Compartir
Publicidad
UberEATS vuelve a España: estas son sus armas y lo que necesita para competir con Just Eat y Deliveroo
A fondo

UberEATS vuelve a España: estas son sus armas y lo que necesita para competir con Just Eat y Deliveroo

Publicidad
Publicidad

Tras una primera incursión en Barcelona durante 2015 que cerró sus puertas antes de terminar el año, UberEats vuelve a España. De momento lo hace operando únicamente en la capital, aunque con la intención de conseguir establecerse de una vez en el mercado Español para ir expandiéndose por el resto de la geografía.

Con esta llegada, el mercado de la entrega a domicilio de pedidos a restaurantes se pone al rojo vivo en 2017. Just Eat está más fuerte que nunca tras la compra de la Nevera Roja, mientras que otros servicios como Deliveroo están intentando hacerse un hueco. Por eso, vamos a ver cuales son las armas de UberEATS frente a la competencia y cuales sus puntos débiles para asentarse en el sector.

UberEATS utilizará, como ya hace en España el servicio de Deliveroo, su propia flota de repartidores. Estos serán empleados autónomos que cobrarán en función de la cantidad de repartos que realicen, y la empresa no pondrá pegas si estos están trabajando para más de una aplicación a la vez. Lo mismo pasa con los restaurantes, a los cuales no les piden exclusividad.

Cuando UberEATS cerró en Barcelona a finales del 2015, lo hizo como parte de un cambio de estrategia en nuestro país tratando de asentar primero su servicio de transporte de personas respetando la legalidad. Por lo tanto este segundo retorno tiene lugar ya con la nueva estrategia, por lo que es de esperar que sea su incursión definitiva en el país.

Estas son las armas de UberEATS

Uber Eats

La primera arma de UberEATS está en su propio nombre, Uber. El primer paso para asentarse será el de tratar incitar que sus usuarios convencionales lo utilicen. Por eso, desde Uber destacan es la posibilidad de poder hacer un pedido mientras el usuario viaja con la misma Uber, sabiendo en todo momento la diferencia de tiempo con la que llegará su pedido.

Otra de las ventajas de este nuevo servicio es que, como si de un Netflix o Spotify se tratase, aprenderá de tus gustos y te hará recomendaciones dependiendo del tipo de comida que más te guste. Evidentemente, este algoritmo tendrá que ir calibrándose, por lo que cuanto más utilices UberEATS más acertará con sus recomendaciones.

Este sistema es sin duda una de las grandes ventajas del nuevo servicio frente a unos convencionales que siempre te ofrecen lo mismo. Pero hará falta probarlo en serio para ver hasta qué punto son buenas y variadas las sugerencias, y si estas son capaces de motivarnos a probar cosas nuevas y probar más la aplicación cuando no sepamos qué comer.

Si sueles pedir comida sólo para ti y no sueles querer gastarte demasiado, sabrás que dependiendo de tu ciudad el pedido mínimo puede llegar a ser un problema. En Just Eat lo imponen los restaurantes, mientras Deliveroo te cobra dos euros extra si pides menos de 15 euros. UberEATS en cambio no tiene pedido mínimo, una ventaja que puede ser decisiva para llevarse de calle los pedidos pequeños.

Tendrá en cuenta los picos de actividad para calcularte cuánto tardarán tus pedidos

El nuevo servicio de Uber, igual que Deliveroo, también cuenta con el importante arma de la precisión a la hora de decirnos cuánto va a tardar en llegar nuestra comida. En Just Eat no se mojan y sólo te dicen el tiempo aproximado estandar justo antes de pagar. Estos dos otros servicios en cambio tienen en cuenta variables como los picos de actividad para indicarte un periodo de entrega más preciso y personalizado.

Y claro, siendo un servicio de Uber, también van a implementar muchas de las funciones que han ido optimizando durante su experiencia con el transporte de persona. UberEATS te indicará en todo momento dónde está el repartidor, quién es y cuánto tiempo le queda, y traerá también su popular servicio de calificación.

Y por último, aunque también es un factor importante que no tiene la competencia, UberEATS te permite programar pedidos con horas e incluso días de antelación, así como guardar diferentes direcciones de envío. Esto te ofrece un plus en flexibilidad a la hora de organizar eventos y la de registrar tu domicilio y tu dirección de trabajo para utilizar ambas cuando quieras.

Las desventajas de llegar el último

Just Eat

Pero no es oro todo lo que reluce, y también hay algunos factores que entorpecerán un poco la experiencia y el despliegue de UberEATS en nuestro país. El primer inconveniente es que llega tarde, con un Just Eat cada vez más asentado en el mercado y un Deliveroo que está haciendo esfuerzos por hacerse notar utilizando un modelo muy parecido al de Uber.

Y una de las consecuencias de ser unos recién llegados está en la cantidad de restaurantes con los que trabajan. En Madrid UberEATS empieza con un total de 200 restaurantes de todo tipo de comida, un número muy inferior a los 1.000 restaurantes de Just Eat en la misma ciudad o los 1.200 que dice tener Deliveroo en la capital.

UberEATS empieza con 200 restaurantes en Madrid, frente a los 1.000 de Just Eat y los 1.200 de Deliveroo

Además, el servicio de Uber sólo está operativo en Madrid. Aquí tenemos que tener en cuenta que son sus primeros pasos y que irá llegando a más ciudades, pero es que Just Eat está ya presente en 400 localidades con un total de 6.000 restaurantes, mientras que Deliveroo está en Madrid, Barcelona y Valencia con un total de 2.000 establecimientos.

Es verdad que no tendrá pedido mínimo, pero como han dejado claro en Xataka, tendrán unos gastos de envío de unos 2,5 euros. Por lo menos en Just Eat, hay muchos restaurantes que no cobran estos gastos de envío por ser ellos los que te envían los pedidos, o sea que habrá que ver cómo maniobran en este terreno para disimular la desventaja. El primer movimiento será un periodo promocional sin gastos de envío, ¿pero después qué?

En cualquier caso, salvo el de los gastos de entrega, el resto de inconvenientes están relacionados con haber sido el último servicio en llegar al mercado español, y lo lógico es que con el paso de los meses las desventajas dejen de ser tan pronunciadas. Después de todo estamos hablando de Uber, que si ha logrado sobrevivir a todo tipo de trabas legales en su servicio de transporte no nos cabe duda de que plantará batalla con el de entrega de alimentos.

Va a ser un año interesante para comer en casa

Lo que sí que queda claro con todo esto es que 2017 va a ser un año interesante en este sector, ya que cuanto más apretada sea la competencia más competitivos serán los servicios, aunque con la ley del más fuerte los pequeños participantes que se quieran hacer un hueco lo tendrán cada vez más difícil. No olvidemos que servicios prometedores como el de Take Eat Easy han tenido que cerrar por falta de financiación.

Y por si no fueran suficientes los participantes actuales, tampoco tenemos que perder de vista a un Amazon que está deseando hincarle el diente al sector con su Amazon Restaurants Delivery. El verano pasado supimos que llegaba a Europa planificando empezar primero por Londres, por lo que no sería descabellado que en poco tiempo empiece a extenderse por el resto de países de la Unión.

Imagen de portada | Franklin Heijnen
En Xataka | UberEATS vuelve a España empezando por Madrid y con más de 200 establecimientos en su menú

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos