Compartir
Publicidad
Publicidad

Google reconoce ahora que mete mano en sus algoritmos de búsqueda para preservar ciertos sitios

Google reconoce ahora que mete mano en sus algoritmos de búsqueda para preservar ciertos sitios
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Google siempre ha negado tener listas blancas (o negras) que utilice para modificar manualmente sus algoritmos de búsqueda y así preservar, privilegiar o asesinar sitios determinados. Este compromiso público fue uno de los principales argumentos de Google para defenderse de la acusación de monopolio de la Unión Europea. La abogada de Google, Julia Holtz, se lo dijo tan claro a los “europeos” que no hace falta traducción:

We don’t whitelist or blacklist

Pues no parece que fuese así. Matt Cutts, jefe del equipo de spam de Google, reconoció este jueves en una conferencia en Silicon Valley que Google utiliza “listas de excepciones” que impiden que sus algoritmos afecten a ciertos sitios.

“No existe una lista blanca global”, dijo Cutts, pero seguidamente explicó que para algunos algoritmos hacemos una excepción con sitios que consideramos injustamente relegados en la búsqueda de sus páginas. ¿Meten la mano para proteger sitios de sus propios algoritmos asesinos?. Pues claro. Así lo reconocía Google enviando un comunicado al propio medio en el que Danny Sullivan, moderador del panel en que Cutts “confesó”, puso en marcha el ventilador de la polémica.

Google reconoce que mete la mano (manipula) para hacer frente a problemas como el malware y la violación de derechos de autor. Ojo. También cuando consideran que una web de gran impacto es “injustamente relegada” o cuando sitios como essex.edu, por ejemplo, quedan atrapados por el filtro para adultos SafeSearch por contener la palabra “sexo”.

Este reconocimiento llega justo cuando una renovada ofensiva política de imponentes proporciones se prepara en EE.UU. y Europa contra Google por este asunto (o con este asunto como magnífica excusa).

“Google está abusando de su posición dominante en las búsquedas y afectando seriamente a la competencia”, repiten los unos y los otros a izquierda, derecha y centro. Le tienen ganas.

Pero pensar en lo que se prepara contra Google por parte de unos políticos que han demostrado sus escasos desvelos a la hora de interesarse por otras empresas que en mercados cerrados y sin verdadera competencia (oligopolios dependientes de la concesión, licencia y subvención) han abusado y abusan de los ciudadanos-consumidores en la misma proporción que se enriquecen sus directivos, gente ajena a la lógica empresarial y del mercado libre en la que Google navega, llama poderosamente la atención.

La competencia ha estado y está a un click de distancia. Google en esto tiene razón. Como la tienen los usuarios que desconfían de esta empresa privada y especialmente de su “nuevo buscador”, hoy probablemente mucho más.

El “cliente” sí que siempre tiene la razón. Hará bien en desconfiar. Especialmente de los políticos. Cuando desde la Italia del oligopolio berlusconiano cargan contra el monopolio de Google a mí me da la risa. Lo que hay que aguantar.

Imagen | imjustcreativeVía | State of Search

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos