Compartir
Publicidad
Publicidad

El Gran Hermano de Cameron se atasca por las reticencias de sus socios liberales

El Gran Hermano de Cameron se atasca por las reticencias de sus socios liberales
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde el Gobierno del Reino Unido se sigue defendiendo su polémico plan de Gran Hermano digital pero puntualizan que sus espías no tendrán acceso al contenido de los mensajes de los usuarios sin una orden judicial. El servicio secreto, en cambio, sí podrá identificar a las personas que se comunican con sospechosos, así como la frecuencia y el tiempo que dura la comunicación.

Internet es parte de nuestra vida diaria, pero la nueva tecnología también puede ser utilizada por criminales que quieren ocultar sus pistas y mantener sus comunicaciones en secreto. Actualmente, la policía y los servicios secretos usan información de los teléfonos para resolver delitos y protegernos. Ver con quién habla un sospechoso puede llevar a la policía a otros delincuentes. Se pueden descubrir redes pederastas, conspiraciones de criminales y complots terroristas

Así se explica la promotora del proyecto, la ministra de Interior y dirigente del Partido Conservador, Theresa May. Pero por lo pronto David Cameron va a tener que posponer el polémico plan, después de anunciar el vicepresidente Nick Clegg que se publicará un borrador del proyecto para someterlo a consulta pública y que se puedan debatir propuestas para mejorarlo. Con el nuevo trámite la entrada en vigor de la norma se retrasaría varios meses, incluso un año.

Y es que los planes de Cameron para facilitar el ciberespionaje gubernamental han comenzado a ser muy contestados desde el partido de su vicepresidente. Ya la semana pasada 16 diputados liberal-demócratas - más de una cuarta parte del grupo parlamentario - firmaron una carta abierta de advertencia sobre los peligros potenciales del proyecto.

La carta fue publicada después de las largas conversaciones que se han producido entre los diputados liberales y los altos cargos del partido, entre ellos el propio vicepresidente Clegg. "El objetivo de la carta abierta era poner por escrito las garantías que se nos han dado en privado", explicaron los diputados liberales reticentes al proyecto gubernamental.

Ayer mismo, el presidente del partido, Tim Farron, dejaba claro que el Gran Hermano de Cameron será bloqueado si lo que se va a proponer se parece a lo que hemos visto en la prensa. Una advertencia a Cameron y al proyecto de su ministra del Interior, pero también una sutil advertencia al vicepresidente del gobierno británico y compañero de partido. La bisagra liberal no puede abrir la puerta al Gran Hermano digital.

Foto | Liberal Democrats (flickr)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos