Compartir
Publicidad
Publicidad

EEUU podría obligar a los navegadores de Internet a usar herramientas anti-rastreo

EEUU podría obligar a los navegadores de Internet a usar herramientas anti-rastreo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Comisión Federal de Comercio de EEUU, una agencia independiente que defiende los derechos de los consumidores, quiere que los usuarios tengan más privacidad. Para ello quieren que el Congreso apruebe una legislación que permita a los consumidores ver cómo se recopila su información personal, como se usa e incluso cómo se vende; para dar a los usuarios la opción de pararlo si así lo desean.

Es una de las conclusiones a las que se han llegado después de un estudio sobre la preocupación creciente de los usuarios sobre su privacidad. Esta Comisión tiene la capacidad de multar o castigar a las empresas que violen sus propias políticas de privacidad (lo que sería como romper el contrato firmado), pero no puede influir en la redacción de las mismas, cosa que quieren cambiar para proteger más a los usuarios. Esto va sobre todo por Google, Facebook y Twitter.

La primera acción que quieren promover es la de implementar sistemas que eviten la recolección de datos privados si el usuario no lo desea. Lo que se conoce como “Do Not Track System”, un sistema “anti-rastreo”. La idea es que todos los navegadores de Internet tengan de serie un botón que evite el rastreo de datos personales.

El director de la Comisión Federal de Comercio, Jon Leibowitz, cree que una medida sencilla de utilizar, sería muy efectiva:

Tenemos confianza en que los consumidores dispondrán de una opción anti-rastreo efectiva y fácil de usar a finales de este año, ya que las compañías están moviéndose en la buena dirección para hacerlo posible, entre otras razones, porque los legisladores querrán promover leyes que obliguen a ello en caso de que se nieguen.

Así que parece que están decididos a que se de un paso más en la privacidad del usuario corriente en Internet. La medida es positiva, ya que en ocasiones la gente no daría su consentimiento a muchos productos que rastrean sus actividades, si realmente supiera lo que se hace con esa información. De todas maneras, no hay que esperar a que los navegadores comiencen a llevar de serie esta opción, porque podemos instalar complementos como Do Not Track Plus que hacen exactamente eso, evitar el rastreo de las páginas web cuando navegamos. Eso sí, no oculta nuestra IP. Para eso está, entre otras soluciones, Tor.

Pero La Comisión Federal de Comercio no es la única entidad que aboga por reforzar las opciones de los usuarios en cuanto a privacidad. La World Wide Web Consortium, dirigida por Tim Berners-Lee, pide que se permita a los usuarios eliminar o cortar la recolección de su información privada en cualquier momento. Cosa que la Comisión cree que se cumpliría implementando el “Do Not Track”

Sin embargo, algunos como Daniel Castro, analista de la Information Technology and Innovation Foundation, cree que hay que tener cuidado con estas decisiones, ya que podrían afectar al rendimiento económico de las empresas

Las recomendaciones de la Comisión Federal de Comercio podría crear cargas que podrían mermar la eficiencia y la innovación que los consumidores también quieren de Internet. El informe no contempla un equilibrio justo.

Castro se refiere al uso de los datos privados como medio para ofrecer servicios y mejorar los sistemas. Google y Facebook por ejemplo, modifican sus anuncios en función de los gustos o intereses del usuario. Si alguien bloquea ese seguimiento personal que estas dos empresas le hacen, no podrían ofrecer anuncios tan personalizados, con lo que no llegarían de manera eficiente al ‘target’ que están buscando.

Sin embargo, existen personas que renuncian gustosas a ciertos servicios en Internet para conservar su privacidad. De hecho, se está llegando a un punto en que para garantizar la privacidad, se tiene que pagar. Las herramientas gratuitas suelen llevar anejos estos problemas de privacidad y control de nuestros datos personales. Pero no pueden negarnos la opción de no participar en su juego. Es una simple cuestión de libertad, y de dejar al usuario decidir como quiere navegar en la autopista de la información.

Vía | Reuters
Foto | Wikimedia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos