Netflix prueba restringir que se compartan contraseñas, pero ha estado años promocionándolo para ahorrar: la clave está en su deuda

Netflix prueba restringir que se compartan contraseñas, pero ha estado años promocionándolo para ahorrar: la clave está en su deuda
49 comentarios

En el día de ayer supimos que Netflix está tanteando, mediante una función en pruebas, limitar el comportamiento tan habitual en esa y otras plataformas de compartir contraseña para dividir gastos. Es algo que hasta ahora se ha permitido, y que condiciones como el poder tener hasta cuatro pantallas simultáneas y cinco perfiles han propiciado.

La función con la que están probando restringir las cuentas compartidas indica que "si no vives con el dueño de la cuenta, necesitas tu propia cuenta para seguir viendo" contenidos. Como opciones, si es tuya, la aplicación permite en la prueba verificarte recibiendo un correo electrónico, un mensaje o hacerlo más tarde.

Desde la compañía han declarado a Hollywood Reporter que la función "está diseñada para ayudar a garantizar que las personas que usan cuentas de Netflix estén autorizadas a hacerlo". Pero, ¿por qué ahora? Veamos cómo Netflix ha cambiado de posición respecto a este tema y posibles causas.

Netflix prueba limitar compartir cuenta, algo con lo que ha llegado a bromear e incluso a promocionar

Que Netflix esté probando la función con la que solamente los usuarios que viven bajo un mismo techo o bajo una misma dirección IP no es algo que sorprenda, pues es algo que ya hemos visto probar y hacer a otras compañías como Spotify, que aunque no es exactamente el mismo sector, sí cuenta con cuentas familiares con un efecto similar sobre sus ingresos.

Sin embargo, sí que choca que Netflix haga esto ahora cuando hasta hace relativamente poco tiempo, en redes sociales como Twitter, compartir contraseña ha sido algo con lo que Netflix ha bromeado e incluso podríamos decir, promocionado, en base a cómo ha respondido a algunos usuarios o citado algunos tuits. Un buen ejemplo de ello es este tuit de Netflix India en enero de 2020, el caso más cercano que hemos visto en tiempo. Significa "Esto es absolutamente falso. Si quieres Netflix gratis, usa la cuenta de otra persona como el resto de nosotros".

Pero hay muchos más casos, como este, donde se habla de compartir contraseña en lo que parece referencia a parejas que no viven juntas, porque de lo contrario el compartir contraseña de forma "lícita" es normal y es justo para lo que se plantean los perfiles y las pantallas simultáneas. "Amor es compartir una contraseña".

Y, en este sentido, no faltan ejemplos en español:

Netflix

Y un ejemplo de 2018 donde se ensalza (aunque siempre en contexto de broma) que la amistad consiste en compartir contraseña de Netflix. Y no hay mención a que sean compañeros de piso que compartan cuenta como si fuera del mismo hogar:

Un ejemplo donde ni se describe el caso, directamente se insta a ello:

Y por último, un caso donde Netflix reconocía saber que la gente compartía sus contraseñas y que aun así no se quejaba:

Es Netflix quien ha cambiado su parecer (aunque no sus condiciones), no el usuario

Netflix Movil

Un problema con la interpretación que Netflix tiene sobre este asunto (el comunicado a Hollywood Reporter "garantizar que las personas que usan cuentas de Netflix estén autorizadas a hacerlo") es que en sus términos de uso es muy ambigua respecto a lo que históricamente han defendido para gente que vive en otra casa.

El punto 4, por ejemplo, establece que el servicio es instransferible y que "los contenidos no se pueden compartir con individuos fuera de tu hogar". En el punto 5, por ejemplo, no se prohíbe que se comparta la contraseña, aunque se recomienda que no por seguridad.

  1. El suscriptor que haya creado la cuenta de Netflix y cuyo Método de pago sea cargado (el "Titular de la cuenta") tiene acceso a la cuenta de Netflix y control sobre ella así como de los dispositivos compatibles con Netflix utilizados para acceder a nuestro servicio, y es responsable de la actividad que se realice en dicha cuenta de Netflix. Para mantener el control sobre la cuenta y evitar que cualquiera acceda a ella (que incluiría información sobre el historial de visionado de la cuenta), el Titular de la cuenta deberá mantener el control de todos los dispositivos compatibles con Netflix que se usen para acceder al servicio y no revelar a nadie ni la contraseña ni los detalles del Método de pago asociados a dicha cuenta. Eres responsable de actualizar y mantener la veracidad de la información que nos facilites acerca de tu cuenta. Podemos cancelar tu cuenta o bloquearla para protegerte a ti, a Netflix o a nuestros asociados de usurpación de identidad o de otra actividad fraudulenta.

Más allá de la ambigüedad, los términos no han cambiado desde 2020 ni Netflix ha dicho hasta el comienzo de la prueba nada que refleje que contractualmente compartir contraseña ahora está mal. Y ya hemos visto cómo, incluso a comienzos de 2020, la compañía promocionó usar la cuenta de otra persona.

Aunque fuera casi siempre en tono jocoso, interpretamos, no dejaba de ser un guiño a que la gente siguiera como hasta ese momento. De otra forma, se habría denunciado públicamente y se habría impedido antes.

Deudas que saldar a base de tratar de conseguir mayor crecimiento en usuarios, con ingresos por cada usuarios estancados

Netflix

En febrero de 2019, cuando Netflix contaba con 148 millones de usuarios, frente a ahora, que ha superado los 203 millones, un estudio aseguraba que Netflix estaba dejando de ingresar 2.300 millones de euros al año con una causa identificable: usuarios que no pagaban al usar cuentas de otros.

En concreto, estimaban que uno de cada cinco usuarios no pagaba. Si extrapolásemos a la cifra actual de usuarios con la mima cuenta que hizo el estudio, saldría que actualmente Netflix deja de ingresar 3.892 millones de euros. Para ello, el estudio considera que todo el usuario que deja de pagar por compartir, se suscribiría a una suscripción individual del plan básico si se impidiera compartir contraseña.

Respecto a aquel momento, no es que haya cambiado nada para la compañía, pero lo cierto es que no ha dejado de invertir en producciones, y su deuda a largo plazo, aunque sostenible, está disparada desde que de 2016 a 2017 se multiplicó por dos. De 2019 a 2020, eso sí, creció poco porcencutalmente hablando, en poco más de 1.000 millones de euros. Pero hablamos de 15.809 millones.

Sin embargo, el problema es que para ingresar más, Netflix no tiene muchas más teclas que tocar que subir precios, que es algo que ha hecho recientemente en Estados Unidos y parece probable que pase aquí pronto. Allí esta estrategia ha funcionado, pues el ingreso medio por usuario ha pasado de 10,28 dólares del cuarto trimestre de 2017 a 13,51 dólares del cuarto de 2020.

Pese a contar con un crecimiento en usuarios muy sano, estas medidas de Netflix dejan claro que no es suficiente para ser sostenible

Sin embargo, hay mercados como Latinoamérica en los que, en ese mismo período, ha pasado de ingresar 8,69 dólares por usuario a 7,12 dólares, algo bastante problemático. En Europa, mercado englobado en Europa, Oriente Medio y África (EMEA), en ese mismo período ha pasado de 9,94 dólares a 10,72 dólares, pese a sendas subidas de precios. En Asia-Pacífico, dando que ha tenido que crecer a base de planes más baratos, también ingresa menos ahora que a finales de 2017 por usuario.

En este sentido, con medidas como la de probar restringir el compartir contraseñas, la receta que la compañía tiene en mente parece clara: si hay mercados en los que es muy difícil subir precios, habrá que conseguir que más usuarios paguen los precios medios actuales. Y eso se consigue, entre otras cosas, haciendo que las funciones que ahora permiten compartir cuenta digan adiós.

Hace casi dos años decíamos que el Netflix barato para móviles en India era la prueba de que 151 millones de suscriptores eran suficientes. Con el nivel de deuda de Netflix, y lo que sigue invirtiendo en contenidos, queda claro que si apuesta por buscar más clientes con medidas como estas, o por ingresar más por cada uno subiendo precios, es que sigue sin ser suficiente.

Temas
Inicio