Compartir
Publicidad
Publicidad

Google censura "Megaupload", "Rapidshare" y "BitTorrent" en el autocompletado de búsquedas

Google censura "Megaupload", "Rapidshare" y "BitTorrent" en el autocompletado de búsquedas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Google ya no muestra los resultados de páginas como BitTorrent, Rapidshare o Megaupload en el autocompletado de búsquedas. Después de las constantes presiones de los lobbies americanos –entre ellos la MPAA y la RIAA–, los de Mountain View han cedido y censuran palabras clave que lleven a webs de descargas.

En un inicio sólo pasaba en Estados Unidos y ahora también en España. Es un comienzo para expandir la política de filtros. Además, lo que Google olvida es que servicios como Megaupload no sólo aloja archivos protegidos por derechos de autor, sino también ficheros personales y datos que no tienen nada que ver con la propiedad intelectual. Por ejemplo, esta decisión perjudicará en gran medida a todos los grupos musicales noveles que quieran distribuir su música de forma gratuita para darse a conocer.

Una búsqueda rápida de ‘BitTorrent’ da como resultado distintos enlaces legítimos y útiles, incluyendo información de la compañía, nuestro software, nuestro protocolo open-source… De lo que Google no se da cuenta es que nuestra tecnología se usa con muchos propósitos que proveen de un valor significativo a la industria tecnológica, las compañías, los artistas y los consumidores. Simon Morris, Product Management de BitTorrent Inc.

La censura introducida por Google se centrará en palabras como “BitTorrent, “torrent”, “utorrent”, “Rapidshare” y “Megaupload”. A partir de hoy, esos términos dejarán de sugerirse en las búsquedas. Además, cualquier combinación que contenga “torrent” también desaparecerá. Con ello, Google se lleva por delante una gran cantidad de software libre abundante en programas p2p, como por ejemplo Ubuntu. En esta misma posición de han mostrado los altos ejecutivos de Rapidshare.

Algo que llama la atención del filtro es que se basa en la arbitrariedad. En este sentido, detecta clientes de torrent como uTorrent, pero pasa por alto otros como BitComet y Vuze. Tampoco se incluye el popular sitio de descargas The Pirate Bay. Por su parte, mientras se banea a Rapidshare o Megaupload, otros servicios iguales a éstos, como Hotfile o Mediafire, siguen apareciendo.

Lo más curioso del asunto es que una de las empresas que no serán censuradas en las búsquedas de Google tiene capital de Google. Es decir, los de Mountain View permitirán los resultados de Xunlei, el mayor cliente de torrents en China, porque tienen dinero invertido en él. Concretamente, en 2006 inyectaron cinco millones de dólares en Xunlei.

El nuevo filtro de Google es una muestra de debilidad, además de un ataque frontal a la neutralidad de la red. Visto que han cedido, los lobbies apretarán más que nunca para obtener sus deseos. Si lo han hecho una vez, ¿por qué no iban a repetirlo y expandir el modelo?

Vía | TorrentFreak
Foto | TorrentFreak

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos