Compartir
Publicidad

El amigo americano contra ACTA

0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El gran Michael Geist nos brinda una magnífica herramienta que él mismo va a actualizar desde su recién estrenado Especial ACTA. Una aportación del profesor canadiense ante el inminente desenlace que muchos esperan para mal, pero en la que no ondeará la bandera blanca de la paz, si de la sociedad civil más comprometida depende.

Esta nueva arma, pacífica por pedagógica, que comparte el canadiense es básicamente una línea de tiempo (clarificadora) que ofrece una perspectiva de la evolución del Acuerdo que Europa, EE.UU y los aliados habituales (Australia, Marruecos, Nueva Zelanda, Singapur, Suiza, México o Japón) se disponen a firmar. Una aportación desde el otro lado del Atlántico en la que destaca, una vez más, el curtido músculo civil de los opositores de EE.UU al tratado imperial.

Entre ellos merece mención especial, en representación de la American University's Washington College of Law, Sean Flynn, profesor y director asociado del Programa de la Propiedad Intelectual y coordinador del Manifiesto contra ACTA.

Un profesor prestigioso, insobornable y cordial, que ha movilizado a toda su Universidad contra un Acuerdo que amenaza la distribución de medicamentos genéricos en los países pobres, la investigación y el desarrollo del software libre, que llega a criminalizar (patentes de software). Como para no protestar.

Pues Sean Flynn nos ha contado otra jugada sucia de los negociadores de ACTA. En la propia web de esta Universidad ejemplar, ¿alguien sabe de alguna española movilizada contra ACTA?, explica el profesor con detalle como los han mareado con las fechas de una reunión en Tokio entre representantes de la sociedad civil y los negociadores. Mails que no contestaban, fechas que no confirmaban y en el último momento una invitación para el día siguiente.

Se tarda 15 a 20 horas en volar a Japón desde la costa este de los EE.UU. siempre que haya billete... (y algunas combinaciones te pueden dejar en tierra un día más)

Una tomadura de pelo al nivel del sainete del Informe Gallo. El artículo de Flynn relatando el episodio de los preparativos del viaje a Japón dice más de ACTA que el propio borrador, sobre todo de la catadura moral y política de lo que se esconde detrás:

Por supuesto, esto es sólo el último ejemplo de como los negociadores y sobre todo la USTR, la oficina de representación comercial de Estados Unidos, están trabajando activamente para impedir la participación de la sociedad civil en la creación de lo que puede ser la más amplia y más importante acuerdo comercial internacional de la propiedad intelectual de la década.

Pero como las guerras se pierden luchando contra los elementos. El profesor Flynn, que batalla por el futuro de sus hijos en un mundo mejor para todos, corta aquí el episodio que traza el perfil de un enemigo que es capaz de esto y mucho más pero lo importante es tener muy presente "algunos puntos claves" de esta guerra desigual:

  • En cada reunión los EE.UU. han votado en contra de la liberación pública del texto de negociación.

  • Cuando el USTR fue sede de la última ronda en agosto, se negó a revelar públicamente que era una reunión formal. Hasta entonces los EE.UU. habían alegado que la reunión fue una reunión bilateral con la UE. Mienten. No lo fue. Todas las partes estuvieron presentes (como informó Nación Red)

  • Desde la ronda de Nueva Zelanda, ha habido oportunidad de conocer a los negociadores, en Lucerna, los negociadores celebraron una reunión en con representantes de la sociedad civil. La USTR de Obama hizo todo lo contrario. Salvo invitar a almorzar a un grupo seleccionado a los que no se les permitió hacer preguntas.

En Nación Red | El Manifiesto internacional contra ACTA advierte de una regresión social y civil sin precedentes.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio