Compartir
Publicidad
Publicidad

Antonio Guisasola, presidente de Promusicae, apoyó a EE.UU. para que incluyera a España en la lista negra de piratería

Antonio Guisasola, presidente de Promusicae, apoyó a EE.UU. para que incluyera a España en la lista negra de piratería
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los últimos años, la industria cultural española se ha quejado de que España esté en la lista negra de piratería internacional. Incluso se ha llegado a decir que es una “deshonra nacional”. Tales declaraciones, entre otras, las hizo el presidente de Promusicae, Antonio Guisasola. Ricardo Galli, fundador de Menéame, ha expuesto en su blog algunas otras declaraciones hechas por Guisasola en referencia a la lista 301 de Estados Unidos:

La aparición destacada del nombre de España entre los países menos respetuosos de la propiedad intelectual en todo el mundo constituye una deshonra nacional, no por reiterada y esperada menos dolorosa.
El informe tiene una parte positiva, y dice felicidades por dar un primer paso, por tener la voluntad y otra negativa, al destacar que no se relajen, porque la cosa está muy mal.
La inclusión de España en la lista 301 es una vergüenza.

Todas ellas corresponden al punto de vista que mantiene la industria en relación con el intercambio de archivos, pero lo interesante es que WikiLeaks ha revelado, mediante un cable diplomático de Estados Unidos, que Guisasola está en realidad a favor de que España esté en la lista negra de piratería.

En una reunión que mantuvieron en febrero de 2010 representantes del Departamento de Comercio norteamericano con representantes del gobierno español, de la oposición y de la industria cultural, se habló sobre la posibilidad de incluir a España en dicha lista:

Antonio Guisasola de Promusicae [dice] “El modelo español es esencialmente una versión diluída de una propuesta anterior de la Coalición [...] Guisasola confirmó que la industria musical española está a favor de poner a España en la Priority Watch List en la revisión especial de la 301.

Es más, Guisasola, y la industria en general, no sólo estaban a favor de la inclusión de España en la Watch List, sino que querían que estuviera en la Priority Watch List. Dos semanas después, el mismo Guisasola salía en los medios de comunicación afirmando de forma rotunda que el hecho de que España estuviera en la lista en cuestión era una “deshonra nacional”. Sin embargo, lo interesante es que Guisasola pidió que se pusiera España en la Priority Watch List y Estados Unidos sólo puso a España en la Watch List. Es decir, que el gobierno norteamericano no cree que haya un nivel de intercambio de archivos tan alto como el que quiere hacer ver Promusicae.

Además, en la misma reunión, las autoridades gubernamentales españolas solicitaron a Estados Unidos ayuda para convencer a los partidos minoritarios que se oponían a la ley Sinde. Asimismo, el cable también revela que Estados Unidos presionó al Partido Popular para que votara a favor de una ley Sinde con una mínima participación judicial y un mayor peso administrativo.

Vía | Ricardo Galli
Foto | Uncle Catherine
Enlace | Cable WikiLeaks

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos