Compartir
Publicidad
Publicidad

El cobrador de la SGAE sigue peleando con alcaldes, festeros y hasta con un restaurador de arte (por error)

Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La SGAE reclama a un total de 5.157 Entidades Locales por impagos de derechos de autor. No hay semana que la prensa local no recoja diversas noticias sobre la presentación de facturas o/y su devolución por las entidades locales.

Esta semana se ha sabido que la SGAE ha presentado este año casi un centenar de facturas por valor de 36.000 euros al Ayuntamiento de Llucmajor (Mallorca). El alcalde ha explicado que las fiestas que organizó el consistorio tenían lugar a través de una empresa adjudicataria y que entre las condiciones que aceptaba la empresa, estaban las de hacerse cargo de las tarifas de la SGAE, por lo que la entidad estaría reclamando el pago de unas actividades por las que ya ha cobrado.

También en Villena (Alicante) tienen problemas con la SGAE. La Junta Central de Fiestas ha devuelto una factura emitida por la SGAE que asciende a 47.000 euros por la música que sonó en las pasadas fiestas de Moros y Cristianos.

Según el presidente de la Junta Central de Fiestas, Antonio Navajas, se ha procedido a la devolución "porque la factura contiene errores y hemos solicitado a la SGAE que rectifique los mismos".

Explica Navajas que la SGAE impone el canon de la música en función del número de festeros, mayores de edad que participan en cada una de las celebraciones: "En este caso, la SGAE ha contabilizado a 11.500 festeros, en lugar de los 7.000 que son mayores de edad y además no se ha aplicado ningún descuento".

Por este motivo, la Junta ha enviado un certificado a la SGAE con el número de socios mayores de 18 años que participan en los festejos villenenses, para que en función de los mismos emita una nueva factura por el canon musical.

Iñigo de la Serna y la SGAE

Los señores de la foto, el Presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y Alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, y el Presidente de la Sociedad General de Autores (SGAE), Antón Reixa, han alcanzado un principio de acuerdo para ofrecer una serie de ventajas a los municipios que se comprometan a pagar a la SGAE.

Quien no tendrá que pagar, fue un error del cartero de la SGAE, es el restaurador de arte que ha recibido una carta en la que se le exige el pago de derechos de autor o de lo contrario "se iniciarán las medidas legales en defensa del conjunto de los creadores".

La SGAE ha explicado que esta carta pertenece a un grupo que se envió por error, mientras que el restaurador ha lamentado el "aviso amenazante" y que no se comprobara previamente a qué negocio se envían estas advertencias de pago.

El error puede derivarse de buscar en algún directorio de internet "nada fiable", explica el restaurador (de arte) al que han podido confundir con el propietario de un restaurante donde los clientes escuchaban música. Aunque desde la SGAE se le aseguró que habían enviado un inspector a su taller de restauración.

Vía | Diario Información; Diario de Mallorca

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos