los términos "usuario" por el nombre del usuario en cuestión y "tablero" por el nombre del tablero.
  • Facebook: aquí la cosa se complica en parte. Comencemos por decir que Facebook nos ofrece un RSS de nuestras notificaciones: lo podemos encontrar en la "sección respectiva":https://www.facebook.com/notifications, en la parte superior. Pero también podemos encontrar un feed al que suscribirnos en cada página, aunque en este caso no es RSS sino Atom. El feed de cada página es: http://www.facebook.com/feeds/page.php?format=atom10&id=AquíVaLaID (sustituyendo el término "AquíVaLaID" por la ID respectiva, claro está). Por lo tanto, lo que necesitamos saber es la ID de la página en cuestión. Si el administrador de la página no le ha asignado un nombre (lo que se conoce como "Vanity URL"), será fácil, pues en la dirección podremos ver, al final de ella, una serie de numeros que la indican (algo así como id=12345). Si no, podemos usar dos métodos: usar un servicio que nos da la ID o encontrarla manualmente.
    • Servicio para averiguar la ID: Find My Facebook ID. Tan sólo tenemos que introducir la dirección de la página y nos devuelve la serie de números que necesitamos.
    • Método manual: entramos a la página en cuestión, pinchamos sobre una imagen (puede ser perfectamente la de portada) y nos fijamos en la URL. La serie de números que hay entre el último punto que aparece en la URL y "&type=" es la ID de la página.

Con esto concluimos este pequeño repaso por el RSS y, por decirlo así, sus alrededores. Seguro que algunos de vosotros tenéis sugerencias de herramientas adicionales que no se han incluido aquí, por lo que os invito a dejarlas en los comentarios para poder enriquecer este artículo y que resulte de más utilidad.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos