Compartir
Publicidad
Publicidad

La alternativa "socialista" al informe del Parlamento Europeo que criminaliza a los usuarios

La alternativa "socialista" al informe del Parlamento Europeo que criminaliza a los usuarios
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Será en septiembre cuando los partidarios de criminalizar a los usuarios en defensa del copyright intenten sacar adelante el Informe Gallo que penaliza compartir archivos con fines no comerciales. Frente a ellos un contra-informe (doc) impulsado por la socialista Françoise Castex.

Un texto alternativo que parece contar con el apoyo de la mayoría de su grupo, del grupo de la "Izquierda Unitaria", de los Verdes y un número importante de liberales. Los mismos "grupos" que hoy han unido sus fuerzas para derrotar a los partidarios de aprobar "ya" el Informe. La votación tendrá que esperar hasta septiembre.

Las propuesta alternativa al Informe Gallo quiere fomentar nuevos modelos de financiación de la cultura. Se incluye el estudio de una propuesta de contribución creativa que le daría a los usuarios el derecho a intercambiar obras libremente.

El producto de esta contribución se utilizararía para pagar a los autores, según dice el "contra-informe", que en este punto hace una referencia a la Kulturflatrate, la propuesta de tarifa plana de la cultura, tan del gusto de los socialdemócratas alemanes. Quizá una "inofensiva" concesión a sus compañeros

Lo que si hace el informe es proponer la elaboración de estudios empíricos, fiables y objetivos como alternativa a aquellos en los que se apoyó Marielle Gallo y que han sido ampliamente criticados por ser de "parte" (elaborados por la propia "industria cultural"). Otras disposiciones (artículo 24 y 25) pretenden garantizar el principio de neutralidad de la red y la protección de datos personales.

Involucrar a los proveedores de servicios de Internet para tomar medidas contra las infracciones de los derechos de propiedad intelectual, es equivalente a la restricción del acceso a Internet, sin pasar por el poder judicial.

Insiste la eurodiputada, Françoise Castex, lo hace en la misma línea de lo expresado en sus declaraciones a Nación Red. Además la contra-propuesta de la eurodiputada socialista pide a la Comisión que no promueva "ninguna disposición" que permita a los titulares de los derechos de autor violar la privacidad de los presuntos infractores. Considera que "cualquier medida que restrinja el libre acceso a Internet debe ser competencia, únicamente, de un órgano judicial".

Frente a la criminalización de los usuarios que hace el Informe elaborado por la popular Marielle Gallo, la socialista teje una serie de propuestas con las que más bien pretende defender al usuario de los abusos cometidos en nombre de la propiedad intelectual. También pide a la Comisión que diseñe propuestas para ayudar a las PYMES en sus litigios relacionados con los derechos de propiedad intelectual:

La Comisión debe "tener en cuenta las dificultades de las PYMES y asumir el principio de "pensar primero a pequeña escala" sobre la base de la no discriminación

Reprocha el hecho de que la Comisión haga uso en sus comunicaciones oficiales del término "piratería" como sinónimo de "falsificación" creando así un área gris legal en relación con el delito al que se hace referencia. Al respecto, se pregunta sobre la exactitud de la palabra "piratería, y reprocha a la eurodiputada Gallo por designar el intercambio no comercial como piratería, lo que nos lleva a una criminalización de facto de millones de ciudadanos europeos.

Es aquí donde insta a la Comisión a distinguir entre los intercambios no autorizados con fines de lucro y el intercambio de archivos no comerciales que deben ser, lejos de perseguidos, amparados legalmente.

El contra-informe reclama una mayor participación de la sociedad civil en la elaboración de las medidas contra la violación de los derechos de propiedad intelectual. A este respecto, critica la falta de información sobre la marcha de los grupos de trabajo establecidos por la Comisión y pide incorporar más representantes de los profesionales del Derecho y de la sociedad civil.

Además la contra-propuesta pide a la Comisión que garantice que sus esfuerzos en las negociaciones multilaterales sobre ACTA no sirven como vehículo para modificar el marco europeo y por lo tanto respetan "el acervo comunitario en materia de propiedad intelectual y los derechos fundamentales". Además vuelve a pedir a la Comisión que informe inmediatamente al Parlamento Europeo y lo haga de manera permanente, "en todas las etapas de las negociaciones".

Será en septiembre cuando se vote el Informe (pdf) y Contra-Informe. Esta semana el protagonismo lo tiene el inminente "sprint final" de la Declaración Escrita crítica con ACTA. El tiempo se acaba y los promotores no consiguen el número de firmas suficientes para convertir la Declaración en la posición oficial del Parlamento Europeo, para ello necesitan la mitad de las firmas de los eurodiputados.

Los populares españoles y una minoría de socialistas se siguen resistiendo a firmar.

Foto | deputes-socialistes En Nación Red | Informe Gallo / Reporteros sin Fronteras consternada por la decisión del Parlamento Europeo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos