Compartir
Publicidad

David Cameron se plantea banear de las redes sociales a los protagonistas de los disturbios

David Cameron se plantea banear de las redes sociales a los protagonistas de los disturbios
0 Comentarios
Publicidad

El primer ministro de Reino Unido, David Cameron, ha afirmado que sopesa la opción de banear en las redes sociales a los vándalos que han protagonizado los disturbios en Londres. “El libre flujo de información puede usarse para bien, pero también puede usarse para mal”, comenta Cameron.

El premier británico prosigue: “Cuando la gente utiliza los medios sociales para crear violencia los tenemos que parar. Por ello, trabajamos con la policía, los servicios de inteligencia y la industria para ver si sería correcto interrumpir a las personas que se comunican con estas webs y servicios si sabemos que han participado en la violencia, el desorden y la criminalidad”.

Para prevenir próximos disturbios, el gobierno británico se pondrá en contacto de forma directa con las redes sociales en cuestión para que les ayuden a solucionar el problema. Cameron ha afirmado que la ministra del Interior, Theresa May, tendrá reuniones con representantes de Facebook, Twitter y RIM, fabricante de BlackBerry, para discutir las posibles acciones de prevención de cara a posibles nuevos altercados.

La primera impresión que se saca de la decisión del primer ministro británico es que banear uno por uno los usuarios de redes sociales sospechosos de haber provocado altercados será muy lento e incluso ineficaz. Además, está por ver de qué forma se asegura que esas personas han participado en los disturbios.

Sin embargo, el famoso chat privado de BlackBerry se ha erigido como el malo de la película, el sistema a través del cual los vándalos se han organizado para destruir calles inglesas. Pero ¿hasta qué punto el gobierno tiene derecho a acceder a las conversaciones de los ciudadanos? Y, sobre todo, ¿hasta qué punto es eficaz? Porque en los años 60 y 70 ya hubo crisis sociales parecidas a la actual en Reino Unido y no había teléfonos inteligentes ni redes sociales.

Vía | Mashable
Foto | University Hospitals Birmingham

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio