Compartir
Publicidad
Publicidad

Documentos filtrados demuestran una campaña sistemática para acabar con Wikileaks

Documentos filtrados demuestran una campaña sistemática para acabar con Wikileaks
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La semana pasada, un grupo de hackers que operaba bajo el manto de Anonymous entró en los servidores de HBGary, una empresa de seguridad en software con sede en California. Una vez dentro del sistema de la compañía norteamericana, encontraron documentos que prueban una estrategia para neutralizar Wikileaks mediante acciones poco limpias, para decirlo de alguna manera.

Los hackers han hecho públicos alrededor de 50.000 correos electrónicos de HBGary y también han dado a conocer una serie de diapositivas presentadas ante el Bank of America –objetivo actual de Wikileaks– y dos compañías de seguridad en software, Palantir Technologies y Berico Technologies.

palantiroutputpdf-pages.jpg

Los planes de HBGary para dañar la imagen de Wikileaks pasan por crear un estado de desinformación acerca de sus acciones. Según afirman, crearían mensajes falsos para sabotear su tarea y, después, aceptarían el error. Otra táctica sería establecer miedo en relación con la seguridad de las infraestructuras mediante historias amenazantes. También se plantean llevar a cabo ataques a los servidores de Wikileaks para obtener datos sobre los informadores. A todo esto habría que sumar la clásica campaña de acoso y derribo en los medios de comunicación y el espionaje sobre los empleados de Wikileaks, en búsqueda de comportamientos fuera de lo común.

De esta manera, algunas empresas de Estados Unidos se unirían a la estrategia de las altas esferas norteamericanas para detener los planes de la organización liderada por Julian Assange. Por ahora, han centrado sus esfuerzos en dañar la imagen de su director mediante acusaciones judiciales de dudosa autenticidad, pero con esta filtración queda claro que la campaña es contra Wikileaks en general.

Se da la coincidencia de que, además, uno de los más altos ejecutivos de la firma de seguridad, Aaron Barr, afirmó que había conseguido los nombres de personas clave en Anonymous, además de sus direcciones de domicilio. En total, según Barr, tenía los datos de unas 30 personas relacionadas con el alto mando del conocido y controvertido grupo de internautas.

Vía | BoingBoing
Foto | Fotoserra
Diapositiva | BoingBoing

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos