Google Play

Montar un mercado de aplicaciones no es cosa fácil. Desarrolladores de todo el mundo querrán publicar en él sus creaciones, y tú tienes que plantearte cómo pagarles de acuerdo a la legalidad en sus países correspondientes. Como todo lo que tiene que ver con impuestos y transacciones, no es trivial.

Apple y Microsoft han conseguido resolver con soltura este problema. La App Store permite a los desarrolladores de 155 países vender y distribuir sus aplicaciones. Las tiendas de Microsoft funcionan con 127 países desde los que los desarrolladores pueden vender sus aplicaciones. Desde el resto, los desarrolladores sólo pueden distribuirlas sin poder cobrar por ellas. El tercer actor, Google, cuenta con números mucho más bajos.

La compañía de Mountain View sólo soporta 33 países para los desarrolladores que quieran vender aplicaciones de pago. Varios países de la UE no están dentro de esa lista. Si vives en Luxemburgo, Chipre o Lituania, por poner tres ejemplos, no puedes vender aplicaciones. Tampoco si estás en ciertos países de Latinoamérica, como Colombia, Ecuador o Chile.

¡Vótalo!

Editores 0

Comunidad 10

Actividad de la comunidad