Compartir
Publicidad
Publicidad
Consejos, trucos y aplicaciones para no pecar de pardillo en el Black Friday
A fondo

Consejos, trucos y aplicaciones para no pecar de pardillo en el Black Friday

Publicidad
Publicidad

Si hace unos años hubiésemos comenzado el texto tratando los orígenes estadounidenses del Black Friday y su paulatina implantación en Europa y América Latina, hoy debemos hablar de cómo se ha convertido en un clásico comercial y cómo se impulsa desde días previos. Más que un simple viernes negro, parece una semana negra que acabará tiñendo de rojo nuestras cuentas.

Si eres de los que va a aprovechar o está aprovechando estos días para hacer compras para ahorrarse un poco de dinero gracias a las ofertas queremos proponerte varios consejos, trucos y aplicaciones para que no te lleves un disgusto. Para saber detectar qué es una verdadera ganga, cuándo nos la están jugando y cómo encontrar los mejores chollos. Aplicable a tecnología y software, nuestros temas, pero también al la moda, los juguetes y cualquier otro ámbito.

Extensiones y webs para el Black Friday, nuestras mejores amigas

A lo largo de estos días, pero especialmente el próximo viernes 24 de noviembre, algunas extensiones de nuestro navegador van a convertirse en imprescindibles cuando toque saber si estamos aprovechando una verdadera oferta. Nos evitarán caer en las trampas de algunas tiendas demasiado avispadas.

El año pasado os hablamos de algunos de estos complementos y webs para el viernes negro, pero no está de más recordar los más importantes.

Keepa Historial Precios Ofertas Amazon

Para lidiar con Amazon, una de las tiendas que más compras registrará estos días, es sumamente interesante emplear servicios como Camel Camel Camel o Keepa. Porque bien sabemos que los precios suben, bajan, vuelven a subir y vuelven a bajar, especialmente en grandes comercios electrónicos como este. ¿Cómo saber si verdaderamente han bajado mucho y estamos ante un ofertón de Black Friday? Mediante sus extensiones y sus webs.

Instalándolas en nuestro navegador, tienen extensiones y complementos para los principales, tendremos acceso al historial de precios de los productos que nos interesan. Podremos saber si la aparente bajada es tal, si en realidad en semanas previas se subió el precio para que ahora parezca una ganga o prácticas similares. Sin engaños.

Además, a través de sus páginas webs, nos ofrecen ofertas destacadas comprobadas. Más opciones para que no se nos escape nada.

Si vamos a comprar algo en una tienda que acepta cupones de descuento, y son aplicables a estos días, no está de más echar un ojo a otra buena aplicación que os recomendamos: se trata de Honey.

Honey Cupones Descuento Black Friday

Funciona en los principales navegadores, desde Chrome a Firefox pasando por Opera y Safari, y su principal cometido es encontrarnos códigos promocionales para conseguir descontar un poco más el total de nuestra cesta de la compra. No encontrará para las tiendas más populares, en esas está difícil, pero podemos llevarnos más de una sorpresa.

Asimismo, afirman buscarnos oportunidades de ahorro en Amazon, así que no está de más probar por si alguna vez verdaderamente nos echan una buena mano y nuestra cartera se resiente un poco menos.

Por último, cerrando este apartado, no debemos olvidarnos de las ofertas en comercios físicos. Si no temes a las aglomeraciones, webs como Tiendeo y Ofertia pueden ayudarte a localizar los catálogos de las tiendas más cercanas a tu ubicación. Ambas, además, tienen aplicaciones para Android e iOS, así que los vas a poder llevar hasta los mismísimos pasillos del establecimiento en cuestión.

Nuestro Black Friday de consejos y trucos

Dejando atrás servicios en línea, toca hablar de más consejos y trucos. En primer lugar, si las aplicaciones de historiales de precios no cubren las tiendas en las que vamos a comprar, siempre podemos hacer uso de la tan veces bendita caché de Google. No es siempre podrá ayudarnos, pero saberlo solamente nos llevará unos pocos segundos.

Pongamos que accedemos a uno de tantos comercios electrónicos, buscamos un producto y vemos que tiene una escandalosa oferta. Una bajada de un 50 %, por decir algo. ¿Será verdad? ¿Es una oferta tan impresionante o en realidad, en días previos, se infló su coste para ahora poder mostrar en grandes caracteres tal rebaja?

Black Friday Busqueda Cache

Bastará con ir a Google, escribir el nombre del producto tal y como aparece en la tienda, el propio nombre de la tienda y buscar. Una vez aparezcan los resultados cruzaremos los dedos, haremos clic sobre la pequeña flecha junto a la URL y en el botón "En caché". Si la captura que ha hecho el buscador no es muy reciente, podremos ver el precio que tenía el artículo en un periodo sin ofertas y comprobar si, efectivamente, se trata de una rebaja como la anunciada.

Al margen de todos estos métodos de comprobación que es importante tenerlos en cuenta, debemos aplicar el sentido común a la compra. Siempre.

Tener en cuenta que comparar es ahorrar. Poco cuesta buscar el mismo producto que nos interesa en varias tiendas, en el buscador y ver los precios de cada lugar. Igualmente en comercios físicos haciendo uso, de nuevo, de la tecnología. Es interesante llevar la aplicación de Amazon y escanear desde su buscador el código de barras. Podemos llevarnos más de una sorpresa, comprobado.

No hay que olvidar tampoco que las rebajas tienen unas reglas en la mayoría de países y que en España, por ejemplo, junto al precio rebajado debe figurar el precio original y/o el porcentaje de bajada. Entrará en juego la confianza en el comercio y la buena fe de quien vende, pero como sobre todo en internet tenemos métodos de comprobación, la seguridad será todavía mayor.

Money 256319 1280

Hilado con esto, debemos prestar atención a toda clase de detalles adicionales. Hay que ver si en el precio final se incluye el IVA, importante. Comprobar a cuánto ascienden los gastos de envío, no vaya a ser que la rebaja sea cobrada por otro lado. Tener en cuenta cuál es la política de devolución de la tienda en cuestión, especialmente si es en línea. Y tener igualmente presente que pese a estar en un periodo de promociones deberían asistirnos las mismas garantías de siempre.

Y, por supuesto, ser razonables y prestar atención constante a la seguridad. Debemos valorar si aquello que vamos a comprar realmente lo necesitamos y queremos, para evitar compras impulsivas. Al mismo tiempo que tenemos que ser cautos y asegurarnos de la clase de tienda o vendedor que tenemos enfrente. Si es el comercio es genuino y no un intento de suplantación, si es confiable, si el vendedor tiene una buena reputación entre los compradores, etcétera.

Que un descuido no nos enturbie la experiencia.

En Compradicción | Las mejores ofertas del Black Friday

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos