Windows Live Sync es una versión degradada y reducida de Live Mesh

Sigue a Genbeta

Windows Live Sync


Microsoft lleva bastante tiempo dándole vueltas a sus soluciones de sincronización. Desde que adquirieron FolderShare hace 5 años, han lanzado de forma simultánea varios productos de este tipo, tanto de sincronización PC-a-PC como con “la nube”, generando a veces un poco de confusión entre los usuarios finales sobre cual de estos productos es más recomendable usar.

Por ejemplo, teníamos a SkyDrive como servicio de almacenamiento online que nos ofrece 25GB gratuitos, pero sin ninguna forma oficial de acceder a este espacio desde el escritorio, o de sincronizar los archivos guardados ahí con algún dispositivo. También teníamos a Live Mesh, un prometedor servicio que nos ofrecía tanto sincronización con 5GB online (separados de SkyDrive), y sincronización ilimitada entre PCs, Macs y Windows Mobile.

Por último, estaba el antiguo Windows Live Sync, una evolución de FolderShare que ofrecía sincronización P2P entre PCs y Macs, pero carecía de integración con cualquier servicio de almacenamiento online. Con el fin de acabar con este desorden y confusión, Microsoft decidió fusionar a Live Mesh y Windows Live Sync en un sólo producto que se integrara con SkyDrive. A partir esa decisión nació el nuevo Windows Live Sync.

Windows Live Sync BAZZINGA!

Ahora bien, si SkyDrive ofrece 25GB de espacio, y Microsoft nos dice que Live Sync “nos permitirá sincronizar archivos con SkyDrive”, lo más razonable es pensar que dispondremos de 25GB para sincronizar archivos en línea, y que podremos editar esos archivos online usando Office web, o visualizar las fotos/vídeos sin descargarlas usando Windows Live Photos ¿No es cierto?

Pues no. Los de Microsoft nos han hecho un gran Bazzinga al hacer que sólo podamos sincronizar archivos con el “SkyDrive sync storage”, el cual es de 2GB, y está separado del SkyDrive de toda la vida (por ende, no se integra ni con Office Web Apps, ni con Windows Live Photos, ni con Hotmail, ni nada).

Lo que prometía Live Mesh

En 2008 cuando Microsoft lanzó Live Mesh como solución de sincronización nos pareció un producto muy completo, innovador, y prometedor. En ese entonces Dropbox todavía no salía a la luz, y Live Mesh llamaba la atención por su carácter de plataforma que prometía extensibilidad hacia una infinidad de dispositivos, y posibilidades ilimitadas en un entorno web potente (Live Desktop) que parecía ser el modelo a seguir de los escritorios web y del paradigma de software más servicios.

2 años después, Microsoft nos tiene donde mismo, si no es que más atrás. Los 5GB de espacio gratuito que ofrecía Live Mesh se han reducido a 2GB con WL Sync. No se puede pagar para obtener más almacenamiento, y lo que es peor, en vez de agregar compatibilidad con otras plataformas, se ha quitado el soporte para Windows Mobile y para Windows XP (¡no podemos sincronizar archivos con el SO más usado del mundo!).

Aun peor, se ha eliminado el concepto de “Live Desktop”, un entorno web potente al estilo eyeOS, que nos permitía visualizar e incluso editar archivos online. Ahora, en cambio, el espacio para sincronizar de SkyDrive carece de cualquier función de previsualización o edición de archivos en la web (ni siquiera es posible mover archivos o crear subcarpetas). Solo nos deja explorar carpetas y descargar el archivo que nos interese. Y la exploración web tampoco es para lanzar cohetes, ya que ni siquiera se ofrece búsqueda de ficheros.

Lo que ha hecho Redmond aquí es presentar un producto impresionante, prometer mucho, para dormirse en los laureles y dejar que la competencia (Dropbox, Syncplicity, etc) los adelante. Lo que es más, han retrocedido con respecto a lo que nos mostraron en 2007:

Comparativa entre Live Mesh y Windows Live Sync

No todo es tan malo: Ventajas de Windows Live Sync

La sincronización P2P sigue siendo una gran ventaja respecto a otros servicios similares. Mientras Dropbox nos obliga a pasar por “la nube”, por lo que el tamaño de los archivos a sincronizar está limitado al espacio que nos ofrecen online (2GB si tienes cuenta gratuita), Windows Live Sync nos permite sincronizar archivos directamente entre PCs o Macs, casi sin imponer un límite de tamaño.

Es posible sincronizar una colección de música de 200GB sin mayor problema, o una colección de películas de 1 Terabyte. Existen algunos límites, pero son tan holgados (100,000 archivos por carpeta, hasta 40GB por archivo) que en la práctica la única restricción es el ancho de banda.

Escritorio remoto en Windows Live Sync

Otra killer-feature de Live Sync es el escritorio remoto. Nos deja acceder remotamente a cualquier ordenador encendido agregado a Windows Live Devices, y es tan fácil de configurar y usar que hasta el más novato de los usuarios puede ocuparlo.

Por último, tenemos que WL Sync es más versátil a la hora de sincronizar carpetas, ya que mientras Dropbox nos obliga a mover a una carpeta especial los archivos que queramos sincronizar, Sync nos deja sincronizarlos conservando su ubicación actual.

Gracias a ello, es posible usar Sync para sincronizar carpetas con configuraciones de sistema, perfiles de usuario, etc (en Genbeta escribimos un post mostrándoles como tomar ventaja de esto en Live Mesh, donde ocurría exactamente lo mismo). Es posible sincronizar los gadgets del escritorio, el fondo de pantalla, y mucho más. Solo debemos encontrar la carpeta correcta y agregarla a Sync.

Incluso, Windows Live Sync viene pre-configurado para sincronizar configuraciones de ciertos programas (Internet Explorer y Office 2010).

Conclusiones

Dropbox puede carecer de escritorio remoto, o de sincronización P2P, pero el hecho de que funcione en casi todas las plataformas existentes le da muchos puntos, y lo convierte en la opción ideal en este mundo fragmentando Macs, móviles con Android, PCs con Windows XP, iPhones, deben convivir entre sí. Por otro lado, Windows Live Sync es una buena alternativa para aquellos que solo necesiten sincronizar archivos-configuraciones entre Macs y PCs con Vista y Win7.

Incluso sería recomendable usar Dropbox y Live Sync en conjunto, dejando a Sync para sincronizar carpetas grandes (colecciones de música y vídeo, por ejemplo) o transferir archivos desde un PC antiguo hacia uno nuevo, mientras que Dropbox nos es más útil para compartir archivos con móviles, o con otras personas.

En resumen, Windows Live Sync no es un mal producto pero esta muy por debajo de lo que Microsoft podría ofrecer si se hubieran tomado esto más en serio. Hay algunos agujeros de funcionalidad que son incompresibles, como el no dar soporte para XP, algo básico en cualquier herramienta de sincronización que tenga un mínimo de aspiraciones a triunfar. Lo esperable habría no solo que Sync funcionara con XP, sino que también ofrecieran un cliente para iPhone, y uno para Android, pero no parece que vayamos a ver eso en el corto plazo.

Enlace | Windows Live Essentials
Más información | Windows Live Preview

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

18 comentarios