Compartir
Publicidad
Publicidad

La odisea de El Cosmonauta o el poder de tener una comunidad comprometida detrás

Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque algunos reportajes señalan que es una coproducción entre dos viejas naciones (España y Rusia), El Cosmonauta es la película de 3757 productores y 502 inversores de la “nación red”. Cada uno de su pueblo… y de su madre, a la que, asegura el director, le gustará la película. Aunque todavía falta afrontar el último empujón del proceso de postproducción, El Cosmonauta, ya forma parte de la leyenda.

Una odisea que por tener ya tiene hasta un escriba de cine y red para contarla. El Cosmonauta, sí, ha roto moldes por el éxito de su innovadora estructura hiper-horizontal de producción, vía Crowdfunding cualquiera podía y puede convertirse en productor de la película con una pequeña aportación, por sus licencias abiertas de Creative Commons, por compartir todo el material rodado que estará disponible en Internet para obras derivadas…

Una película en cuya gestación y parto destaca un español, Nicolás Alcalá, director y guionista de El Cosmonauta, que ayer fue entrevistado en Blog de Cine. Una charla digital muy recomendable para los entusiastas del cine y del poder de la red:

... abrimos una campaña para conseguir el dinero en un mes, mediante inversiones de 100€ o más. En 72 horas habíamos conseguido 120.000€, batiendo todos los records mundiales de crowdfunding en una cantidad de tiempo tan pequeña. Al final hemos conseguido casi 300.000€ para la película mediante crowdfunding, convirtiéndonos en uno de los 2 o 3 proyectos más exitosos del mundo. Fue absolutamente increíble. Es el poder que da tener una comunidad comprometida detrás. Están ahí para lo bueno y para lo malo.

¿Os está costando encontrar la distribución adecuada para cuando llegue su estreno dado lo novedoso de vuestra apuesta?

Mucho. Y no porque no estén interesados o porque no vean que va a ser un éxito y a llenar las salas, sino por la presión que ejercen unos y otros, ya que ven peligrar su modelo de negocio actual. Si El Cosmonauta se estrena sin ventanas de exhibición, el mismo día en todas las plataformas, gratis en internet, etc, y resulta ser un éxito… muchas cosas pueden cambiar. Evidentemente, no a todo el mundo le interesa. Pero nuestro propósito firme no es enfrentarnos a la industria tradicional sino tender lazos e intentar buscar consensos para demostrar que hay otra manera de hacer las cosas, pero hacerlo con la participación de esa industria. Abrirles puertas, opciones, darles ideas y construir juntos. Siempre ha sido uno de nuestros objetivos principales: encontrar un camino para los dos, no paralelo. Poco a poco creemos que irán entrando en razón y al final, si la película es buena como creemos que va a ser, encontrará su lugar en las televisiones y los cines, pero a nuestra manera.

Más Información | Entrevista completa (Blog de Cine)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos