Compartir
Publicidad
Publicidad

Tras la caza de webs de torrents, cada vez se distribuye más contenido con copyright vía Google Drive

Tras la caza de webs de torrents, cada vez se distribuye más contenido con copyright vía Google Drive
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El año pasado asistimos al cierre de importantes plataformas de torrents: KickassTorrents, Torrentz.eu o TorrentHound. Lo cierto es los estudios de Hollywood y los juzgados han puesto mucha energía para ir cerrando las páginas más populares pero, tras muchos altibajos, The Pirate Bay sigue sobreviviendo.

De todos modos, esta popular web de torrents está viendo como cada vez se utiliza más una alternativa para distribuir contenido con copyright: Google Drive. Puede sorprender a muchas personas, pero lo cierto es que es una de las maneras más populares y rápida para hacerlo.

Google Drive

Cada vez es más común utilizar servicios como Google Drive, Dropbox y MEGA para compartir contenido con copyright. De hecho, están proliferando las peticiones DMCA (Digital Millennium Copyright Act) en estas webs tan populares, exigiendo que retiren el contenido.

Para que nos hagamos una idea, el mes pasado los estudios de Hollywood enviaron casi 5.000 peticiones para que acabaran con unos enlaces de Google Drive. No olvidemos que al crear una cuenta de Google tenemos automáticamente 15GB de almacenamiento totalmente gratis.

Google Drive

Si subimos, por ejemplo, un video a nuestra cuenta de Drive podremos compartirlo mediante un enlace de YouTube. Para evitar ser descubiertos, lo que hacen es subir los videos y marcarlos "sin listar". Luego los comparten en grupos privados de Facebook y otros foros "cerrados".

También están utilizando plataformas como Video y Dailymotion para subir el contenido, aunque el volumen de peticiones DMCA nos indica que no es una práctica tan popular. Lo mismo ocurre con las plataformas de pornografía, y el mejor ejemplo ocurrió el año pasado cuando se filtró el nuevo disco de Kanye West en PornHub.

Gente con mucha imaginación

De todos modos, hay personas que llevan esta práctica un paso más lejos, con métodos muy creativos. El mejor ejemplo lo encontramos en aquellos que utilizan My Maps, funcionalidad presentada en 2007 para crear tus propios mapas, para compartir enlaces.

Google Drive

Cualquiera puede visitar la página de My Maps y crear un mapa personalizado apuntando a una localización en concreto. Google no verifica este tipo de información, y los usuarios están utilizando el campo de descripción para pegar los enlaces.

Lo que llama la atención es que, en vez de crear nuevas alternativas a las páginas de torrents, se esté optando por un camino contrario, utilizando plataformas legales ya existentes. Lo que está claro es que Google va a tener que redoblar sus esfuerzos para poder cumplir las miles de peticiones que le llegan mensualmente.

En Genbeta | Así es 'Play', la alternativa P2P a Pirate Bay imposible de cerrar

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos