Hacienda obliga a las empresas a geolocalizar a sus clientes para determinar cuántos impuestos deben pagar

Hacienda obliga a las empresas a geolocalizar a sus clientes para determinar cuántos impuestos deben pagar
5 Comentarios

La Agencia Tributaria está trabajando en cortar de raíz el fraude fiscal, y va a pasar por saber exactamente donde estamos cada uno de los contribuyentes. Hay que tener en cuenta que cada uno de nosotros tenemos un aparato tecnológico siempre encima que nos está localizando de manera constante. Ahora Hacienda quiere sacarle provecho para que las empresas sepan donde estás con el objetivo de facturar sus impuestos, siendo algo completamente legal gracias a una ley del 2020.

En el año 2020 el Gobierno aprobó la famosa Tasa Google a través de la Ley del Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales. En su artículo 7 se da el amparo necesario para que se pueda realizar una localización a través de la dirección IP a la que se conectan los dispositivos para poder aplicar correctamente un impuesto.

En concreto, este artículo especifica "se presumirá que un determinado dispositivo de un usuario se encuentra en el lugar que se determine conforme a la dirección IP del mismo, salvo que pueda concluirse que dicho lugar es otro diferente mediante la utilización de otros medios de prueba admisibles en derecho, en particular, la utilización de otros instrumentos de geolocalización."

Hacienda nos espiará para facturar a las grandes empresas

Si echamos la vista atrás, la tasa Google es un impuesto que actualmente se aplica a las grandes empresas multinacionales que facturan 750 millones de euros mundialmente o más de 3 millones en España. Para realizar esta determinación, las empresas deben tener un registro trimestral de toda la actividad que realizan y la ubicación de sus usuarios para saber si cumplen con estos requisitos.

Hacienda

Es por ello que al final las empresas nos estarán localizando para facilitar después esta información a Hacienda. Pero no para cobrar nuestros impuestos, sino para ser contabilizados y que Hacienda pueda facturar este 3% acorde a la legislación. Igualmente, en la legislación, además de estos métodos de dirección IP, se da libertad para utilizar otros instrumentos. Se debe destacar que en el articulado se detalla que la ubicación solo se va a poder usar para facilitar la información a Hacienda.

Esto quiere decir que Hacienda no va a tener de manera directa acceso a tu ubicación. Esto es algo que se reserva a las empresas que necesitarán crear el fichero para finalmente saber exactamente qué volumen de transacciones se ha realizado en España. Pero esta información no se envía a la Agencia Tributaria.

Pero esto es algo que no está exento de críticas. Lo primero es la confianza que se deposita en la dirección IP de nuestros móviles, ya que en muchas ocasiones no se representa con exactitud la ubicación. Igualmente también se han generado dudas acerca de la privacidad de los contribuyentes que se está perdiendo. Y esto es algo que no se va a quedar aquí, puesto que seguramente Hacienda va a querer aplicar la geolocalización como una herramienta extra para evitar precisamente que digamos que no hemos estado en España cuando no ha sido así. E incluso si tenemos el domicilio fiscal alejado del lugar original en donde se desarrolla la actividad.

Temas
Inicio