Compartir
Publicidad
Publicidad

Balance de la clausura de dominios: no hay más ciego que el que no quiere ver

Balance de la clausura de dominios: no hay más ciego que el que no quiere ver
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras una buena temporada secuestrando dominios, con algún que otro error 'de bulto', la agencia federal de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés), encargada de controlar y clausurar aquellos dominios bajo los que se venden bienes falsificados o se infringe el copyright, ha hecho un balance más que bueno de sus tareas. Pero como todo depende del cristal con que se mire, una cosa es que se hayan secuestrado una cantidad enorme de dominios, y otra cosa muy diferente es que los secuestros consigan la efectividad deseada. Y no lo han hecho.

Tras una pequeña investigación basándose en 10 de los dominios secuestrados antes de la Super Bowl el pasado febrero, resulta que la mayoría siguen activos tras un simple cambio de dominio. Es el caso de atdhe.net, firstrow.net, todas las variantes de ilemi.com y rojadirecta.com, que han evitado los efectos de la clausura mediante un dominio diferente al que tenían, como por ejemplo rojadirecta.com, que a las pocas horas de ser clausurada, re-apareció bajo el dominio .es.

En casi todos los casos, los operadores de estos dominios residen fuera de los Estados Unidos, por lo que al ICE le resulta 'fácil' clausurar el primer dominio, pero luego es aún más fácil cambiarlo: se busca una empresa registradora de dominios, así como un servicio de hosting, que no tengan su sede en norteamérica y listo.

En el caso de operadores con base en los Estados Unidos, la cosa se complica como le pasó a Brian McCarthy, propietario de channelsurfing.net residente en Texas, que fue detenido por el FBI y podría enfrentarse a 5 años de cárcel. En éstos casos, los propietarios de los derechos simplemente tienen que presentar una denuncia para cerrar la web preventivamente. Una vez cerrada, se prepara una demanda que, seguramente, termine con el operador arrestado, como pasó con McCarthy.

El ICE adopta la pose de la Justicia con los ojos vendados, aunque haciendo trampa. Mantienen un ojo cerrado, resistiéndose a ver que cuatro de cada seis dominios clausurados hace un par de meses siguen funcionando y han quedado fuera de su alcance, creando una base para que, por ahora, surjan futuros sitios web usando la misma técnica de usar empresas de hosting y registro situadas fuera del territorio estadounidense. Por no hablar de extensiones como MafiaaFire Redirector, creadas única y exclusivamente para evitar la clausura de dominios de los federales.

Y mientras pasa esto, el ICE se levanta la venda del otro ojo para confirmar que sus acciones preventivas son todo un éxito, ya que las páginas informativas de clausura, aún cuando el dominio sigue activo en otro lado tan solo 24 horas después, "reciben millones de visitas de forma conjunta". Quien sabe, con tantas visitas igual podrían poner unos banners de publicidad y sacarse algo extra...

Vía | Ars Technica

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos