Compartir
Publicidad
Publicidad

El proceso contra Julian Assange está en marcha

Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El fundador de Wikileaks se ha presentado ésta mañana ante el tribunal de Woolwich. La audiencia fijada hoy tenía como objetivo identificar los asuntos del caso y presentar los testigos de ambas partes. Después de éste primer encuentro sólo se sabe que el juez ha decidido mantener las fechas del 7 y 8 de febrero para la vista en la que se decidirá si Assange es extraditado a Suecia, país que lo reclama por delitos sexuales.

A la salida de los juzgados, Julian Assange ha declarado que está "contento" con el resultado de hoy y que ha pedido a la Corte que los argumentos de su defensa estén disponibles para la prensa, los cuales se se han colgado en la página web de sus abogados.

En ellos se alegan toda clase de defectos de forma y método de la orden de detención europea emitida contra Assange por un tribunal Sueco, junto con evidencias que desmontan un proceso repleto de irregularidades y de medias verdades.

"Mi Situación actual es Orwelliana, me encuentro vigilado constántemente" - Julian Assange

El Departamento de Justicia de EEUU ha comenzado la investigación en secreto contra Wikileaks, cuyos primeros avances han salido a la luz gracias a que Twitter ha hecho públicos los requerimientos de un gran jurado de Virginia, y también una diputada islandesa implicada: Brigitta Jonsdottir. Después de conocerse las solicitudes de información que la justicia estadounidense está poniendo en marcha empieza a verse cual será el procedimiento a seguir. El Departamento de Justicia ha actuado de manera similar en casos contra terroristas durante la administración Bush: no hacer pública la aprobación del proceso contra Assange hasta que la extradición sea posible.

La existencia del gran jurado en Alexandría (Virginia) ha hecho sospechar a los integrantes de Wikileaks que han reclamado a Google y a Facebook si habían recibido más órdenes judiciales.

Si el Gobierno de Irán intentara sacar esta información por la fuerza a periodistas o activistas extranjeros, veríamos que los grupos de derechos humanos dirían algo al respecto - Julian Assange

Y así ha sido, Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha denunciado hoy el acoso sufrido por Wikileaks, además de las presiones ejercidas por el Gobierno Estadounidense para que las empresas Paypal, Visa, MasterCard y Amazon dejaran de dar servicio a la organización periodista.

La Administración Obama sabe que Wikileaks ha desnudado todos sus intentos por aparentar un cambio en la política exterior americana, y quiere hacérselo pagar. Para lo cual va a utilizar todas las palancas y rendijas jurídicas que tiene a su alcance. La trampa está activada.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos