Quizá no necesitas una fibra tan rápida: esto es lo mínimo que debes tener para ver Netflix, jugar en la nube o escuchar música

Quizá no necesitas una fibra tan rápida: esto es lo mínimo que debes tener para ver Netflix, jugar en la nube o escuchar música
1 Comentario

Cada vez son más los servicios que utilizamos en nuestro día a día que requieren conexión a Internet. Ya sea para trabajo u ocio, escoger una tarifa de fibra que no nos de problemas de conexión y sea estable nos puede ahorrar bastantes disgustos. Y en aquellos momentos en los que solo nos apetece ver una película, jugar un rato, o escuchar algo de música, no hay peor cosa que la conexión falle por cualquier razón.

Cuanta mayor fibra contratada y mejores dispositivos tengas en casa, más cosas de manera simultánea podrás hacer que requieran conexión. Sin embargo, no tenemos por qué gastarnos toda una pasta en instalar una conexión que no va a ser aprovechada en su totalidad. En este artículo te mostramos el ancho de banda que necesitas para disfrutar de tus momentos de ocio preferidos.

Un problema del primer mundo

Que 'el Internet vaya lento', o que surjan problemas de inestabilidad, es algo que desde Genbeta no queremos que ocurra en tu casa, precisamente porque sabemos de primera mano lo molesto que puede llegar a ser. Esta sensación es aún mayor cuando sois varios en casa y tu conexión da para lo justo.

Depende de cada proceso que ejecutemos en nuestros equipos, éstos consumirán más o menos ancho de banda de nuestra red. Calcular la conexión que necesitas mediante el consumo de ancho de banda puede ser una buena opción para tantear la fibra que debes de instalar en casa. Es por ello que te hemos dejado con una lista de servicios con el mínimo de conexión necesaria recomendada por las compañías.

Ver películas y series en streaming

Dependiendo de la calidad en la que vayamos a reproducir el contenido, el consumo será mayor o menor. Además, aunque el consumo sea más o menos similar, también difiere en cada servicio de streaming, ya que utilizan técnicas de compresión y sistemas distintos.

Netflix

La compañía recomienda un mínimo de 1 Mbps para reproducir contenido en definición estándar. Si pasamos al HD, el consumo asciende a los 3 Mbps si es en 720p y 5 Mbps si es en 1080p. Para reproducir contenido en 4K, el servicio recomienda un mínimo de 15 Mbps. Si tienes problemas con la reproducción, siempre puedes limitar la calidad de la misma desde los propios ajustes del servicio.

HBO Max

El servicio necesita un mínimo de 5 Mbps para poder reproducir contenido en HD y 25 Mbps para 4K UHD, aunque desde HBO Max recomiendan 50 Mbps o más si quieres ver series y películas en la más alta calidad y sin cortes.

streaming

Amazon Prime Video

Tal y como recomiendan desde su página web, el servicio necesita un mínimo de 1 Mbps para contenido en SD y 5 Mbps para contenido en HD. Sí queremos reproducir películas en 4K UHD, Amazon requerirá un mínimo de 25 Mbps para que el contenido se pueda ver de forma estable.

Disney+

Para el servicio de Disney+ será necesario un mínimo de 5 Mbps para contenido en alta definición y 25 Mbps si queremos reproducir series y películas en 4K UHD. Aunque no se mencione nada sobre la calidad estándar en su centro de ayuda, es muy probable que sea similar a los demás servicios, es decir, 1 Mbps.

Jugar a videojuegos en la nube

Los usuarios también tienen una gran cantidad de opciones cuando se trata de jugar vía streaming. En los últimos años, la demanda por este tipo de servicios ha crecido notablemente, teniendo como principal ventaja la posibilidad de poder jugar sin la necesidad de un equipo potente. Eso sí, en este caso debemos contar con una conexión estable, ya que al requerir de un input por nuestra parte, y renderizado en tiempo real desde la máquina que hace de servidor, el mínimo recomendado es algo mayor que cuando nos ponemos a ver una peli o una serie.

GeForce NOW

El servicio de NVIDIA cuenta con un buen número de títulos para jugar desde la nube. Para poder disfrutar de ellos, será necesaria una conexión mínima de 15 Mbps para 720p y 60 fps, y 25 Mbps para una resolución de 1080p y 60 fps. En cambio, si lo que queremos es jugar a 4K y a 60 fps, necesitaremos al menos 40 Mbps.

Xbox Cloud Gaming

A través de Game Pass, los usuarios también pueden disfrutar del juego en la nube a través de los servidores de Microsoft. Para ello, la compañía recomienda un mínimo de 20 Mbps para poder jugar. El sistema ajustará automáticamente la resolución dependiendo del ancho de banda que pueda utilizar.

PS Plus

Los usuarios de PlayStation también tienen la opción de jugar a algunos de los juegos de su catálogo disponible a partir de la suscripción PS Plus Extra. Para ello, desde la compañía recomiendan un mínimo de 5 Mbps o 15 Mbps si queremos jugar en 1080p.

playstation

Google Stadia

El servicio para jugar en la nube de Google necesita al menos de 10 Mbps si queremos jugar sin cortes. Aunque desde la compañía recomiendan un mínimo de 35 Mbps para poder jugar en 4K bajo su suscripción Stadia Pro.

Escuchar música en plataformas de streaming

Como es lógico, escuchar música desde servicios de streaming no requiere una conexión tan potente que jugar a un juego o ver una película, aunque si somos varios en casa consumiendo ancho de banda de forma simultánea, puede que esta tarea se complique.

Spotify tiene limitada la calidad de audio a 320 Kbps, pero si queremos escuchar música en calidad HiFi de CD o estudio en servicios como Tidal, Apple Music, Amazon Music, Deezer y demás, el ancho de banda consumido por canción puede subir a los más de 1.400 Kbps para calidad de CD e incluso más de 9.000 Kbps en calidad de estudio.

No solo la velocidad contratada es importante

Aunque la velocidad de fibra contratada es un aspecto importante para conseguir una conexión estable y libre de problemas, no es el único factor que puede afectar la calidad de nuestra conexión. Los dispositivos que tenemos en casa también forman una parte muy importante, además del cableado y la distribución de la conexión por WiFi en el hogar, ya que es el principal cuello de botella.

Aunque a veces cablear todos nuestros equipos a través de Ethernet puede ser un lío, es la solución que más estabilidad y velocidad nos va a ofrecer en casa. Si por el contrario, tenemos que depender del WiFi, la localización del router será un aspecto crucial, así como la frecuencia que estemos usando (si 2,4 GHz o 5 GHz). Las limitaciones del router que ofrece la operadora también puede ser otro punto a tratar.

Usar repetidores o PLCs pueden ser una buena opción, aunque no son las alternativas que más estabilidad nos dan, ya que para ello podemos aprovechar una red mallada a través de routers compatibles y crear nodos de conexión por todos los puntos de casa. Eso sí, esta última solución no suele ser la más económica.

También hay que tener en cuenta el número de personas que viven en casa y el uso frecuente que se le da a la red. En base a eso, y calculando el consumo de ancho de banda habitual y máximo, podemos tener una idea más clara de la velocidad de fibra que necesitamos contratar en nuestro hogar.

Temas
Inicio
Inicio