Publicidad

El G20 impulsará la 'tasa Google' o impuesto GAFA a las grandes tecnológicas, tras el bloqueo en la UE

El G20 impulsará la 'tasa Google' o impuesto GAFA a las grandes tecnológicas, tras el bloqueo en la UE
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

El impuesto a las grandes tecnológicas, conocido como 'tasa Google' o impuesto GAFA (acrónimo de Google, Apple, Facebook y Amazon) sigue en pleno centro de la actividad política nacional de muchos países e internacional. Esto último es lo más importante, porque muchos países no quieren aplicar el impuesto por su cuenta, sino alcanzar un acuerdo a nivel de toda la OCDE / G20.

De momento, Francia ha sido el único país europeo en aprobar un impuesto así, con el que el Gobierno del país galo pretende recaudar 1050 millones de euros entre este año y el que viene. En la UE, la tasa no salió adelante tras el bloqueo de Irlanda y países nórdicos, y en España iba en Presupuestos Generales que el Congreso de los Diputados no aprobó.

En este contexto, la noticia es que los ministros de finanzas de los países del G20, que este fin de semana se han reunido en Japón, han acordado impulsar los trámites necesarios para crear la 'tasa Google' a nivel de sus miembros. Que el impuesto se conozca como GAFA no implica que no vaya a afectar a más compañías. En España, por ejemplo, se quería gravar un 3% a las empresas cuya cifra de negocio superara los 750 millones de euros a nivel mundial y 3 millones en el país.

Poder gravar a una compañía incluso aunque no se encuentre en el país

Según el documento al que ha accedido Reuters, los países más poderosos del mundo habrían acordado basar el impuesto futuro en dos pilares. En primer lugar, quieren que los gobiernos nacionales puedan gravar a las empresas que vendan bienes y servicios en sus territorios, aunque no cuenten con presencia física en ellos.

Según la Comisión Europea, las grandes tecnológicas pagan un 9,5% de impuestos, frente al 23,5% de media

En segundo lugar, el G20 quiere limitar que las grandes empresas tecnológicas puedan tributar los beneficios en otros países con impuestos más bajos, algo de lo que en Europa se ha beneficiado especialmente Irlanda. ¿Cómo hacerlo? Incluso aunque las compañías puedan desviar esos fondos, tendrían que pagar un impuesto mínimo en el país donde se haya generado la cifra de negocio.

Sobre porcentajes concretos y requisitos no se ha hablado, pues a diferencia de lo que ha ocurrido en Francia, en España o en la Unión Europea, en el G20 la 'tasa Google' aún no forma parte de un texto redactado, sino que se trata de algo muy preliminar. Algo que, eso sí, puede impulsar definitivamente la creación de lo que no ha sido posible a nivel comunitario.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir