Compartir
Publicidad
Publicidad

Elecciones en Canadá: prohibido hablar de los resultados

Elecciones en Canadá: prohibido hablar de los resultados
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

En 1938 se aprobó una ley en Canadá que prohibía la transmisión prematura de resultados electorales de una punta del país a otra. Esto se hizo para evitar que la costa este, que votaba y realizaba el recuento mucho antes, pudiera condicionar de alguna forma las votaciones en la costa oeste. La ley se hizo especialmente para las transmisiones de radio.

En España se aplica una norma parecida, que impide publicar encuestas sobre intención de voto en los últimos 5 días de campaña electoral, lo que no impide que se publiquen en Andorra. La novedad aquí, es que se aplica desde hace tan sólo dos años.

Ahora, en 2011, la cobertura de los eventos en todo el mundo se realiza casi en directo y la mayoría de canadienses sigue la actualidad mediante las publicaciones en línea. Por tanto, la ley de 1938 se podría aplicar a cualquiera que publicara tanto resultados como opiniones de intención de voto tanto en facebook, como en twitter como en un blog personal, enfrentándose a multas de hasta 25.000 dólares canadienses o penas de hasta cinco años de prisión. Lo mismo aplicaría a los cientos de canales de televisión, tanto locales como nacionales, que no podrán anunciar resultados locales determinados.

Ya en las elecciones del año 2000, un blogger y programador de Vancouver publicó los resultados de la costa oriental. Le costó mil dólares en una multa, que recurrió ante el Tribunal Supremo. Tras siete años, se confirmó la sentencia por 5 votos a 4.

En un último intento por modificar la sección 329 de la ley electoral canadiense, un par de canales nacionales intentaron que la sección fuera considerada como inconstitucional, pero los jueces prefirieron no aceptar la petición ni empezar el proceso antes de las elecciones.

Finalmente, hoy 2 de Mayo se realizarán las elecciones generales y la sección 329 sigue vigente, por lo que seguirá siendo legal que los ciudadanos de una costa puedan llamar a amigos y familiares en la otra punta del país para comentarles cómo ha ido, pero seguirá siendo ilegal, un año más, comentarlo de forma ‘pública’. Otra vez vemos cómo la mayoría de las leyes y legisladores van bastante por detrás en lo que Internet representa. El siglo XXI no debería estar regido por leyes de la primera mitad del siglo XX, aunque muchos se empeñen en que sea así.

Vía | Montreal Gazzette
Imagen | Cindy Andrie

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos