Compartir
Publicidad
Publicidad

ABC y la infracción de una licencia Creative Commons

ABC y la infracción de una licencia Creative Commons
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El 11 de Marzo de 2011, Japón sufrió el mayor terremoto en 140 años. Fernán Izquierdo, residente en Tokyo, se puso a fotografiar lo que veía, publicando las fotos en su blog, Los ojos de ella, bajo una licencia Creative Commons de Atribución – No Comercial – No derivados.

Aún siendo la licencia más restrictiva de todas las Creative Commons, las restricciones pueden ser levantadas si se le pide al autor y éste accede, como ha sido el caso que permite publicar la foto que acompaña a éste artículo. Así lo hicieron diferentes medios que, tras recibir el permiso correspondiente, publicaron las fotos de Fernán en sus ediciones impresas.

Por el contrario, el periódico del grupo Vocento ABC, decidió publicar dos fotografías de Fernán sin su permiso que pueden verse aquí y aquí. Y no solo eso, ya que tampoco puso en ningún lado quién era el autor, lo que constituye una violación flagrante de la licencia de publicación.

Cabría recordar a los grandes grupos mediáticos que las licencias Creative Commons son 100% legales y son de verdad, y que su violación constituye ‘infracción de copyright’, de verdad. Así lo entendió un tribunal belga que impuso una multa de 4.500 euros a una empresa que violó una de éstas licencias.

En una encuesta realizada entre los lectores de Los ojos de ella, éstos acabaron empatando en las decisiones de demandar al periódico ABC por violación de copyright, o hacer una campaña informativa en Internet.

Finalmente Fernán decidió pedir muy amablemente a ABC y al Grupo Vocento la donación 3.000 euros a cualquiera de las asociaciones que colaboran en ayudar a las víctimas del terremoto, optando por la ‘vía conciliatoria’. Aún así, la petición amistosa se ha producido tras recibir largas y excusas por parte del jefe de fotografía del diario, de quien no se sabe nada desde hace días.

La campaña, que lleva por nombre sindelicadeza, tiene tres opciones de participación que van del simple apoyo añadiendo un logo en el blog o web personal, moviendo el tema en Facebook, Twitter o cualquier otro medio de redes sociales o en mandar una carta al Director de ABC comentándole el tema.

A diferencia de los grandes grupos y lobbies, los pequeños autores no tienen (tenemos) tanto tiempo como para ir rastreando la red y los periódicos en papel.

Cuando los poquísimos casos saltan a la luz, casi siempre por que el autor o algún amigo encuentra material propio por casualidad, es importante recordar a todos que licencias como Creative Commons son completamente válidas, y que su cumplimiento es obligado para todos. También para aquellos que acusan a los internautas de ‘robarles‘ su trabajo.

Foto | Fernán Izquierdo (publicada con su consentimiento expreso)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos