Compartir
Publicidad
Publicidad

Congresistas de EE.UU. presionan a Obama para que resuelva a favor de AT&T la demanda por su fusión con T-Mobile

Congresistas de EE.UU. presionan a Obama para que resuelva a favor de AT&T la demanda por su fusión con T-Mobile
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Quince miembros del Congreso de los Estados Unidos han instado al presidente Barack Obama a resolver a favor de AT&T la demanda antimonopolio presentada por el Departamento de Justicia contra la fusión de AT&T y T-Mobile. El grupo de políticos, liderado por el congresista demócrata por Carolina del Norte Heath Shuler, asegura que el acuerdo entre los dos gigantes de las telecomunicaciones se traducirá en beneficios para los estadounidenses.

Sin embargo, Heath Shuler no es un congresista más en el debate sobre la fusión de AT&T y T-Mobile. En el año 2006, cuando se presentó a las elecciones para el puesto que ocupa actualmente en el Congreso, recibió más de 25.000 dólares de AT&T. Es decir, que la compañía de telecomunicaciones financió la campaña electoral de Shuler.

La carta que Shuler ha mandado a Barack Obama hace hincapié en tres ámbitos concretos. En primer lugar, según el congresista, la fusión de AT&T y T-Mobile ayudará la expansión de las redes inalámbricas de alta velocidad. En segundo, Shuler asegura que creará nuevos puestos de trabajo. Y finalmente, el político demócrata dice que aumentará el PIB de Estados Unidos a largo plazo. Para dar más dramatismo a su discurso, Shuler hace referencia a las palabras de Obama en las que afirma que la creación de empleo es primordial en estos momentos.

Pero Sprint, que es el tercer mayor operador del país, sostiene justo lo contrario: “No os equivoquéis, la compra de T-Mobile por parte de AT&T eliminará decenas de miles de puestos de trabajo en todo el país”. Sea como sea, lo cierto es que poco pueden hacer los miembros del Congreso, e incluso Obama, ya que es una decisión que depende de la justicia, y no de la clase política.

El debate se remonta a semanas atrás, cuando AT&T presentó una oferta de 39.000 millones de dólares para comprar T-Mobile y, así, establecerse como el mayor operador de Estados Unidos, por delante de Verizon. Sin embargo, el Departamento de Justicia presentó una demanda antimonopolio para bloquear el acuerdo, ya que el gobierno norteamericano considera que “la eliminación de T-Mobile como rival independiente y de bajos precios por parte de AT&T significaría la supresión de la fuerza competitiva del mercado”. Por ahora, falta conocer la sentencia de la justicia, que pondrá punto y final a una de las mayores operaciones de las últimas décadas en el sector de las telecomunicaciones.

Vía | TechCrunch Foto | John Edwards 2008

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos