Compartir
Publicidad
Publicidad

El "error" de la SGAE que recrudece los ataques de Anonymus y sus voluntarios

El "error" de la SGAE que recrudece los ataques de Anonymus y sus voluntarios
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El bombardeo continúa. Reflexión: en la era de la guerra de la información los actores suben al escenario para expresar versiones que pueden llegar a tener la misma fuerza que las armas.

El parte de guerra suscitará una emoción y provocará una acción (marketing para la guerra). La SGAE ha cometido un error de grandes proporciones, más allá del odio que ha generado durante tantos años al abusar de los débiles (jóvenes estudiantes, discapacitados...)

Ayer por mañana la SGAE publicaba un comunicado en su web, que nadie ha podido leer (pero El Mundo y El País salían en su ayuda) para informar que el ataque estaba superado. Al instante la web se volvía a caer y ya no ha sido accesibe desde entonces y no les ha quedado más que la defensa de mentir.

¿Pensarán que somos niños? Más bien que los niños son tontos.

Lo que es evidente es que la SGAE había conseguido recrudecer las hostilidades y que lo que buscaba es que las ediciones de papel se tragasen sus mentiras: la web ha estado activa el 90% del tiempo. La han colado. También resalta El País en su edición independiente de la mañana que:

...hay quien defiende los ataques porque ha dado relevancia internacional al debate sobre el canon digital español

Es verdad que sus abusos se están conociendo en medio mundo pero las flechas que bombardean la SGAE se disparan con más energía desde fuera de nuestras fronteras al conocerse otro tipo de abusos, por ejemplo que la SGAE se queda el 3,7% de una gala a favor de niños indios ciegos, esto ha generado una conmoción absoluta, brutal que son los que han generado una movilización internacional sin precedentes.

Por su parte, El Mundo que ayer, a pesar de que la web de la SGAE no fue accesible en toda la tarde, mantuvo un llamativo titular: "Las páginas de la SGAE y el ministerio de Cultura vuelven a funcionar con normalidad". Complementaba la información con una entrevista al señor Neri. Según El Mundo:

Neri está contento por cómo han repelido el ataque

A la misma hora que la web de la SGAE era menos accesible que sus cuentas.

Le está costando levantar la web pero no la cabeza. No tienen vergüenza e incluso sacan pecho y acusan a Anonymous de ser anónimo. También Anonymous saca pecho, pero se tapa la cabeza. Como los forajidos del bosque. Cada vez son más, tanto los originarios de la ciberprotesta como los que se han unido posteriormente por simpatía a la causa y siguen instando a los usuarios a continuar los ataques contra la SGAE.

Los voluntarios ayudan a los que tienen pocos conocimientos técnicos para enseñarles cómo iniciar el ataque con el software LOIC DDoS. Se cuelgan post por portales dando las instrucciones de cómo seguir el ataque y animando a los usuarios a unirse a la ciberprotesta… que se sigue con una mezcla de relato épico y admiración profesional.

“Seguimos monitorizando el rumbo de los acontecimientos, y estamos sobre todo expectantes a potenciales nuevos objetivos, sobre todo cuando se levanten los seguidores de América”, explicaban esta mañana desde “El Observatorio de Guerra”:

Existen diferentes portales, además, que han hecho expresamente para servir de plataforma o de guía para el resto. En Twitter existe un perfil de la organización que da órdenes a sus seguidores, acerca de las IPs, cuándo comenzar el ataque, etc. (al cual no vamos a hacer link desde aquí), y tienen otro tipo de sitios publicados en Internet donde no sólo dan a conocer instrucciones precisas de cómo proceder (para usuarios con bajos conocimientos técnicos) sino que tranquiliza a los usuarios participantes… A la pregunta en su sección de FAQ’s sobre “¿Y si me pillan?”, la respuesta es fácil: “Las posibilidades son cercanas a cero. Di que tu ordenador tenía un virus, y que eras parte de una botnet…”. Sin comentarios…
Lejos de las discusiones de si es lícito realizar ciberprotestas de esta manera en la Red o no (a las que no vamos a entrar desde este blog), lo que sí podemos afirmar es que el ataque convocado para ayer a las 24,00 horas contra la web de SGAE, del Ministerio de Cultura y de Promusicae fue un éxito.
La información corrió como la pólvora y numerosos usuarios de habla hispana se sumaron a la iniciativa, comenzando el ataque DDoS mucho antes de la hora convenida. Resultado: a estas horas, todavía está inoperativa la web de la Sociedad General de Autores y Editores (no sabemos muy bien si sigue caída por el ataque o porque han decidido directamente colgar el cartel de “Vuelva más tarde”), y la de Promusicae, parece que no está demasiado estable…

Es la guerra. Los muchachos airados se van al campo de batalla. Los más mayores discuten sobre la legitimidad de la acción. Alguien resalta que aquí no muere nadie. No es baladí. La guerra desde tu habitación es menos guerra. En la redacción digital de Nación Red alguien rememora a Rojo mientras un muchacho recuerda los abusos de la SGAE y un observador independiente explica que:

Este tipo de movimiento es “un forma de manifestación diferente a lo que estamos acostumbrados. Además, no es delito, no se utilizan códigos maliciosos ni es hackeo. Tan sólo consiste en que mucha gente intente acceder al mismo tiempo a una página web. Es algo lícito”. “A partir de ahora quizás haya un antes y un después en las protestas públicas. A lo mejor en unos meses vemos como los mineros de la ‘marcha negra’ cambian su forma de manifestarse por una más llamativa a través de Internet”.

Es la guerra... de la muchedumbre airada. Llegan las brigadas internacionales.

ACTUALIZACIÓN: Pasadas las 12:00 de la mañana El Mundo y El País han rectificado y han reproducido el contundente titular de la agencia Europa Press.

En Nación Red | Anonymous arrasa las defensas del Copyright al grito de “Nosotros, el Pueblo”

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos