Compartir
Publicidad
Publicidad

R E I S U B, la secuencia de escape para emergencias en sistemas Linux

R E I S U B, la secuencia de escape para emergencias en sistemas Linux
Guardar
32 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Os pongo en situación. Quizá en alguna ocasión vuestra máquina, ejecutando una distribución de Linux, se haya encontrado con una de esas situaciones en las que vemos cómo todo, hasta el puntero del ratón, se bloquea (estas situaciones suceden menos de lo que muchos suponen, todo sea dicho). Tras superar el mal humor inicial (y quizá darle algún golpe injustificado a nuestro hardware) probablemente decidamos efectuar un reinicio forzoso.

Pero antes de alargar el brazo y reiniciar a lo bruto vuestra máquina, con el peligro que puede suponer para vuestros componentes (tanto físicos como lógicos: no queréis un sistema de archivos corrupto, creedme) esperad un segundo y no sufráis: existe un mecanismo de emergencia que nos permitirá salir dignamente y reiniciar nuestra máquina de mejor manera. Tomad nota los que a estas alturas no lo conozcáis.

Esta secuencia de escape debe pulsarse junto con las teclas Alt e Impr Pant (y teniendo en cuenta que quizá en los portátiles requiera de una tecla adicional, llamada Fn por ejemplo). Son séis letras, y coincidirán con estas únicamente en el caso de disponer de un teclado QWERTY:

  • R lo que hace es dar el control de manera exclusiva al teclado de la máquina.
  • E enviará una señal a todas las aplicaciones, digamos, “pidiendo amablemente” que se cierren.
  • I envía una señal de finalización inmediata, sin esperar a que reaccionen.
  • S sincronizará los cambios en los sistemas de ficheros que estén montados en ese momento.
  • U desmontará todos los sistemas de ficheros.
  • B reiniciará la máquina, exactamente igual que si pulsáramos en este momento el botón de nuestra máquina. Llegados a este punto podemos elegir utilizar la letra O para apagar la máquina.

Si necesitáis una regla mnemotécnica para recordar esta secuencia, mantened esta frase en vuestra memoria: reinicia, subnormal. Las tres primeras letras de cada palabra forman, como véis, las letras que necesitamos para recuperar nuestra máquina de uno de estos fallos, tan inoportunos. Conviene que dejéis un tiempo (unos segundos) entre pulsación y pulsación de tecla: algunas de estas operaciones no son instantáneas.

Es posible que en algún sistema encontréis esta secuencia desactivada: hay algunos usuarios que así lo deciden para sus núcleos. Por defecto las distribuciones mayoritarias la tienen activada. Comentar también que no son las únicas letras que responden a estas combinaciones: existe una documentación que explica muchas más posibilidades, como usar Alt+Impr Pant+L, que envía la señal de finalización inmediata (SIGKILL) a todos los procesos activos, incluso el init (sin el cual el sistema no puede funcionar).

Más información | Wikipedia | Documentación de SysRq
Imagen | Michal Dočekal

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos