Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Censurar? Si, censuramos. Y seguiremos censurando.

¿Censurar? Si, censuramos. Y seguiremos censurando.
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

En Cuba, uno de los pocos países en que se aplica aquello del "a cada cual según sus necesidades", la conexión a Internet solamente está permitida bajo estrictas premisas. Y una de las premisas es que se debe contratar la conexión a ETECSA, la empresa de telecomunicaciones del estado.

Pero como dice aquello del "hecha la ley, hecha la trampa", hay quien se dedica a instalar conexiones ilegales para acceder tanto a la red, a televisión por satélite y poder hacer llamadas evitando las centralitas del gobierno.

En el diario oficial Granma, se informa sobre las "serias afectaciones" que estas conexiones "ilegales" han causado a la única operadora cubana, como por ejemplo la disminución de ganancias por concepto de llamadas internacionales.

Según el diario oficial, estas "afectaciones" se han realizado gracias a la intervención de la mano oscura de los Estados Unidos de América, que ha financiado la compra de equipos de televisión por cable, para luego instalarlos de forma clandestina en la isla.

De éste modo, los cubanos pueden tener acceso a canales de televisión internacionales, un servicio del que sólo pueden disponer, de forma legal se entiende, el sector del turismo, los funcionarios del régimen cubano, diplomáticos y algunas empresas extranjeras, pero no la población cubana, que sólo puede ver la programación televisiva que ofrecen las cadenas oficiales.

Aquellos que osen "neutralizar, eludir o burlar los mecanismos de control establecidos", es decir, buscar canales informativos libres de la injerencia estatal, están incurriendo en un delito por el que pueden ser castigados con multas de unos 830 euros o hasta 3 años de cárcel.

Multas económicas y amenazas de cárcel para los que 'neutralicen, eludan o burlen los mecanismos de control establecidos', igualito que ACTA o la reciente SOPA americana, (añadir Iran,e tc)

Curiosa forma esta de libertad de información mediante el control estricto de quien habla con quien y prohibiendo el acceso a Internet y a las televisiones extranjeras, y más si tenemos en cuenta aquello de "ser cultos para ser libres" del "maestro" José Martí.

Fuente | Europa Press Foto | Víctor Nuñez

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos