Compartir
Publicidad
Publicidad

Facebook y sus nuevos cambios ¿están perdiendo el rumbo en la red social?

Facebook y sus nuevos cambios ¿están perdiendo el rumbo en la red social?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante los últimos meses, y desde la salida de la red social de la compañía de Mountain View, Google+, Facebook parece no dejar de hacer cambios en el servicio que ofrece, y eso se refiere absolutamente a todos los campos. Ahora bien, ¿se hacen estos cambios con cabeza, o están impulsados por la presión que ejercen Google+, Twitter y compañía?

Decimos esto por lo que comentamos hace apenas unos días, ahora Facebook permite a los usuarios suscribirse para seguir a otros usuarios. En la misma línea, también permite hacer actualizaciones públicas. Ambas dos opciones parecen acercar mucho el sistema a Twitter, red en la que se te permite seguir a un usuario sin que el otro te siga, algo que en Facebook no se podía hacer en sus inicios.

google-vs-facebook.jpg

Facebook copia a Twitter y Google+

Las nuevas características de Facebook no son originalidades del equipo de desarrollo de la red social. Más bien son copias de funciones semejantes que implementaron antes Twitter o Google+.

Y no es que copiar funcionalidades sea en sí algo malo, el problema es cómo las está copiando Facebook. Es un hecho que Google basó su red social en la red de Mark Zuckerberg, con algunas variaciones, y a pesar de ciertas críticas por esta práctica, en general ha tenido una buena acogida. El problema de Facebook es que, al menos desde mi punto de vista, está copiando sin un criterio definido, renunciando a su forma de ser.

No trata de adaptar las nuevas funciones a su sistema, sino que las implanta tal y como son, aunque eso suponga alejarse del estilo que tan grandes los ha hecho. La cercanía y el ámbito privado que caracterizaban a Facebook es lo que la ha convertido en lo que es. Mientras que Twitter era más público, y se dejaba para prácticas más profesionales o informales, Facebook siempre era más cercano, más familiar.

gplus vs facebook

Dos meses copiando a sus competidoras

Este último cambio, permitiendo suscribirse a otros usuarios como ocurre en Twitter, no encaja con lo que los usuarios buscan en Facebook. Han intentado imitar tanto a Twitter como a Google+ con estas relaciones asimétricas en las que alguien puede seguirte aunque tú no lo sigas a él. Y aunque solo es una opción más, quizá sería mejor que siguiera ajustándose a lo que todo el mundo conoce por Facebook.

Algo semejante ha ocurrido con su nueva función Smart Lists, donde buscaron claramente ofrecer un servicio semejante al de Google+, donde se permite seleccionar con qué grupo determinado queremos compartir un contenido. Puede parecer una mejora, pero no es ni más ni menos que cambiar un sistema al que ya se habían acostumbrado 700 millones de personas.

facebook-3.jpg

Pero podemos ir todavía más lejos, a los inicios de Google+. La reacción de Facebook fue rápida, muy rápida. Hablamos de Hangouts, o en español, de las Quedadas de Google. Es el sistema que permite iniciar una conferencia, por vídeo, audio y chat, entre una o varias personas, pudiendo interactuar incluso con círculos completos. Fue cuestión de días que Facebook anunciara su nuevo Videochat, un sistema de videoconferencia en colaboración con Skype, cuya intención era renovar la forma de comunicarse con nuestros contactos.

Facebook, un gigante indestructible con un talón de Aquiles

Estas prácticas en Facebook podrían hacerle caer en la falta de definición, una ausencia de una estructura clave, algo que los identifique como tal, y esto podría llevarles a un desequilibrio importante. La compañía de Mark Zuckerberg debería alejarse de ese miedo irracional que tienen al resto de sistemas que ahora parecen emerger con mucha fuerza. Al fin y al cabo, se olvidan de que son la red social más grande del mundo, y de que tendrá que pasar bastante tiempo para que eso deje de ser así.

facebook-mini.jpg

El miedo es su punto débil, un talón de Aquiles que depende únicamente de ellos mismos. En vez de asustarse y tratar de salvar los muebles copiando a los demás, deberían ser más fieles que nunca a su estilo, y apostar por él. Y es que, no tienen 700 millones de usuarios por casualidad. Aun perdiendo una parte de ellos, Facebook está tan inmerso en la vida de los internautas que es difícil hablar de Internet sin relacionarlo con la red social. De hecho, incluso los que reniegan de ella no pueden negar seguir utilizarla.

Así, es necesario que Facebook recupere su estabilidad y siga siendo la herramienta que tantos usuarios utilizan diariamente. Solo así podrá reafirmarse como un gigante indestructible.

En Genbeta Social Media | Facebook permite ahora suscribirse a las actualizaciones de un usuario sin tener que agregarlo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos