Compartir
Publicidad
Publicidad

El Gobierno pide la retirada del videojuego Counter-Strike: Global Offensive

El Gobierno pide la retirada del videojuego Counter-Strike: Global Offensive
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, ha pedido a la compañía norteamericana Valve Corporation que no ponga a la venta la nueva versión del popular videojuego Counter Strike, por incluir la opción de jugar como miembro de ETA, aunque en ningún caso se cita el nombre de la banda terrorista. Se les llama “Separatistas”.

Urquijo cree que, en caso de salir al mercado, sería una “humillación” a las víctimas del terrorismo y una “ofensa” a todos los españoles “que tanto hemos sufrido por la violencia terrorista”, para que ahora se “frivolice” con ella “convirtiéndolo en un juego virtual”.

Además, ha recordado a la empresa estadounidense que, como consecuencia de la actividad terrorista de ETA, se “ha asesinado a 857 personas en España” y, en este sentido, ha pedido “un poco más de respeto e información” por parte de la industria del videojuego.

El delegado del Gobierno ha confiado en que la cuestión se resolverá sin tener que recurrir a medidas “coercitivas” como las judiciales y ha apelado al “sentido común” de la empresa, a la que alguien “tiene que abrir los ojos” para resolver la polémica “de manera amistosa y sin recurrir a otras vías”.

También desde la organización de consumidores FACUA se ha pedido a la compañía estadounidense Valve que elimine la simbología etarra de su videojuego, que saldrá al mercado el próximo 21 de agosto, por sensibilidad y respeto a la memoria de las víctimas y sus familiares.

FACUA pide a la empresa que asuma el código de conducta de la industria del videojuego en Europa, PEGI, y no muestre imágenes que puedan atentar contra la dignidad de determinados sectores, como en este caso las víctimas del terrorismo etarra.

Según FACUA, “la banalización del sufrimiento y la violencia que hace este tipo de videojuegos contradice lo que predica la propia industria a través de su código de conducta, que establece expresamente que no atentará contra la dignidad humana.”

Éste es un ejemplo más de los no pocos juegos que se encuentran en el mercado, donde se invita al jugador a emular terroristas, nazis o abusadores sexuales.

Counter-Strike Global Offensive también ofrece la opción de jugar como piratas somalíes, mercenarios, terroristas árabes, grupos armados de los Balcanes... y anarquistas. Frente a ellos los contraterroristas: el FBI, el SWAT, las patrullas de SAS británico, el GIGN francés…

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, ha confiado en que el polémico videojuego quede solo en lo que es, un juego, y que los miembros de ETA también queden “como lo que son, malos, asesinos y fanáticos”.

Vía | La Vanguardia
En Vida Extra | Facua reclama que no haya etarras en ‘Counter-Strike: Global Offensive’: otras ideas para que nos salven de esta maldad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos