Compartir
Publicidad
Publicidad

En un ambiente de euforia por el gran éxito de las protestas, #ACTA divide al gobierno Merkel

Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las masivas manifestaciones contra el ACTA que se celebraron el sábado en más de 50 ciudades de Alemania han hecho estallar las tensiones entre los dos partidos (CDU y FDP) que sostienen el gobierno de Merkel.

Mientras que los liberales aprovechan su ámbito de poder en los decisivos ministerios de Exteriores y Justicia para "congelar" la firma de un acuerdo que no se ha debatido lo suficiente y que puede afectar a las libertades fundamentales, desde la CDU de Merkel (Partido Popular Europeo) se critica las decisiones "unilaterales" del partido liberal (FDP).

La que está bajo el fuego de artillería de los democristianos es la ministra de Justicia, Sabine Leutheusser-Schnarrenberger (FDP) que lleva la voz cantante de los críticos (en el gobierno) con la firma del ACTA.

La ministra liberal del gobierno de Merkel ha recordado que en Alemania la censura está abolida y que el pacto de coalición entre liberales y democristianos incluye no bloquear el acceso a la red por infracciones de los derechos de autor. Sabine Leutheusser-Schnarrenberger también ha exigido explicaciones y aclaraciones a la Comisión Europea sobre los efectos que tendría el ACTA en los países que se adhieran, aunque ella ya ha advertido que:

No vemos ninguna necesidad de legislar para modificar la ley de derechos de autor. Los proveedores de Internet no son los ayudantes del sheriff.

Pero 22 gobiernos, incluido el español de Rajoy, no han tenido los reparos ni la decencia democrática de los ministros liberales de Merkel y autorizaron a sus embajadores a firmar el ACTA en la "oscuridad" de un despacho del Ministerio de Exteriores de Japón. También firmó el representante de la Comisión Europea que preside Barroso, el engañado de las Azores (y pronto de Tokio).

Contra la ministra de Justicia alemana ha cargado el Vicepresidente del grupo parlamentario de la CDU, Günter Krings, que ha criticado la suspensión de la firma del ACTA por parte del gobierno alemán y ha exigido una aclaración al considerar que el partido pequeño de la coalición se está excediendo en el ejercicio de sus competencias gubernamentales.

El democristiano, la corriente política que promueve con más fervor la censura en la red en la UE, dice estar sorprendido por las señales y mensajes que está enviando Alemania al mundo con su apostasía de un tratado que viene a defender los sagrados principios del copyright. El señor Günter Krings, convencido de la influencia que tiene su país en el mundo, ha advertido que la señal que envía Alemania es la de ¡No queremos Acta! y eso es mortal para la protección de la propiedad intelectual".

Según explica el señor Günter Krings "ACTA es un acuerdo bastante inofensivo" que se limita a garantizar una mayor cooperación entre los ISP y los titulares de derechos (las SGAE, GEMA en Alemania). Lo has clavado, Günter.

También su compañero en la ejecutiva de la CDU, Wolfgang Bosbach, ha salido en defensa del tratado, que los liberales no quieren firmar, con el argumento de que nada prohíbe que no esté prohibido ya en la vida real. De lo real a lo virtual en defensa de los derechos de autor, es la tesis prohibicionista de los democristianos que entienden que los piratas y los verdes se opongan al ACTA pero no sus socios liberales.

También el portavoz y jefe de prensa del gobierno, el "amigo" Steffen Seibert, ha entrado en la polémica ante el espectacular éxito de las protestas y la deriva de sus socios liberales, cada día más alejados de los democristianos en lo que a Internet se refiere. El portavoz del gobierno, que debería de respetar las diversas sensibilidades del gobierno, pero no lo hace, viene a soltar el argumento de todos los defensores o servidores del lobby: no se debe olvidar que la piratería del copyright y las patentes puede causar miles de millones de perdidas al año...

Una opinión que se solapa con la que defiende su compañero de partido y presidente de la Comisión de Justicia del Parlamento Europeo, el abogado de las patentes de software, Klaus Heiner Lehne. Modus Vivendi. Cuando las presiones del lobby a los socialistas han fracasado los servidores del lobby (no falso) se quitan la careta en los despachos y ante la opinión pública.

En Nación Red | Secretos y mentiras sobre ACTA

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos