Compartir
Publicidad
#DeliverooExplota: ¿Qué está pasando con la empresa de reparto de comidas?
A fondo

#DeliverooExplota: ¿Qué está pasando con la empresa de reparto de comidas?

Publicidad
Publicidad

Los trabajadores de Deliveroo están en pie de guerra. Desde su posición están intentando denunciar una situación precaria e insostenible para ellos, pero la empresa no ha reaccionado correctamente y ha tenido detalles que no han gustado en absoluto a sus trabajadores.

Deliveroo, aparte de tener una política de contratación similar a la de Uber y Cabify, ha despedido a varios trabajadores que o bien apoyaron la huelga, o bien ayudaron a organizarla y a crear el primer "sindicato" de la empresa de reparto de comidas.

Según se recoge en El Confidencial, las reclamaciones de los riders (así llama Deliveroo a sus trabajadores) demandan ciertas garantías a la hora de afrontar sus horas de trabajo, algo que la empresa dice no estar obligada a ofrecer por sus propias políticas.

Antes de pasar a detallar qué es lo que piden los trabajadores de Deliveroo, vale la pena que nos detengamos unos momentos para dar algo de contexto a sus reclamaciones e intentar entender de dónde viene esta guerra.

El inicio de las hostilidades

Deliveroo

Para entender el porqué del conflicto hay que atender a cómo es la relación entre trabajadores y empresa. El ejemplo comparativo más "cercano" que podemos poner es el de Uber y Cabify, como ya comentamos al principio del artículo. Todo funciona a través de la red: tanto los pedidos, como la disponibilidad de los repartidores.

Estos últimos indican su disponibilidad a través de una plataforma online y Deliveroo les envía, pasados unos días, su horario de trabajo semanal. Cuando están "de guardia", deben acudir a un punto de encuentro situado en el centro de la zona que van a cubrir en ese momento.

Allí esperan a que llegie una alerta a su teléfono. Desde ese momento tienen un margen de 30 minutos para realizar la entrega de la comida, que será seguida en tiempo real tanto por la empresa como por el cliente a través del GPS. Los precios por pedido son 4,25 euros para los ciclistas y 4,50 para los motoristas.

Los trabajadores no quieren permanecer de guardia en la calle sin cobrar por ello

Supongamos ahora que durante esas cuatro horas que trabajan habitualmente los repartidores no hay pedidos. Hasta ahora Deliveroo pagaba por el valor de ocho horas en caso de que el repartidor no tuviese trabajo, pero eso se acabó. Ahora el empleado se vuelve con las manos vacías a su casa.

No se trata sólo de que los trabajadores no cobren, sino que se ven obligados a estar en la calle sin poder hacer nada más que esperar a que su teléfono móvil les indique que tienen una entrega que hacer. Y, como es lógico, los trabajadores no quieren dejar el puesto de trabajo para acabar no recibiendo nada por tiempo que le han estado dedicando a la empresa.

Esta decisión de no pagar las horas prestadas en el puesto se debe a, según indican en El Español, a que el número de repartidores ha crecido exponencialmente en los úlitmos tiempos. Por tanto, desde el punto de vista de la empresa, el pacto tácito que existía entre ellos y los riders que garantizaba entre 85 y 90 euros semanales, ya no es sostenible.

Lo que piden los repartidores

huelga deliveroo

El conflicto entre los trabajadores y la empresa de reparto de comidas es el primero de la "nueva economía" que el pasado 28 de junio convocaron una huelga que se celebró ayer domingo 2 de julio, durante las 20 y las 23 horas. Estas son las horas de máxima actividad semanalmente para todos los riders de la compañía.

Este parón en horas tan clave quiere servir para pedir a la empresa ciertas garantías de trabajo. En concreto, al menos 20 horas semanales y dos pedidos por hora. Por ahora la empresa se ha comprometido a realizar ciertos ajustes que favorecen a los repartidores, como permitirles trabajar en paralelo para otras compañías o mejorar el estatus de quienes sean autónomos dependientes, pero no garantiza mínimos.

La huelga de ayer fue convocada por la plataforma Ridersxderechos, que agrupa a todos los trabajadores que se han querido sumar al paro. La iniciativa surge en Barcelona de la sección sindical creada en la empresa por la Intersindical Alternativa de Catalunya (IAC). La plataforma también se ha organizado en Madrid, Zaragoza y Valencia, ciudades donde opera Deliveroo en España.

La huelga de los riders no ha sentado nada bien a los directivos de Deliveroo, que han tomado medidas drásticas

Sin embargo, la huelga de los trabajadores no ha sentado nada bien a la cúpula directiva de Deliveroo, que según informa Público, ha despedido a varios trabajadores que apoyaron el paro y que pertenecían a la plataforma Ridersxderechos.

De acuerdo con dicha plataforma, ocho repartidores en Madrid, cuatro en Barcelona y uno en Valencia han sido despedidos después de participar en una manifestación el pasado viernes y posicionarse a favor de la huelga.

La empresa anunció a los trabajadores su despido, de acuerdo con el digital, a través de correo electrónico. En ningún momento en dichos correos electrónicos se mencionaba la huelga, aunque los trabajadores creen que era el subtexto de dichos mensajes. También opinan que esto es una especie de reprimenda por ocurrírseles reivindicar sus derechos.

Twitter estalla mientras #DeliverooExplota

Ayer el hashtag #DeliverooExplota fue tendencia en España. La popular red social de microblogging se sumó, en gran parte, a la causa de los repartidores. Algunos como el diputado de Unidos Podemos por Canarias, Alberto Rodríguez, reflejaba lo siguiente en su cuenta:

Por otro lado, el mismo día que políticos como Rodríguez o Rafa Mayoral (también de la formación morada) mostraban su apoyo a los riders, desde Ridersxderechos empezaban a anunciar que la empresa les estaba despidiendo de forma fría y bastante impersonal:

Usuarios ajenos a la vida pública o relacionados con la plataforma también mostraron su apoyo. Algunos hablaron de "represión, despidos y condiciones de miseria", haciendo referencia a las actitudes de Deliveroo para con sus empleados:

Otros usuarios intentaban concienciar sobre la huelga desde su tribuna en Twitter:

Mientras tanto, algunos veían con buenos ojos la celebración de la huelga y la apoyaban parapetados tras altas dosis de sarcasmo:

Por su parte, el mayor centro de actividad sobre la huelga fue la cuenta de Ridersxderechos. En algunos tuits dejaban muy claras sus reivindicaciones:

En otros hablaban de la poca colaboaración por parte de Deliveroo que estaban recibiendo a la hora de negociar las condiciones de los trabajadores:

Una semana antes de la publicación de estos tuits, en la primera huelga convocada, ya habían dejado clara su postura sobre el trato que recibían por parte de la empresa:

El conflicto parece que por ahora aún está muy lejos de resolverse. Veremos en qué acaba toda esta historia, y veremos hacia qué lado se inclina la balanza conforme los meses vayan avanzando.

En Genbeta | Los taxistas contra Uber y Cabify: así hemos llegado a esta situación

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos