Compartir
Publicidad

Compressor.io, servicio de compresión y optimización de imágenes gratuito. A fondo

Compressor.io, servicio de compresión y optimización de imágenes gratuito. A fondo
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Compressor.io es un servicio online gratuito de compresión de imágenes (JPEG, PNG, GIF y SVG), que consigue reducciones drásticas en el tamaño de las mismas dependiendo del formato, sin apenas pérdida de calidad apreciable (hay que hilar muy fino para ver las diferencias con el original, como tendremos ocasión de ver durante las pruebas realizadas).

Compressor.io es una iniciativa de Stepahne Lyver, que emplea herramientas de código abierto como pngquant, OptiPNG, JpegOptim, Lossy GIF y Scour para lograr su propósito. La página del proyecto anuncia reducciones de tamaño de hasta un 90%. En nuestras pruebas no hemos conseguido esas cifras, pero como veréis después, no han estado lejos en algunos casos.

Interfaz y uso de Compressor.io

El servicio tiene una interfaz tan atractiva como fácil de usar. Las imágenes se pueden subir al servidor de dos formas: "arrastrar y soltar", o mediante "búsqueda" dentro de nuestro árbol de directorios. El resultado varía de una a otra en cuanto a presentación (al menos esa ha sido la experiencia vivida).

Si empleamos búsqueda directa, una vez realizada la transformación se mostrará en el navegador la imagen subida con dos zonas, visualizando en la parte izquierda la imagen original, y en la derecha el resultado una vez tratada. Ambas zonas están delimitadas por un separador que podemos mover al gusto, pudiendo aumentar/reducir la zona que nos interese inspeccionar.

Compressor.io, ejemplo de compresión imagen de Bugatti

Imagen | Bugatti Automobiles S.A.S. (sólo para medios. Lo siento, no hay enlace)

En el caso de "arrastrar y soltar", cuando finaliza el proceso sólo veremos un cuadro con las opciones para conservar la imagen tratada, desde el que podremos descargar el resultado a nuestro equipo, o bien alojar el mismo en los servicios Google Drive o Dropbox. De momento, sólo podemos subir las imágenes de forma individual, aunque la subida por lotes será una prestación de la que se dispondrá en un futuro.

Los planes de expansión de Compressor.io no terminan aquí, en curso está aumentar el tamaño máximo permitido de originales (por ahora 10 MB por imagen), una versión Offline y "más", según reza en la página del proyecto.

Compressor.io, opciones para guardar resultados
Compressor.io, opciones para guardar resultados

En cuanto a la compresión de las imágenes, podemos optar por dos alternativas: compresión sin pérdida de calidad (Lossless), que sólo es aplicable a los formatos JPG y PNG, y compresión con pérdida (Lossy). En las pruebas realizadas la compresión sin pérdida sobre imágenes en formato JPG no ha funcionado como se esperaba (las imágenes no se reducen de tamaño, o la reducción no es significativa). En el caso de imágenes en formato PNG el procedimiento funciona de forma adecuada.

Respecto de la compresión con pérdida, los resultados son realmente buenos, tanto por los ratios de compresión obtenidos, como por la calidad de las imágenes tratadas. El proceso de las imágenes es casi fulminante, en lo único que se emplea tiempo es la carga de las mismas, que varía como es lógico en función de la velocidad de nuestra conexión. Esto ha sido así incluso con las imágenes de mayor tamaño.

Compressor.io, opciones de compresión y subida de imágenes
Compressor.io, opciones de compresión y subida de imágenes

Compressor.io, como ya dijimos, es un servicio gratuito que no requiere ningún tipo de registro. En cuanto a la propiedad de las imágenes, en el portal del proyecto se dice claramente que pertenece al autor de la obra, y las imágenes son eliminadas del servidor una vez transcurridas seis horas desde el momento en que se subieron.

Cabe preguntarse quién asume el coste del servicio, que no muestra ningún tipo de publicidad. Según entiendo en el último comentario que consta en la zona "About" del portal, el autor está dispuesto a aceptar 10 millones de dólares por su idea (salvo que no haya sabido interpretar el posible humor de la frase). Así que todo parece indicar que Compressor.io está en venta y la gratuidad del servicio y otras consideraciones pueden cambiar dependiendo del comprador.

Compressor.io, ratios de compresión

Imagen | Etrenard

Compressor.io, resultados

Una vez detallada la sencilla interfaz y el procedimiento para subir, tratar y descargar el resultado, ha llegado la hora de evaluar con imágenes la bondad del servicio. Para esta prueba he seleccionado imágenes de buen tamaño, buscando las que me han parecido representativas por variedad o no de gama de colores, luces y motivos fotografiados.

Compressor.io, pérdida de color

Imagen | Lara Cores

Los resultados hablan por sí mismos, aunque he de hacer una observación: el sistema que tenemos en Weblogs, S.L. para crear y publicar contenidos, siempre "toca" algo las imágenes (compresión), por lo que los resultados que veis no son exactamente los obtenidos (hay una pérdida de calidad mínima).

Digo esto en especial por lo difícil que resulta apreciar la pérdida de calidad en algunas imágenes comprimidas, que es mínima. Tras varias imágenes tratadas, y viendo éstas en una pantalla de 24 pulgadas de buena calidad, lo único que aprecio es que los colores, en general, tienden a ser más apagados. La diferencia es sutil en algunos casos y hay que prestar atención para percatarse. Sin original delante para comparar, el resultado es de calidad.

Compressor.io, colores vivos

Imagen | Phalinn Ooi

Imágenes en formato JPG

Para esta parte de la prueba se han elegido 14 imágenes en formato .jpg, que se han subido al servicio con la opción de "buscar" archivos en el árbol de directorios. Esta modalidad permite ver la imagen con y sin tratamiento.

Sobre los resultados mostrados en pantalla se ha realizado una captura que incluye el tamaño del archivo original, el conseguido con la compresión y el ratio de la misma. Estas capturas se han guardado en formato .png sin ningún tipo de compresión, para no desvirtuar la imagen final en la medida de lo posible.

Los resultados varían en función del tipo de imagen tratada, consiguiendo en algunos casos sólo un 8% de reducción, y en otros superar el 80%. En cuanto a la pérdida de color, en unas es apenas perceptible y en otras se manifiesta de forma más acusada.

Imágenes en formato PNG

La compresión sobre .png también resulta efectiva, pudiendo además aplicar con éxito la compresión sin pérdida. Realizando este proceso para la primera imagen de la galería (con los datos y que ya está en .png, ocupa 911,1 kB en el disco), se ha obtenido una imagen de 766,4 kB, lo que implica una reducción de tamaño del 16%.

La captura de pantalla de la página de Genbeta (original=649 kB), en compresión sin pérdida ha conseguido reducir su tamaño pocos kB (611,9), y con pérdida la reducción ha sido notable: 220,1 kB (66% de reducción). La legibilidad de las fuentes no se ha visto comprometida.

Para que podáis apreciar con todo detalle la reducción y sus resultados, tenéis la siguiente galería de imagen única, para no tener que reducir el original (1.154x654 píxeles).

Imágenes en formato GIF

Este ha sido el punto negro de la prueba. Todos los intentos de tratar imágenes GIF han terminado con una reducción imposible: 100%, y una página de error como resultado.

Imágenes en formato SVG

Para realizar un test sobre este formato, he descargado a la máxima resolución disponible la imagen de TUX que ofrece Wikimedia. Sobre un original de 223,2 kB, he obtenido la tratada con apenas diferencia (221,19 kB). Una reducción insignificante.

Compressor.io, Conclusiones

Sería deseable que Compressor.io contara con la posibilidad de escalar las imágenes y elegir el formato de salida

Los resultados obtenidos con Compressor.io hablan por sí solos: la compresión con pérdida del formato JPG es brillante y sin compresión no es relevante. Para el formato PNG funcionan los dos tipos de compresión (con pérdida y sin ella), con resultados más que aceptables. Los otros dos formatos soportados o bien no han funcionado, o los ratios de compresión son irrelevantes. Esto puede obedecer a algún tipo de fallo propio de la juventud del servicio, y tal vez se solucione en un futuro próximo.

Compressor.io parece una buena herramienta para minimizar el tamaño de ciertas imágenes sin ninguna complicación. Las mejoras que están en camino, como el aumento del límite de tamaño, subida por lotes, la versión offline y un "más" que pudiera traducirse --pienso-- en alguna app para móviles, puede hacer de esta iniciativa un producto muy apetecible. Si se incluyera el escalado de imágenes y la capacidad de elegir el formato de salida, sería para nota.

Compressor.io, resultados sobre Blanco & Negro

Imagen | NeilsPhotography

A continuación se reflejan los créditos de las imágenes de la galería en JPG, en el mismo orden de aparición. Os invito a que probéis algunas, o cualquiera que os apetezca, y comentéis con los demás vuestra opinión.

Créditos de la galería de imágenes JPG

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos