Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Hay piratas en el Ministerio de Cultura francés?

¿Hay piratas en el Ministerio de Cultura francés?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En la lista de defensores de la censura de Internet en favor de los grandes estudios de Hollywood, seguimos para bingo, y hoy ya con noticias verídicas, aunque parezcan de chiste.

La lista ya no la pondremos, porque empieza a ser extensa y merece categoría propia, pero Francia ya tiene, o debería tener, dos de los baluartes de la defensa de las leyes-basura para controlar Internet en el punto de mira de las mismas.

Tras el Palacio del Elíseo, ahora resulta que el Ministerio de Cultura y Comunicación de La France también aloja un nido de malhechores que les roban el pan a los señores de Beverly Hills Boulevard.

Y lo hacen por todo lo alto. Gracias a YouHaveDownloaded.com se han detectado 250 IP asignadas al ministerio, desde las cuales se ha descargado, según la legislación francesa ilegalmente, contenido ilegal durante los dos últimos meses.

El abanico es bastante amplio. En tanto a películas, Solo en Casa Perdido en Nueva York, Capitán América, la saga Crepúsculo, Assassins 3, Media Noche en París o la trilogía de Jurassic Park.

Para series de televisión, True Blood, Padre de familia, Dexter (que repite tras la RIAA), The Big-Bang Theory, Covert Affairs, Psych o 90210 (la nueva, no la de los 90). En lo que se refiere a música, en el Ministerio gusta Justin Bieber, The Verve, Enrique Iglesias y David Guetta.

También se han descargado vídeo-juegos y programas de ordenador como Starcraft 2, Commandos, Call of Duty Modern Warfare 3, Assassins Creed, o el Photoshop Elements 10. Y los más picantes también se han bajado alguna que otra película japonesa para adultos (que por cierto copa el top-descargas del ministerio... pillines... )

Sea como sea, desde el Ministerio ya han entonado aquello de "No hemos sido nosotros, alguien ha usado nuestra conexión para descargarse esas cosas". Pero la ley Hadopi es clara: el acusado debe probar su inocencia, y además los usuarios son responsables de asegurar que nadie pueda acceder de forma no autorizada a su conexión a Internet, así que deberán seguir buscando excusas.

La cantinela del "Señor agente, esta IP no es mía" también la han usado en la RIAA, y demuestra lo que dicen los defensores de las redes p2p (y cualquier persona que conozca mínimamente cómo funciona Internet): el uso de una IP como base para probar la descarga de contenido ilegal es muy poco fiable. A parte, eso de "contenido ilegal" sigue siendo muy etéreo. ¿Existe de verdad el contenido ilegal? ¿Quién dice que es ilegal y en base a qué?

"El cazador cazado", #epicfail o cualquier otro refrán o hashtag empiezan a ser poco para describir estas situaciones en las que los propios impulsores de las leyes que restringen el uso y acceso a Internet son sorprendidos haciendo lo que todo el mundo hace: usar las redes de intercambio de ficheros.

Via | Nikopik

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos