Compartir
Publicidad
Publicidad

El Gran Hermano alemán salta al escenario

El Gran Hermano alemán salta al escenario
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Allá mediados de Junio, Alemania ponía en servicio su oficina de defensa contra el ciber-crimen, orientada a detectar, paliar, y quizá contra-atacar, los ataques que asegura recibe el país mediante la red.

La ciber-paranoia, como su nombre indica, consiste en pensar que todos están contra ti. Y en este caso, parece que el Gobierno alemán piensa que todos están en su contra, incluidos sus propios con-ciudadanos.

Al menos esto es lo que se desprendería de un informe del Chaos Computer Club, quizá el club hacker más prestigioso del planeta, que asegura que el Gobierno de Alemania usa cierto software para espiar a sus ciudadanos, y que le daría hasta acceso remoto a los discos duros de los ordenadores privados.

Con éstas prácticas, el gobierno alemán estaría monitorizando las conexiones a Internet, filtrando datos personales y trasteando con la información privada de sus ciudadanos, “recogiendo datos clave para la seguridad nacional”.

La Ministra de Justicia ya se ha afanado en pedir a los estados de la federación que realicen investigaciones exhaustivas, avisando a los gobiernos regionales que tengan presente la credibilidad del CCC. Además, ha asegurado que de ser un hecho real, el software y éstas prácticas estarían infringiendo las leyes del país.

Por su parte, el Ministro del Interior también ha declarado desconocer la existencia de dichos programas de espionaje, aunque no descarta que alguna agencia pudiera estar tras el caso, aún infringiendo las propias leyes que, en teoría, deberían defender (como los servicios de inteligencia, que suelen funcionar por cuenta propia).

Además del informe de 20 páginas y el código del troyano, en su web, el CCC hace un resumen de las funcionalidades del software Quellen-TKÜ, originalmente diseñado para monitorizar comunicaciones electrónicas.

El programa incluye un troyano que, junto con los fallos de seguridad existentes en algunos sistemas operativos, permitiría el acceso y control casi total de los ordenadores infectados. Esto incluiría poder activar webcams y micrófonos, para usarlos como pseudo-cámaras de vigilancia.

También destacan la baja calidad del código malicioso, que, aún permitiendo que se actualice e incluso instale nuevos módulos de forma remota, no dispone de ningún sistema de autentificación ni de verificación que limite el uso de Quellen-TKÜ a su función original de monitorizar comunicaciones, con lo que cualquier persona con intenciones no demasiado decentes podría hacerse con el control de los ordenadores corriendo el software.

En este caso, se podría crear una red de ordenadores zombie bastante potente, y todo con la nada despreciable ayuda del propio gobierno del país.

Es lo que tiene la paranoia, que cuando tienes miedo de todo el mundo, acabas disparando contra todo el mundo, o peor aún, creando enemigos invisibles de la nada y consumiéndote por tus propios miedos.

Habrá que ver cómo termina éste nuevo culebrón del que apenas hemos visto el inicio… y lo que queda por descubrir…

Vía | Chaos Computer Club
Foto | mixer

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos