Compartir
Publicidad
Publicidad

Substance, un editor de textos online open source

Substance, un editor de textos online open source
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando hablamos de escribir un documento de texto online y poder compartirlo con otras personas, la mayoría de nosotros seguro que dirigirá su pensamiento a Google Docs. Desde luego es una gran herramienta, pero si simplemente quieres un editor online, Substance tiene algunas características que seguro que te gustarán.

El hecho de ser simplemente un editor de textos online deja fuera muchas distracciones y complicaciones que trae, por ejemplo como referente, Google Docs. ¿Cuántas herramientas utilizas en tu procesador de textos habitual? La respuesta rondaría las 6 ó 7, ¿para qué todo lo demás? Simplicidad es una de las características de Substance.

¿Qué podemos hacer con Substance?


Tabla de contenidos en Substance

Puedes crear documentos de texto online y compartirlos, o no, con otros usuarios. Básicamente ahí empieza y acaba lo que es capaz de ofrecernos Substance. Pero la gran diferencia es cómo lo podremos hacer. Nada de grandes menús o barras de herramientas, con los ojos puestos en un editor minimalista, la interfaz es muy sencilla.

Cuando escribimos lo hacemos como si estuviéramos haciéndolo sobre un papel continuo, no hay separaciones de páginas. Las páginas son útiles para saber dónde está la información según crece el documento, pero para ello podemos crear secciones y subsecciones y tendremos a nuestra disposición una tabla de contenidos que se actualiza automáticamente.

Una de las cosas que sorprende la primera vez que intentas escribir un documento es que no sabes dónde empezar a escribir. Aparece el título y el autor del documento, pero no puedes hacer clic en ningún lugar para escribir. En Substance todo está organizado en nodos que puedes crear y mover a tu antojo. Para escribir tendremos que crear un nodo de texto.

Trabajando con los nodos de Substance


Insertando una imagen en Substance

Los nodos se crean dinámicamente, por ejemplo creamos uno de texto y se abre un espacio en blanco con las herramientas de texto en la parte izquierda del nodo. Puedes hacer que una selección sea negrita, cursiva, aumentar o disminuir la sangría y colocar una enumeración o viñetas; pero también serás capaz de insertar un enlace y un fragmento de código. Todo se resume en ocho botones y mucho espacio para escribir.

Si en la parte izquierda del nodo estaban las opciones de texto, en la parte derecha, y esto es compartido por todos los tipos de nodos, se nos muestran las opciones generales del nodo. Podremos moverlo, borrarlo y comentarlo; pero ten cuidado con el botón de borrar, no pide confirmación y puedes perder bastante tiempo.

Antes hablábamos de que se generaba automáticamente una tabla de contenidos. Esto se hace según agregas nodos de tipo sección que puedes organizar hasta en tres niveles, y que estructuran automáticamente el texto que creas. Y como puedes moverlas, no tienes problemas en incluirlas antes o después de otros nodos.

Además de los nodos de texto puedes agregar nodos de cita, donde sólo tienes que rellenar la frase a remarcar y el autor de la misma. También podrás agregar imágenes (con su correspondiente pié de foto) y un nodo para escribir código y que no sea interpretado por el navegador. Por último podrás agregar un nodo donde añadirás recursos a través de su dirección URL. Por ahora sólo imágenes, pero vídeos e imágenes vectoriales están en el mapa de ruta.

Substance: Puntos fuertes


Formatos posibles para exportar con Substance

Esa esencia que ha conseguido de editor minimalista es maravillosa. Lo importante es lo que escribes y su estructura, no la fuente con la que lo haces, ni la alineación del texto o el color. Dejemos atrás todas esas cosas superfluas y dediquemos nuestra atención a lo que realmente queremos hacer: escribir. Además, volver a estructurar un escrito no te costará casi nada, sólo tienes que cambiar el orden de los nodos. Fácil, sin líos de copy-paste.

No lo había comentado antes, pero como no podía ser de otra forma posee algunos formatos a los que puedes exportar tu trabajo, porque además de poder realizar una impresión limpia y ordenada de tu texto después de una conversión automática a LaTeX, podrás exportarlo a PDF, HTML, ePUB y al comentado LaTeX (sin necesidad de aprender ningún comando extraño). También podrás exportarlo a otros formatos como el utilizado por MediaWiki, ODT o Textile.

Una de las ideas de Substance es que puedas publicar tu escrito en tu propia página, pero para eso tendrás que saber un poquito de programación. El paso intermedio es publicarlo en su página para que cualquier persona pueda acceder. Una gran forma de compartir textos con quién quieras a un par de clics de distancia. Sólo tienes que darle a publish y ya está.

Si normalmente escribes delante del monitor de tu ordenador las características de Substance te resultarán muy atractivas. Tanto que el hecho de que sea un editor online pasa de ser una ventaja a ser un inconveniente. Si buscas una versión offline no la encontrarás, de hecho al tratarse de una solución de código abierto han escuchado esa necesidad, y buscan ese soporte de la comunidad para tenerla cubierta.

Substance: Puntos débiles


Explorando los documentos de Substance

Puede parecer un poco maniático, pero un editor de textos puede destrozarte los nervios por ese pequeño retardo entre que pulsas la tecla y aparece en el monitor. De hecho, un cursor demasiado rápido o lento acaba destrozando tus nervios. Y al estar online dependes del servidor de Substance para el funcionamiento. E incluso de tu conexión a internet… no debería fallar, pero cuando lo hace, desearías no haber utilizado Substance.

El sitio sólo está disponible en inglés, y desgraciadamente no parece que entre en sus planes la internacionalización del mismo. O al menos a corto plazo, mientras tanto tendremos que defendernos un poquito con nuestro nivel de inglés. De hecho tampoco tenemos mucho que leer, ya que, como comentábamos anteriormente, lo importante es escribir.

Todavía hay muchos comportamientos que pulir, pero desde luego hay uno muy importante. Y es que el botón de borrar lo hace sin pedir confirmación, aunque ese detalle que puede borrar muchas horas de tu trabajo no sería demasiado importante si pudieras deshacer el último paso, o al menos el borrado de nodos, o la recuperación de los mismos. Ten cuidado, porque todas las virtudes de Substance, que las tiene, desaparecen cuando el ratón se te va un poquito y en lugar de mover, eliminas un nodo de unos cuantos párrafos. Hay un botón llamado History pero sólo funciona si publicas el documento.

Enlace | Substance

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos