Compartir
Publicidad
Publicidad

El ciberataque a la depuradora de agua del estado de Illinois no fue un ciberataque

El ciberataque a la depuradora de agua del estado de Illinois no fue un ciberataque
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

La noticia de que el sistema de agua potable del estado de Illinois (EEUU) había sido víctima de un ciberataque realizado por un grupo de hackers que habrían tenido acceso a la planta principal de la compañía de agua desde Rusia (sin amor) parecía anticipar poco menos que el inicio de las hostilidades de lo que sería una nueva guerra fría o ciberguerra (fría).

El ataque desde Rusia habría hecho arder el motor de una bomba de extracción de agua después de activar y desactivar insistentemente el funcionamiento de la planta. El "pánico" generado era aprovechado por algunos medios populares para recordar a los lectores que las bombas de insulina y los marcapasos también pueden ser blancos potenciales de los ciberataques.

Ahora parece ser que lo único que ha pasado es que un responsable de la planta se conectó al sistema informático de la depuradora desde Rusia. Estaba allí en un viaje de negocios y se conectó a la red interna de la planta pero según fuentes de la investigación federal citadas por el Washington Post no se ha podido encontrar ni el mínimo rastro de un ciberataque a los sistemas de la planta ni desde Rusia ni desde Springfield (Illinois).

La sospecha de que podría tratarse de una ciberintrusión terrorista se planteó en un informe preliminar del Centro de Terrorismo e Inteligencia de Illinois.

Foto | mag3737

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos