Compartir
Publicidad
Publicidad

Google no es responsable de los contenidos insultantes de la Red

Google no es responsable de los contenidos insultantes de la Red
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

El Tribunal Supremo de Alemania ha dictaminado que los proveedores de blogs y el buscador Google no tienen ninguna responsabilidad por los posibles contenidos que pudiera albergar la Red. Sin embargo, si algún afectado lo solicita, deben examinarlos y eliminarlos si procede.

Según la sentencia, los proveedores no tienen que analizar si todos los contenidos que albergan son legales o no, a menos que exista una denuncia o una queja con fundamento. En ese caso sí podrían actuar contra esos contenidos.

Se ha determinado además, que los tribunales alemanes tienen competencias en esta materia aunque el proveedor se encuentre en otro país.

Pero esto no significa que cualquier queja vaya a desembocar en la eliminación de contenidos. Cuando una persona se vea afectada, deberá exponer al proveedor las razones por las que ese contenido podría haber violado la ley. Según indica la sentencia, esta información debe quedar "expresada de forma tan concreta" que "pueda ser confirmada sin un examen detallado y real", para que el proveedor la traslade al responsable del blog.

Si este último no responde en un plazo razonable, el contenido motivo de la objeción debe ser eliminado. No obstante, si el bloguero persiste en sus afirmaciones, el afectado debe tener la oportunidad de responder y demostrar que sus derechos han sido violados. De lograrlo, la entrada del blog debe ser eliminada, pero a falta de pruebas, el contenido no deberá ser borrado.

Este asunto vino a colación de una denuncia que interpuso una persona contra Google como proveedor de un blog sobre Mallorca, en el que se le acusaba de haber pagado facturas de un club de alterne con la tarjeta de crédito de su empresa, y donde además se le señalaba utilizando su nombre completo.

La sentencia exime de responsabilidad a los proveedores, algo positivo teniendo en cuenta que resulta más sencillo denunciar a estas empresas que a los usuarios que difaman (en ocasiones anónimos), con el fin de que sistemáticamente censuren contenidos. Sin esa presión, estas empresas no tendrían (en principio) motivos para censurar una información siempre y cuando el aludido no demuestre que ha salido perjudicado y lo demuestre.

Vía | El Mundo Foto | Flickr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos